MIAMI.- Ana Quincoces, la chef, autora y empresaria al frente de Skinny Latina® y de ZipEazeTM ha logrado cada éxito a fuerza de constancia y creatividad. Su amor por el arte culinario le hizo dejar una carrera de 20 años como abogada para entrar a una cocina y realizar ese acto mágico, de alquimia, que tantos escritores han usado para hablar del amor, de la familia, de la vida.

Además de la belleza, le acompañan la sencillez, la alegría y una fuerza de emprendimiento que en parte se debe al impulso que le dan sus hijas para seguir adelante con sus sueños. Está convencida de que, tanto en la cocina como en la vida, hay que arriesgarse, y que los obstáculos o las caídas ayudan a reinventarse con más fuerza.

Te puede interesar

Quincoces, listada entre los 20 chefs más ricos del mundo por la revista Cocínate el mundo, nombrada “la chef más sexy” de Miami, premiada por Hispanicize con el Tecla Award 2018 como Best Food Content Creator, se dio a conocer como parte del elenco del reality Real Housewives of Miami, temporadas 2 y 3, y con la publicación de su libro Cuban Chicks Can Cook (Las chicas cubanas saben cocinar), en 2007. Ha publicado además los libros Sabor: A Passion For Cuban Cuisine y Versailles Restaurant Cookbook.

Sus padres llegaron a Estados Unidos en 1962, y aunque Quincoces nació aquí, no faltaron en su casa las raíces cubanas, la nostalgia de su madre por aquella Cuba antes de 1959 y una lista de recetas caseras que eran parte del imaginario familiar.

“Siempre me he sentido muy cubana. Siempre digo que soy cubana cuando me preguntan de dónde soy, ni se me ocurre decir americana. No es que no esté orgullosa de haber nacido en este país, porque claro que lo estoy; mis padres siempre agradecieron mucho la oportunidad que les dio este país, pero hay algo de nuestras raíces que para nosotros es de mucho orgullo. Y eso es ser cubana, algo que les he inculcado a mis hijas. En honor a mi familia, a mis padres y todo lo que pasaron , me parece que es importante mantener eso”, contó la chef a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Su amor por la cocina llegó cuando era una niña y veía a su madre en las labores domésticas, siempre con sus tacones, algo que Ana recuerda con su frase “cooking in stilettos”. Y justamente su línea de productos Skinny Latina® demuestra que para disfrutar de la comida no es necesario perder ni el estilo ni la línea.

“Cuando mis hijas eran un poco más grandes yo estaba buscando para ellas un libro como el de Nitza Villapol que me había regalado mi mamá. Pero los libros eran de comida estilo fusión, una mezcla de diferentes cosas. Entonces decidí en el 2005 escribir el libro Cuban Chicks Can Cook. Lo hice más bien para ellas, para hablar de lo que fue criarme como cubanoamericana de primera generación. Poco a poco se me presentaron oportunidades para trabajar en ese mundo y me pude reinventar”, confesó Quincoces.

Alcanzar el éxito no ha sido un camino de rosas. Según dijo Quincoces, las caídas y los errores le han enseñado no solo a ser mejor cada día, sino a ganar fortaleza.

“No nos podemos dar por vencidas, hay que buscar algo que nos guste y reconocer que uno aprende más de sus fracasos que de sus éxitos. Me alegro de todas las veces que tropecé, que me caí y volví a levantar. Hoy en día sigo haciendo lo que quiero. Eso sí, tiene que ser algo que te guste, algo que te levantes por la mañana y digas: ‘ay, qué rico, hoy otra vez’. También es importante tener el apoyo de personas que creen en uno. Mis hijas me dicen: ‘eres nuestro ejemplo a seguir, nos inspiras’ y eso ayuda mucho”, enfatizó.

Sobre los proyectos que tiene entre manos, la indetenible empresaria comentó que prepara un cuarto libro inspirado en comidas de distintas culturas latinas, “pero un poco más saludables, para no engordar tanto y poder comer lo que nos guste, así sea de la cocina mexicana, argentina, ecuatoriana, colombiana, cubana, de todo un poco, pero skinny”.

La exitosa chef estará el sábado 2 de marzo y domingo 3 en Cork & Fork, como parte de Carnaval On The Mile, la antesala del Carnaval de Miami, que organizan los Kiwanis de la Pequeña Habana.

“Vamos a compartir nuestra pasión por la comida, con demostraciones para que la gente pruebe lo que hacemos”, añadió Quincoces sobre el evento en el que participará junto a otros chefs y en el que también presentará su línea de productos.

Además, aseguró que siempre le tiene que agregar sabor latino a sus creaciones.

“Yo no puedo hacer nada sin ese toque latino. Aunque no quiera, siempre se lo pongo; aunque sea un pavo de Thanksgiving, el mío sabe a lechón”.

Pollo al limón Skinny Latina

Skinny Latina Lemon.jpg
<p>Pollo al limón Skinny Latina.</p><p></p>

Pollo al limón Skinny Latina.

- 4 pechugas de pollo deshuesadas (con o sin piel)

- 1/4 taza de Skinny Latina Million Dollar Marinade

- 2 cucharadita de mantequilla o aceite de oliva

- 1/2 limón en rodajas

- 1 cucharadita de mostaza granulada o Dijon

- 1/4 taza de crema espesa

- sal y pimienta al gusto

- (opcional) perejil y alcaparras de hoja plana

En una sartén a fuego medio alto, caliente la mantequilla hasta que se derrita y dore ligeramente. Sazone el pollo con sal y pimienta. Selle las pechugas de pollo durante 3 a 4 minutos por lado dependiendo del grosor (machaque las pechugas para una cocción más rápida). Retire el pollo de la sartén y póngalo a un lado. Agregue la Skinny Latina a la sartén y reduzca el fuego. Revuelva hasta que la Skinny Latina se reduzca y se espese un poco, alrededor de 4 minutos. Añada la mostaza y la crema y remueva bien. Agregue los ingredientes restantes incluyendo el pollo y revuelva para cubrir bien. Si no está a una dieta restrictiva de carbohidratos, este plato es delicioso con arroz jazmín o basmati, el orzo o los fideos de huevo. Si está eliminando carbohidratos, pruebe con espinacas salteadas o espagueti.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas