MIAMI.-Con el propósito de recaudar fondos para continuar realizando la noble labor de ofrecer tratamientos a niños con cáncer y asistir a sus familias, el hospital infantil St. Jude celebrará su gala anual en el Hotel Intercontinental, en Downtown Miami, el sábado 18 de mayo, a las 7 p.m.

Durante la velada, será homenajeada la periodista María Celeste Arrarás por su labor periodística en relación a la causa que defiende esta institución benéfica. Además, la filántropa Tracy Wilson será reconocida por su dedicación y entrega a la comunidad.

Te puede interesar

El cantante Luis Enrique actuará en la gala, que será conducida por Pamela Silva Conde.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la galardonada periodista, oriunda de Puerto Rico, a quien la revista Newsweek nombrara entre las 20 mujeres más poderosas.

¿Qué significa este reconocimiento por parte del Hospital St. Jude?

Para mí es muy emotivo recibir este reconocimiento por parte de esta gran organización. En realidad, ellos son quienes merecen todos los reconocimientos del mundo.

¿Qué te motiva a realizar esta labor altruista?

Hace tiempo descubrí que dar a otros provoca una satisfacción que no tiene precio. Te ayuda a encontrar tu lugar en el mundo y te conecta con el Universo. Y algo curioso sucede cuando donas tu tiempo o tu dinero para una causa meritoria con total entrega. El Universo te lo devuelve triplicado. Yo bromeo con mis amigas cuando juntas hacemos algo voluntario y les digo: “Apunten la fecha que por ahí vienen para nosotras muchas cosas buenas bien pronto.” Y así sucede cuando uno lo hace sin esperar nada a cambio.

¿En qué consiste tu labor a favor de los niños del St. Jude?

Siempre he creído en la causa de St. Jude y he apoyado desde la televisión con reportajes y cobertura sobre su gran labor. Y eso es importante, porque diseminar el trabajo del hospital es crucial para que quienes lo necesiten sepan de su existencia y de los recursos que ofrece. Muchos televidentes hispanos no conocerían la labor del St. Jude si no fuera por esos videos que hemos presentado en la pantalla. Eso también ayuda a que los donadores vean que están realmente ayudando y se incentiven a aportar más. Sin todo eso, no habría crecimiento.

De los casos que has vistos, ¿cuál te ha conmovido más y por qué?

Me conmovió mucho el de una jovencita de 17 años que lleva un tiempo en St. Jude y que siempre sonríe. Ella es tan positiva que nos enseña la importancia de siempre mantener el optimismo. Escuchándola hablar de sus planes futuros con tanta determinación y convicción, a pesar de estar enfermita, te da una perspectiva muy importante. Y su sueño es ir al prom (fiesta de graduación) Mi hija precisamente estaba escogiendo su vestido para el prom cuando la conocí, entonces eso me hizo reflexionar mucho.

¿Cómo haces para compartir tu tiempo entre los compromisos de trabajo, la familia y las obras sociales?

Me gusta estar ocupada, porque eso me hace sentir viva y dinámica. Siempre digo que habrá tiempo de sobra para estar calmada, contemplando el pasar del tiempo. Pero mientras tenga tanta pasión y energía, quiero disfrutar de las cosas que son mi razón de ser: el trabajo que amo, a mi hijos, que son mi vida, y tener causas sociales que me den un propósito. Así que tengo una agenda que llevo al pie de la letra y una asistente muy organizada que me ayudan a cumplir con todo.

¿Continúas sintiendo la misma pasión por el periodismo que al inicio de tu carrera?

Continúa siendo idéntica al primer día, porque cuando encuentras tu pasión es algo que te acompaña a través de la vida. Y es como un gran amor del cual te enamoras cada mañana. La maravilla del periodismo es que tienes asiento de primera fila en la historia, la vives y luego la cuentas. Y no hay dos días iguales, porque las noticias cambian cada día y son impredecibles. Entonces no hay rutina, solo expectativa y emoción.

¿Harías algo diferente si pudieras volver a empezar?

Cuando me hacían esta pregunta antes, decía que no, que no cambiaría nada, porque ciertamente somos producto de nuestras decisiones previas y me siento a gusto con quien soy. Pero, hoy en día, pienso que si cambiaría muchas cosas pequeñas para no herir a personas qué tal vez herí. Claro, sabiendo hoy todo lo que sé, es fácil decir con cuáles decisiones me quedo y con cuáles no. La vida no nos da esa sabiduría cuando tenemos ese camino abierto con posibilidades infinitas. Y en parte ese es el encanto de la vida: el no saber con exactitud adonde nos lleva esa decisión, “en el camino de los senderos que se bifurcan”, como decía Borges.

El periodismo es una profesión en constante evolución, ¿qué consejo darías hoy a un estudiante de periodismo?

Primero le abriría los ojos hacia los retos que le esperan. Hay tantas personas estudiando esta carrera y tan pocas posiciones de empleo disponibles, que es un camino cuesta arriba. Además, con la cantaleta de que los periodistas sólo dicen “fake news” se le ha hecho mucho daño, injustamente, a nuestra profesión. Es un momento muy difícil en la industria, pero los periodistas somos una pieza clave en la democracia. Es vital que exista un factor catalizador que denuncie y neutralice a los corruptos, a las injusticias. Y eso es lo que hacemos los miembros de la prensa. Por eso también le diría que no se rinda y que vaya tras esa pasión. Esas pocas vacantes de empleo se las van a llevar aquellos que le pongan el corazón, como lo he hecho yo.

Para donar a la causa del Hospital St. Jude, acceda al portal stjude.org.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas