MIAMI.- Locales para beber, comer una tapa y escuchar buena música hay muchos pero ninguno cuenta con el encanto de un artista y su obra como La taberna del pintor. Y es que este lugar, enclavado en la galería de arte Agustín Gaínza, va más allá de lo que un lugar como este suele ofrecer.

“Me propuse recrear el espacio por otro adonde pueden venir a tomar un buen vino, comer una tapa o un pincho, mientras contemplan las pinturas o las cerámicas que cuelgan en las paredes”, comentó el pintor Gaínza, cuya obra figurativa, personalizada por la elegancia de los trazos y el cúmulo de memorias, ha sido una referencia en la Calle 8 durante los últimos 15 años.

El concepto de reinventar el local fue idea de Ester, la esposa y fiel compañera de labores del pintor, que lo mismo atiende al cliente que quiere comprar un cuadro que sirve una copa de vino, una tapa de chorizo y queso o prepara un pincho con jamón serrano y queso manchego.

“La idea de los pinchos viene de España y son muy fáciles de hacer. El secreto radica en los componentes que uses, cómo los acomodas sobre la rebanada de pan y procuras que los colores contrasten”, explicó Ester.

Y es que para Gaínza el contraste de los colores es muy importante. Como si de una pequeña pintura se tratase, el artista interviene y se asegura que el verde de la pequeña hoja de lechuga resalte debajo del trozo de pimentón rojo relleno de bacalao, que a su vez es sujetado con un palillo al pan y coronado con una aceituna.

El diseño de local se ha basado en mesas, taburetes altos y una barra de servicio que sirve a los amigos para conversar.

A todo esto, Gaínza y Ester agregan el factor música. “una veces instrumentales al piano, otras boleros, filin. Todo lo bueno que sirve para alegrar el alma”, resaltó Ester.

De hecho, hay veces que Gaínza, mientras el artista invitado interpreta una canción, agarra el pincel para visualizar la letra en una cartulina que convierte en una pequeña obra de arte.

“Otras veces pido a los comensales dibujar cualquier garabato en un papel y yo lo reinterpreto, desde mis perspectiva y estilo, para convertirlo en una pintura”, añadió.

Y luego subrayó: “La idea de la taberna está muy bien pero el pintor tiene que estar presente, vivo, creando, como si estuviera en un estudio y abriera las puertas al público”.

La taberna del pintor, 1652 SW 8 Street, Miami. Tel. 786 587 2059

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas