MIAMI.- WILMA HERNÁNDEZ
whernandez@diariolasamericas.com
@whernan

Luego de atormentar la vida del personaje de Kate del Castillo en La Reina del Sur, Humberto Zurita regresa a las historias de narcos, esta vez en la piel de Benedicto García, conocido como El Centauro.

En la telenovela La querida del centauro, que Telemundo transmite en el espacio de las 10 p.m., Zurita encarna a uno de los más poderoso narcotraficantes de México, que mientras se encuentra en cautiverio toma como amante a una de las reclusas, y continúa mostrando su poder desde la cárcel.

Te puede interesar

El actor asegura que quiso dar vida a este personaje, porque el guion le permitió encontrar matices nuevos.

“El libreto en sí marca muchas posibilidades diferentes a lo que había hecho antes.  Tiene muchas vueltas de tuercas, o sea sorpresas para el público. Van a pensar que va hacia un lugar y de pronto se desvía”, expresó Zurita a DIARIO LAS AMÉRICAS.

También intentó mostrar el lado humano del antagonista, rol que el actor mexicano ha interpretado estelarmente en otras producciones como Ladrón de corazones (2003) y Los plateados (2005).

“Estoy contento de poder interpretarlo. Trato que sea de carne y hueso. Que no solamente sea el malo de la historia, sino que actúe según sus circunstancias, que por diferentes razones cayó en esto”, expresó.

“Y trato de jugar con él y divertirme haciendo al Centauro, porque me tiene mucha acción. Hay pasión, mucho poder, tiene muchos elementos para interpretarlo”, agregó.

Además cuenta con las herramientas actorales necesarias: su voz, su cuerpo y su manera de ser que utiliza para dar vida a su personaje.

“Me baso mucho en la literatura, no invento antes de tiempo. Leo lo que se dice de él en la historia y trato de interpretar lo que el escritor plasmó ahí, y luego de la mano del director voy construyendo mi personaje, tratando de armarlo con las posibilidades que tengo”, indicó.

Sobre el triángulo amoroso de la trama, que protagoniza junto a Ludwika Paleta y Michel Brown, afirmó que las historias no pueden desprenderse del romance, porque de esa manera se cautiva al público femenino.

Por un lado, la acción de las narconovelas acapara la atención masculina, mientras que las escenas románticas, incluso el ejercicio del poder, atrapa a las mujeres.

“Creo que se están buscando estas fórmulas para cautivar y aumentar cada vez más la audiencia en la televisión”, apuntó.

La química entre los protagonista trasborda la pantalla chica.

“Michel es un tipazo, y a Ludwika la conozco desde niña, porque los dos trabajábamos para la misma empresa

Mientras El Centauro se roba las noches en los hogares estadounidenses, Zurita se encuentra ahora en Colombia filmando una película de misterio. Y estará en la tierra de la cumbia por dos meses y medios, antes de regresar al país azteca para dirigir teatro en un proyecto familiar, en el que participarán sus hijos Sebastián y Emiliano y su esposa Christian Bach.

El actor, que cuenta con un arsenal de interpretaciones en la televisión, cine y el teatro, dio vida a su personaje más complejo en las tablas.

Se trata de su papel en la obra Madame Butterfly de David Henry Hwang. Basada en hechos reales, la puesta en escena cuenta la historia de una personalidad de la ópera de Pekín, que además de vestirse como mujer, también era un espía que tuvo un amorío con un cónsul francés, a quien le extraía información.

“Es el personaje que más trabajo me ha costado. Me cambiaba 18 veces. Tenía que convertirme en una mujer oriental. Tenía mucha complejidad”.

Sobre su matrimonio de casi tres décadas, asegura que la clave ha sido el respeto, como debe ser en cualquier relación humana.

“Los amantes beben del mismo vino, pero en diferentes copas, y crecen como el las columnas de un templo, firmes pero separadas”, expresó aludiendo a uno de sus poemas favoritos, que le recuerda las bases de una buena relación.

También considera importante que cada uno pueda alcanzar sus propios objetivos, como ha sido el caso de la pareja durante 28 años, tanto en el escenario como en los proyectos que emprenden juntos. Y por supuesto, han mantenido vivos los pilares del amor, el cariño y la familia. 

LEA TAMBIÉN:

 

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas