MIAMI.- Tras dedicar su último concierto a la música española, la Florida Chamber Orchestra regresa al escenario del Miami-Dade County Auditorium el domingo 15 de abril, a las 5 p.m., para repasar los temas que han formado parte de la banda sonora de joyas del cine.

Bajo la dirección de Marlene Urbay, la Orquesta de Cámara de la Florida, rinde tributo esta vez a la música que ha sido creada para servir de telón de fondo de las historias de amor contadas en la gran pantalla.

Con Music in the Movies, Urbay quiso, precisamente, rendir tributo a ese sentimiento que, al igual que la buena música, transciende en el tiempo.

“Detrás de la música del cine siempre han existido grandes compositores que han hecho grandes temas. Es un homenaje a esos temas de amor que se mantienen vigentes”, expresó Urbay a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Aunque la selección fue difícil por el amplio repertorio de dónde escoger, la directora de orquesta se decidió por la calidad musical. Entre los temas elegidos está el de la clásica Casablanca, que este año celebra su 75 aniversario.

“Fue difícil escoger, porque hay muchos temas bonitos de películas, pero más que por la película, escogimos por el tema musical. Por ejemplo, el de Casablanca que cumple 75 años, o el de Romeo y Julieta”, adelantó.

Además, mientras la orquesta ejecuta las piezas, se proyectarán imágenes de los filmes que dieron origen a esas composiciones.

Por otro lado, Pepe Forte aportará sus conocimientos del séptimo arte. El presentador del programa El ático de Pepe (Univision Radio) tendrá la tarea de comentar sobre el show.

“Pepe es una persona muy culta y es gran conocedor del cine. Hará comentarios sobre las películas y los compositores. Contará anécdotas y cosas interesantes que no se saben de las películas, para agregar algo más interesante al espectáculo”, dijo.

La directora, quien hace más de dos décadas fundó la orquesta junto a su padre, el maestro José Ramón Urbay, destacó los malabares que realiza para llevar esta entidad cultural hacia adelante, una tarea que requiere mucho más que dirigir a los músicos.

“Una orquesta de 22 años es aún un bebé. Ahora tenemos una estructura administrativa un poco más sólida. Como directora musical, me ocupo de escoger el repertorio, pero también hay que atender la publicidad y recaudar fondos. Son muchos aspectos que están atados a una orquesta, no es solamente llegar y hacer el concierto, es la imagen de la orquesta, escoger los músicos, los solistas, es un montaje bien grande”, señaló.

“Siempre tratamos de hacer algo mejor, pero siempre hay mucho más a dónde llegar. Y espero que la Florida Chamber Orchestra quede para muchos años y vengan muchos otros directores detrás de mí que sigan trabajando”, añadió.

Pero su esfuerzo le ha dejado frutos, porque la orquesta ha desempeñado un papel fundamental en la escena cultural de Miami y, de cierta manera, ha contribuido a que esta ciudad cosmopolita adquiera personalidad propia.

“La orquesta ha encontrado su lugar al tocar la música de todos los países que están representados en esta ciudad tan multicultural”, manifestó.

“Cuando fundé la orquesta hace 22 años, existían solo 2 orquestas en Miami. Y a lo largo de los años la ciudad se ha desarrollado muchísimo y, por supuesto, también culturalmente. Hoy existen más compañías de ópera, de teatro, pequeñas y grandes. Y eso es lo que hace que una ciudad empiece a mostrar una personalidad y a poder suplir todos los intereses de una comunidad multicultural como la nuestra”, agregó.

Precisamente, el rol de la orquesta es fomentar el gusto por la buena música, algo que la Florida Chamber Orchestra ha logrado evocando el trabajo de los compositores clásicos y, a la vez, reconociendo la presencia latina en la comunidad.

“Nosotros tocamos música clásica, pero he tratado de encaminar la orquesta no solo hacia el estilo clásico, sino hacia la representación de la música latinoamericana y la iberoamericana, que también necesita ser escuchada”, expresó.

“Por eso ofrecemos conciertos de música española, brasilera, argentina, destacando el género que caracteriza a cada país. Y también recordando a los diferentes compositores clásicos de la música latinoamericana, que han dejado su sello tomando lo mejor de la música tradicional de sus países y la han convertido en música clásica. Y ese es el legado que han dejado al mundo. Ese es el papel que siempre he tratado que la orquesta desempeñe,” agregó.

También compartió un gran anhelo: que la orquesta consiga más patrocinio para poder ofrecer por lo menos dos conciertos cada mes y, de esa manera, disfrutar su labor de directora más a menudo.

“Me gustaría que fueran 12 o mínimo 10 conciertos, en vez de cinco, por cada temporada que corre de octubre a agosto. Pero todavía no llegamos ahí y estamos buscando a quienes nos puedan ayudar a lograrlo”, manifestó.

Sobre ese momento mágico en el que con su batuta logra dirigir a 27 músicos en escena, comentó:

“Disfruto mucho el trabajo, que consiste en escoger el repertorio, encontrar mis conceptos dentro de la música que estoy preparando y después trasmitirlos a los profesionales que tengo delante, quienes también tienen sus propios conceptos. Es un mundo maravilloso ir captando el espíritu de esos músicos y lo mejor que tiene cada uno de ellos. Eso no es trabajo, es fantástico”.

Urbay, quien también dirige la banda de jazz de la escuela católica Belen Jesuit, llevó recientemente a sus estudiantes a competir en el Festival de Música de Chicago, competencia en la que fueron merecedores del primer premio de jazz.

“Es algo importante que les da entusiasmo, los nutre y les da otro sentido, porque ven el fruto de todo el esfuerzo realizado”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas