viernes 10  de  mayo 2024
ESCENA

"Las cenizas de mamá", una obra para abrazar a las madres en su mes

Ante la 2da temporada de "Las Cenizas de mamá", DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la directora Carolina Laursen y las actrices Nuria Ferrer y Queca Gordillo

Por ROXIMAR TOVAR

MIAMI.- A cuatro días para celebrar el Día de las Madres, diversas son las opciones que ofrece la ciudad para compartir con este ser querido entre familia. Tal es el caso de una pieza teatral que regresa a Miami para estrenar a partir de este viernes -10 de mayo- su segunda temporada; se trata de Las cenizas de mamá, una obra dirigida por Carolina Laursen, que estará durante todo el mes de mayo en el Tower Theater, de la Calle Ocho.

Con esta propuesta, la autora española Nuria Ferrer Muñoz-Seca presenta una tragicomedia en la que el espectador pasa por la risa, el llanto, la ternura o la sorpresa, a través de temas actuales como la tecnología, las redes sociales, la identidad de género y el feminismo, que -al final- todos desembocan en un argumento principal: destacar la importancia de la figura de la madre en todos los aspectos de la vida.

Ante el estreno de la segunda temporada, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la directora Carolina Laursen y las actrices Nuria Ferrer y Queca Gordillo, quienes también fungen de escritora y productora, respectivamente.

Ante el éxito que supuso el estreno en 2023, al registrar solds outs (agotados) ¿qué expectativas tienen con esta segunda temporada?

Queca Gordillo: La verdad es que nos hace mucha ilusión esta segunda temporada porque en la primera estuvimos en otro teatro.

Por primera vez nos vamos a presentar en el Tower Theater y nos encanta esta zona. Creemos que por la temática de la obra, por los toques de comedia que tiene y por el tipo de público que viene a este espacio, tenemos unas expectativas altas. Consideramos que va a gustar mucho y que nos va a ir muy bien.

¿Hay novedades en esta entrega?

Carolina Laursen: En la primera temporada estuvimos en el Koubek Center y ahora cambiamos al Tower Theater, que tiene dos salas: una más grande y una más pequeña, nosotras estamos en la pequeña. La realidad es que esta sala tiene muchos recursos; entonces, vamos a tener algunos efectos especiales que no estaban en la primera temporada.

En cuanto a la puesta en escena, cambiamos un poquito el final porque con la primera temporada tuvimos el privilegio de recibir el feedback (comentario) del público y con esta experiencia nos planteamos: '¿qué podemos mejorar?', por lo que le dimos como una vuelta al final, agregamos efectos especiales y nos venimos arriba con todo esto.

Para la escritora, ¿cómo describes el proceso de trabajo con el resto del equipo al tener la oportunidad de actuar?

Nuria Ferrer: Yo estoy encantada que PAFF (Primer Acto Florida Foundation), que es la Non-Profit del sur de la Florida que tenemos, siempre confíe en mis textos; lo hicieron con la obra La que se va a armar y ahora lo hacen con Las cenizas de mamá.

(Con respecto al trabajo con el equipo) los actores, tanto Ignacio Isusi como Queca Gordillo, y yo -que también me subo al escenario-, y la directora Carolina Laursen, que magistralmente agarra el texto y hace magia con él, hacen que este propuesta se convierta en algo maravilloso y que vivamos la experiencia como una familia y buen equipo de trabajo; todo eso se ve en el resultado final cuando el público observa la pieza y se va con la sensación de haber visto algo que merece la pena, y no porque lo haya escrito yo.

Con esta pregunta quiero agregar por qué surgió este texto: fue porque una vez en una reunión que tuvimos en PAFF, alguien dijo que el buen teatro tiene que ser ese en el que espectador se siente en la butaca, lo pase bien, pero se va a casa con una reflexión y pensando en lo que ve. Y creo que con Las cenizas de mamá eso consigue; es decir, el espectador viene, se ríe, lo pasa bien, a lo mejor llora, pero hay aspectos que le llegan al interior y le tocan el corazón. También, va a ir a casa pensando en lo que vio porque lanzamos un mensaje importante que queremos que reflexione y piense para bien.

En términos generales y desde sus roles, ¿qué descubrieron en el proceso de ensayo que no experimentaron en la primera temporada?

Carolina Laursen: En esta segunda temporada estoy focalizada en que los personajes encuentren su justificación a todo porque son personajes súper queribles, cada uno por separado, y tienen sus razones de por qué son cómo son; entonces, quería profundizar un poco en ello, en que sepan por qué sus personajes se comportan cómo se comportan y que los defiendan fuerte sobre el escenario.

Creo que cada temporada es un desafía para dirigir. Está bueno que se le haya dado una segunda oportunidad a la obra para profundizar un poquito más. Siempre uno está como corriendo con los ensayos... y me pasa un poco en todas las obras que puedo volver a hacer en el tiempo para explorarlas mucho más, y te das cuentas que vas encontrando cosas nuevas.

Nuria Ferrer: Soledad es un personaje con el que no me identifico absolutamente en nada porque es alguien que vive alejado de la sociedad de hoy en día, no tiene teléfono móvil, no usa la tecnología, le estresa este siglo XXI, lo que hace que sea completamente contraria a su hermana.

Soledad abandonó su casa hace un año para vivir en una comuna hippy y entregarse a la naturaleza, pero también tiene problemas con su identidad: se levanta un día y no sabe si es hombre o mujer, se viste dependiendo de cómo se siente y es como un personaje no binario; allí es donde está la contradicción porque son dos hermanas, muy diferentes, enfrentadas ante la muerte de una madre. La influencer, que quiere transmitir el entierro en redes sociales, y la que piensa que todo es naturaleza, amor, energía natural y quiere algo como más relajado para su madre, que le encantaría llevársela a vivir en su campamento.

Queca Gordillo: Mi personaje es Victoria, aunque su hermana la llama Vic. Victoria es influencer, está obsesionada con las redes sociales y vive por y para la galería, para el público y todo gira entorno a los demás, qué opinan los demás. En el texto, Nuria hace un poco esa crítica de cómo es el siglo XXI.

En ese sentido, mi personaje -independientemente de que viva de cara a los demás- en esta segunda etapa va ahondando aún más en lo que son sus sentimientos y su personalidad; que una cosa es lo que vemos afuera y otra lo que te pasa a ti, adentro. Entonces, esa dualidad es muy interesante para mí como actriz. Esto hace que este personaje sea un caramelo para cualquier intérprete y estoy súper contenta.

¿Por qué los hijos deben llevar a sus mamás a ver esta pieza?

Carolina Laursen: Yo creo que las tienen que llevar, primero, porque regalarle a una madre la posibilidad de ir al teatro es un regalazo, es algo original, diferente. Segundo, porque en esta zona -donde está el Tower Theater- hay muchísimos lugares para comer. Con ambas opciones pueden armar el plan perfecto: te llevo al teatro y te hago un regalo súper original en tu día, porque una obra de teatro no se olvida nunca.

Además que el mensaje de esta pieza es maravilloso, súper esperanzador y hace que uno salga del teatro queriendo llamar a gente que aprecia para decirles que los quiere.

Nuria Ferrer: Aunque se llame Las cenizas de mamá, van a salir de acá acompañados de sus madres y les van a dar un abrazo cuando termine la obra, que ese es el mejor regalo.

Queca Gordillo: Hay algo importante, que -sea esta obra o cualquier otra- para la gente joven es fundamental desconectar de las pantallas y cuando vas al teatro estás -en nuestro caso una hora y 20 minutos- sin mirar la pantalla; eso, hoy en día es un lujo. Entonces, bien sea porque la gente quiere llevar al joven o porque el joven quiere llevar a la madre... venir al teatro siempre es bueno.

¿Habrá próxima temporada en Miami u otra ciudad?

Carolina Laursen: Sí, en Madrid. Y quizás a Nueva York porque ya fuimos también con la otra obra (La que se va a armar) y nos gustaría repetir esa misma gira.

Las cenizas de mamá se puede disfrutar durante mayo los días 10, 11, 12, 17 y 18. Las entradas están a la venta en ticketplate.com.

Sobre PAFF

PAFF (Primer Acto Florida Foundation) es una organización sin fines de lucro que promueve la cultura basándose en el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"Nuestra misión es fomentar el acceso y la participación en diversas expresiones culturales, alimentando la creatividad, el intercambio y el diálogo. Nos esforzamos por preservar y difundir el patrimonio cultural, apoyar a los artistas, promover eventos culturales y proporcionar recursos educativos. Nuestro objetivo es capacitar a las comunidades y defender la diversidad cultural como un derecho humano fundamental", plantea la organización en su página web.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar