sábado 18  de  mayo 2024
MÚSICA

Festival de Eurovisión arranca con pop y protestas por la guerra en Gaza

La segunda semifinal de Eurovisión del jueves enfrentará a 37 naciones para decidir las 26 que competirán en la final en un contexto festivo y de protesta

MALMÖ.- La competencia en la 68ª edición del Festival de la Canción de Eurovisión comienza este martes -7 de mayo- en Suecia, en un momento en el que la guerra en Gaza ensombrece el espectáculo pop de lentejuelas.

Artistas que representan a países de toda Europa y más allá subirán al escenario en la primera de las dos semifinales en la ciudad sueca de Malmö. Esta y una segunda semifinal del jueves enfrentarán a 37 naciones para decidir a las 26 que competirán en la final del sábado en un contexto festivo y de protesta.

Entre los 15 artistas que actuaron el martes se encontraron el cantante y compositor croata Baby Lasagna, cuyo contagioso número electro Rim Tim Tagi Dim es el actual favorito para ganar, y el dúo ucraniano Alyona Alyona y Jerry Heil, que enarbolan la bandera de su nación golpeada por la guerra con el himno Teresa & Maria.

Otros favoritos de las casas de apuestas son el cantante suizo no binario Nemo, la cantante irlandesa de estilo gótico Bambie Thug, la estrella italiana de TikTok Angelina Mango y el holandés Joost Klein con la juguetona canción pop-rap Europapa.

Seguridad en Eurovisión

La seguridad es estricta en la ciudad sueca, que espera una afluencia de unos 100.000 fans de Eurovisión, junto con decenas de miles de manifestantes propalestinos. Israel participa en Eurovisión, y el jueves y el sábado están previstas manifestaciones contra la guerra entre Israel y Hamás, que ha dejado casi 35.000 palestinos muertos.

Festival de la Canción de Eurovisión en Malmo-AP.jpg
Policías observan desde un techo mientras la gente hace fila para el segundo ensayo general de la primera semifinal del Festival de la Canción de Eurovisión en Malmo, Suecia, el lunes 6 de mayo de 2024.

Policías observan desde un techo mientras la gente hace fila para el segundo ensayo general de la primera semifinal del Festival de la Canción de Eurovisión en Malmo, Suecia, el lunes 6 de mayo de 2024.

El gobierno israelí advirtió a sus ciudadanos de una preocupación tangible de que los israelíes pudieran ser blanco de ataques en Malmö durante la contienda.

Los organizadores indicaron a Israel que cambiara la letra de su canción participante, originalmente titulada October Rain en aparente referencia al ataque transfronterizo de Hamas el 7 de octubre que mató a unos 1.200 israelíes y desencadenó la guerra. La canción se llama ahora Hurricane y al cantante israelí Eden Golan se le permitió permanecer en el concurso.

Jean Philip De Tender, director general adjunto de la Unión Europea de Radiodifusión, organizadora de Eurovisión, dijo a Sky News que prohibir la participación de Israel habría sido una decisión política y, como tal, que no pueden tomar.

Policías de toda Suecia han sido reclutados para la semana de Eurovisión, junto con refuerzos de las vecinas Dinamarca y Noruega.

Amenaza terrorista es alta

El nivel oficial de amenaza terrorista de Suecia sigue siendo alto, el segundo peldaño más alto en una escala de cinco puntos, después de que una serie de profanaciones públicas del Corán el año pasado provocaran manifestaciones airadas en todos los países musulmanes y amenazas de grupos milicianos. Las profanaciones no estaban relacionadas con el evento musical.

El lema de Eurovisión es Unidos por la música, pero las divisiones nacionales y políticas a menudo nublan el concurso a pesar de los esfuerzos de los organizadores por mantener la política al margen.

Se prohíben banderas y carteles, excepto banderas nacionales de los países participantes y la bandera de la diversidad sexual. Eso significa que las banderas palestinas no estarán permitidas dentro de la sede del concurso en la Arena Malmö.

Los artistas han sentido presión política, y algunos dicen que han sido inundados con mensajes en las redes sociales instándolos a boicotear el evento.

“Me acusan, si no boicoteo Eurovisión, de ser cómplice del genocidio en Gaza”, dijo el concursante alemán, Isaak, en una entrevista publicada por la emisora ZDF. El artista expresó que no estaba de acuerdo. “Nos reunimos para hacer música, y cuando empecemos a excluir a la gente categóricamente, seremos cada vez menos. En algún momento ya no habrá un evento”.

Una persona que sabe cómo puede chocar la unidad de Eurovisión con la amarga realidad es la cantante Manizha Sangin, que representó a Rusia en el concurso en 2021. El país fue expulsado al año siguiente por su invasión a Ucrania.

Manizha, que actúa bajo su nombre de pila, se pronunció en contra de la guerra. Como resultado, sus actuaciones fueron canceladas en Rusia y su música prohibida en espacios públicos. La cantante permanece en Rusia, pero le ha resultado casi imposible trabajar.

“La gente tiene miedo de trabajar conmigo aquí por las consecuencias que podrían desencadenar después”, dijo.

A pesar de las dificultades, Manizha ha grabado un sencillo, Candlelight, que lanzará hoy como un mensaje de esperanza. “La música no puede detener la guerra”, dijo. "Pero lo que la música puede hacer es inspirar a la gente”.

Manizha cree que Rusia volverá algún día al redil de Eurovisión, pero no será pronto.

“Tal vez la próxima generación”, dijo. “Pero por ahora, las relaciones son demasiado complicadas. Y eso me entristece, ya sabes, porque por eso la gente no se escucha entre sí. Porque estamos separados los unos de los otros. Y la cosa es que la música debe unir”.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar