MIAMI.- El 19 de mayo de 2018 la monarquía británica celebraba el enlace matrimonial entre el príncipe Harry y la actriz estadounidense Meghan Markle. Unión que generó gran expectativa, ya que era la segunda vez que la familia real acogía a una persona norteamericana, pero la primera con un divorcio y descendencia afroamericana de por medio.

A la capilla San Jorge del Castillo de Windsor, donde ocurrió el enlace, asistieron más de 2.600 invitados: personal de la corona, 250 miembros del ejército británico, amistades de la pareja, entre ellos celebridades como Victoria Beckham y su esposo, Oprah Winfrey, Amal y George Clooney, Priyanka Chopra, entre otros.

Te puede interesar

El Arzobispo de Canterbury fue quien dirigió la ceremonia de los duques de Sussex.

Embed

Abandono de la monarquía

Pese al aire de modernidad que supuso el matrimonio entre el príncipe Harry -de 37 años- y Meghan -de 40-, la pareja ha sido protagonista de un hito en la historia de la corona: en enero de 2020, ambos comunicaron que abandonarían sus deberes reales y el 31 de marzo de ese mismo años Harry y Meghan se instalaron en California, Estados Unidos, entidad donde han criticado públicamente a la familia real al acusar a algunos miembros de racistas.

En una entrevista con Oprah Winfrey para CBS News, ambos revelaron detalles de la monarquía.

Meghan dijo que su aislamiento e infelicidad en la familia real se tornaron tan graves que simplemente ya no quería vivir más. “Era un pensamiento constante, muy claro, real y aterrador”, dijo la actriz en dicha entrevista.

Agregó que pidió ayuda al departamento de recursos humanos del palacio, pero que no la recibió.

“Recurrí a la institución y dije que necesitaba ir a algún lado para recibir ayuda. Dije que nunca me había sentido así y que necesitaba ir a algún lado”, recordó. “Me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución”.

Harry, por su parte, declaró que a lo largo de su relación con Meghan, se dio cuenta de que él y su familia estaban atrapados en un sistema opresor.

“Estaba atrapado pero no sabía que estaba atrapado”, acotó. “Mi padre y mi hermano, ellos están atrapados. No pueden salir”, añadió.

Embed

Reencuentro con la reina

El pasado 14 de abril fue otra fecha clave para la monarquía británica: Harry y Meghan visitaron a la reina Isabel II de camino a los Países Bajos, donde acudieron para asistir a los Juegos Invictus, organizados por el duque de Sussex para soldados heridos o discapacitados.

Varios medios británicos indicaron que el encuentro fue en el castillo de Windsor, a unos 40 km de Londres. La visita ocurrió a pocos días del cumpleaños 96 de la soberana, quien el próximo junio celebrará su jubileo de platino para conmemorar los 70 años de reinado.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.05%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.29%
18711 votos

Las Más Leídas