LOS ANGELES.- Poco antes de su cumpleaños, el veterano Kirk Douglas acudía acompañado de su familia a una gala en Los Angeles. Su nuera, Catherine Zeta-Jones, colgó a mediados de noviembre en Instagram algunas instantáneas del encanecido héroe de "Espartaco", comentando lo "hermoso" que era pasar una tarde tan importante en familia.

La gala rendía tributo al compromiso benéfico de los Douglas, que llevan décadas realizando donaciones para ayudar a las personas sin hogar de la ciudad. Junto a Douglas, que mañana cumplirá nada menos que 101 años, también estaba su casi centenaria mujer Anne, con la que lleva casado desde 1954.

El patriarca familiar hace tiempo que decidió frenar un poco el ritmo y cada vez resulta más difícil verlo en actos públicos. El año pasado, la familia había celebrado el redondo cumpleaños de Douglas con una fiesta en Beverly Hills a la que acudieron, entre otros, grandes nombres de Hollywood como Steven Spielberg, el productor Arthur Cohn o el cineasta Jeff Kanew, a cuyas órdenes trabajó junto a Burt Lancaster en la comedia "Tough Guys".

Su nieto, Dylan Douglas, colgó después un video en Instagram en el que podía verse a su famoso abuelo bailando y moviéndose de un lado a otro enfundado en ropa deportiva. "Juro que no está loco", escribió el joven Duglas junto a una cariñosa felicitación de cumpleaños.

Embed

Happy 100th Pappy love you with all my heart❤️ (I swear he's not crazy)

A post shared by Dylan Douglas (@dy1and) on

Sin embargo, pese a esa vitalidad el ya centenario Douglas sigue resintiéndose del derrame cerebral que sufrió en 1996. Tras ello, pasó por una difícil recuperación que le obligó, entre otros, a volver a aprender a hablar, como relató en 2002 en su octavo libro, "My Stroke of Luck". Este año salió a la venta su duodécima publicación, basada en las cartas de amor que escribió a su mujer, Anne.

A la hora de escribir, Kirk Douglas no se muerde la lengua. En su blog en el diario "The Huffington Post", este liberal actor con su característico hoyuelo en la barbilla advirtió a mediados de septiembre de las consecuencias que tendría para el país una eventual victoria de Donald Trump. En su artículo citaba uno de los discursos de campaña del entonces candidato republicano contra la población inmigrante.

"Estos no son los valores americanos que luchamos por proteger durante la Segunda Guerra Mundial", afirmó Douglas. Según la estrella de Hollywood, jamás había sentido tanto pánico ante un candidato a la Casa Blanca. Él mismo tenía 16 años cuando en la Alemania de 1933 llegó al poder un hombre al que antes nadie había mencionado.

"Lo consideraron un payaso que jamás podría engañar a un pueblo culto y civilizado con sus discursos nacionalistas y llenos de odio", añadió este hijo de inmigrantes ruso-judíos. Douglas sostenía que siempre se había sentido orgulloso de ser estadounidense y, en el tiempo que aún le queda por vivir, rezaría para que esto no cambie.

El veterano actor no tuvo unos comienzos fáciles. Nacido como Issur Danielovich Demsky, se crió junto a seis hermanas en un barrio humilde de la ciudad industrial de Ámsterdam, en el estado de Nueva York. Empezó con trabajos de portero y luchador en mercados, con los que financiaba sus estudios para poder entrar lo antes posible en una academia de interpretación.

Tras la guerra, tuvo suerte. Su ex compañera de clase Lauren Bacall, quien ya había conseguido pequeños papeles para Douglas en Broadway, lo recomendó a sus jefes en Hollywood. Y así fue como debutó en la piel del marido alcohólico de Barbara Stanwyck en 1946 con "El extraño amor de Martha Ivers". Fue tan convincente que pronto siguieron nuevos papeles protagonistas, como en "El zoo de cristal" o "Camino de la horca".

En total, Douglas ha participado en más de 80 películas, a menudo a las órdenes de grandes directores como Billy Wilder, Howard Hawks, Otto Preminger y Elia Kazan. Sólo junto a su amigo y compañero Burt Lancaster compartió cartel en siete ocasiones, empezando por el drama "Al volver a la vida" hasta la irónica comedia "Tough Guys".

En sus películas, Douglas mostró una predilección por los papeles de villano o de héroe sucio y atrevido. En tres ocasiones fue nominado al Oscar: por su papel de ambicioso boxeador en "Champion", como poderoso productor sin escrúpulos en "The Bad and the Beautiful" y por su emotivo retrato del pintor Van Gogh en "Lust for Life". Finalmente, en 1966 la Academia le entregó el Oscar honorífico.

Al igual que muchos de sus héroes, Douglas nunca se amedrentó ante la presión de arriba, hasta que finalmente se convirtió en su propio jefe creando su propia productora. La bautizó con el nombre de su madre, de origen ucraniano, Bryna. Para la superproducción "Espartaco", dirigida por Stanley Kubrick, contrató a Douglas Dalton Trumbo como guionista, aunque éste figuraba en la lista negra de artistas comunistas. Para él se reservó el papel del legendario líder de esclavos en esta carísima epopeya histórica.

Junto a su hijo Michael, ganador de dos Oscar por "Wall Street" y "Alguien voló sobre el nido del cuco" ("Sin Salida"), Douglas compartió rodaje por primera vez en la comedia autobiográfica "It Runs in the Family" (2003). Su difícil relación de antaño -Michel a la sombra de su famoso padre- había mejorado tiempo atrás y en el filme también participó su ex mujer Diana Douglas (1923-2015). La pareja se separó cuando Joel y Michael aún eran niños y Douglas tuvo más tarde otros dos hijos con Anne. El menor, Eric Douglas, falleció en 2004 por sobredosis de alcohol y medicamentos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que Estados Unidos es un lugar más seguro luego del 11 de septiembre de 2001?

No
No lo sé
ver resultados

Las Más Leídas