Te puede interesar

Proyecto conjunto del productor artístico y director de orquesta Jeffrey Eckstein y de la compañía Siempre Flamenco, radicada en Miami, ésta será la tercera celebración de Flamenco Sephardit, que debutó en 2014.

“Cada año tenemos un nuevo tema”, explicó Eckstein, productor ejecutivo y director del show, tras concluir un ensayo del elenco. “Algunas de las piezas son las mismas porque son favoritas del público, pero añadimos otras”, señaló.

En Flamenco Sephardit III se ha incorporado la participación de un bailaor, José Junco, que acompañará a la bailaora y profesora de flamenco Celia Fonta. Y por segunda vez, vuelve para dar un giro fuera de lo común a la interpretación una cantante de ópera, la mezzosoprano Audrey Babcock, destacada por sus interpretaciones de Carmen.

“Jeffrey vino a nosotros con la idea de trabajar con estos dos tipos de música”, recordó Celia, quien junto a su esposo, el guitarrista flamenco, cantaor y compositor Paco Fonta, son referentes de esa escena cultural del sur de la Florida, desde que llegaron aquí a mediados de los años 80.

Con el propósito de promover el arte y las tradiciones del flamenco, y demostrar que el flamenco evoluciona, los Fonta fundaron la compañía sin fines de lucro Siempre Flamenco en el 2002.

“El flamenco tiene influencias de muchas culturas, y una de esas culturas es la judía”, explicó Paco. “Por ejemplo, este año voy a cantar un tema que se llama La Peternera, que es flamenco pero que tiene raíces judías”, destacó.

La combinación perfecta

Eckstein, director de orquesta invitado de la Austin Symphony y el Ballet Austin, ha sido amante del flamenco, pero tras viajar a España en el 2008 y presenciar al guitarrista Vicente Amigo en concierto en Barcelona, ese amor se acrecentó.

Durante sus frecuentes viajes a Miami, para colaborar como director de orquesta invitado de la Miami Lyric Opera, visitó tablaos de la ciudad y fue dándole forma a la idea de combinar el flamenco con la música sefardita, hasta que llegó a los Fonta.

“Soy mucho de inventar nuevas formas, y me di a la tarea de buscar a un guitarrista flamenco y a un guitarrista clásico que estuvieran dispuestos a trabajar juntos y abiertos a inventar estilos”, manifestó Eckstein.

“Y ahí es cuando encontré a Paco, a Celia, y a Michel [González, el otro guitarrista del espectáculo]. A eso agregamos cantantes de ópera y la música sefardita”, prosiguió. “Hay otras personas que han hecho combinaciones de flamenco y música sefardita, pero creo que lo que estamos haciendo aquí, no lo ha hecho nadie”.

Eso lo reafirma uno de los vocalistas de la producción, el rabino Marc Philippe, cantor, músico, compositor, director de orquesta y líder espiritual de Templo Emanu-El.

Los vocalistas de Flamenco Sephardit III cantarán en ladino, la lengua religiosa de los sefardíes, piezas compuestas originalmente en ese idioma que han sido adaptadas a los ritmos flamencos, dándoles un carácter único que sorprenderá a quien esté acostumbrado al flamenco de siempre.

La riqueza está en las influencias

“Ambos tipos de música también tienen influencias musulmanas del norte de África”, destacó el rabino Marc Philippe, francés de padre español, que estudió en Europa y que antes de Flamenco Sephardit ya había cantado composiciones del repertorio ladino. “Los estilos flamenco y ladino se pueden mezclar fácilmente porque vienen de la misma raíz”.

Esa raíz se afincó en la Península Ibérica, especialmente en el sur de España y Portugal, donde los judíos habían vivido desde los tiempos romanos. Pero en 1492, los reyes católicos de España, Fernando e Isabel, ordenaron la expulsión de los judíos del país y de cualquier territorio español. Muchos tuvieron que exiliarse, mientras que otros se convirtieron al cristianismo, los llamados conversos, y algunos fingieron serlo pero mantuvieron sus raíces religiosas.

Con el fin de reconquistar y cristianizar a la España poblada por comunidades judías y musulmanas, se desató la Santa Inquisición. La música, idioma y cultura del pueblo sefardí se propagaron entonces fuera de la península para sobrevivir.

Esta música sobrevive hoy como símbolo de unión.

“Es tan asombroso poder decir que fusionamos dos culturas que en realidad son una y la misma”, sostuvo el rabino. “Simbólicamente, son lo más bello posible: el mensaje de que somos una sola familia. La familia humana”, resaltó.

Domingo 24 de enero, 7 p.m., Templo Emanu-El, 1701 Washington Ave., Miami Beach. Tel. 305 538 2503. Entradas $18 por adelantado, $25 día del espectáculo. Disponible online o en la taquilla. Consulte el portal FlamencoSephardit.com para obtener información adicional.

LEA TAMBIÉN: 

El triunfal regreso de “Norma” a la Florida Grand Ópera

 

 

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.81%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
13037 votos

Las Más Leídas