SANTIAGO DE CHILE.- Veinte años después de la publicación de su primer y revolucionario álbum, "The Miseducation of Lauryn Hill" (1998), la cantante estadounidense Lauryn Hill presentó este sábado en Santiago una revisión de la obra con la que sentó las bases de la música urbana moderna y saltó al estrellato.

Hill (New Jersey 1975) llegó a Chile de la mano del festival Fauna Otoño 2019 que tuvo lugar en el capitalino Movistar Arena, donde ejerció como cabeza de cartel con un show dedicado especialmente a los nostálgicos del rnb y el rap de "corte noventero", plagado de ritmos afros y líricas profundas.

Te puede interesar

Tanto es así que el propio nombre del álbum, así como el diseño su portada original, rinden tributo al historiador afroamericano Carter G. Woodson y al disco "Burnin'" de los jamaicanos The Wailers, respectivamente.

Dos grandes iconos de la comunidad negra en el mundo que definen aún a día de hoy con una inverosímil exactitud su compromiso artístico: unificar estilos musicales tradicionalmente negros con unas letras cargadas de reivindicación de los derechos de la comunidad afro y, especialmente, de la mujer.

La artista concibió la que sería con el tiempo su obra culmen, y la única que realizó en solitario, cuando tenía solamente 22 años y estaba a punto de ser madre soltera, una situación de vulnerabilidad que, junto con los prejuicios por su color de piel, alentaron a la creación de una pieza repleta de belleza combativa.

Partiendo del título, que imita a la obra de Woodson, "The Miseducation Of The Negro", Hill pone en escena la necesidad de hablar directamente a una comunidad que aún a día de hoy sigue poblando masivamente las cárceles de Estados Unidos, a pesar de los grandes avances sociales cosechados en las últimas dos décadas.

Para ello partió con "Lost Ones", donde canta a los que ya no están, y anuncia su "emancipación" como mujer negra y artista, a pesar de que eso no "encaje" en el status quo de la época, algo que no es nuevo "bajo el sol", según reconoce, dado que todo lo que hacen los artista "ya fue hecho con anterioridad".

Ataviada con un largo ropaje y unas gafas de sol "retro", la cantante se situó en el centro del escenario cual director de orquesta y dirigió los compases de un directo siempre cambiante en el que hubo lugar para los clásicos "rapeos" al más puro estilo "old school", pero también para melodías cercanas al jazz y el soul.

Uno de los momentos estelares de la noche llegó con su aclamado éxito "Doo Wop (That Thing)", con el que ganó dos de los cinco premios Grammy que recibió "Miseducation", en la cual comenzó entonando la melodía a pleno pulmón con un solo.

Acto seguido, apoyada por el coreo incesante del público, la cantante desplegó todo su repertorio lírico, y terminó por todo lo alto una canción en la que recuerda tanto a hombres como a mujeres a tener cuidado, a luchar por sí mismos y autoeducarse.

Un mensaje que continuó en "Ready or Not", un tema con el que rindió tributo a la banda The Fugees, de la que fue integrante, en la que afirma con rotundidad al micrófono que "preparados o no" ella está a punto de llegar a por todo.

Y es que si bien ahora se cumplen 20 años de la publicación de "Miseducation", el legado de Lauryn Hill jamás ha envejecido, como lo demuestran las constantes palabras de admiración que le dedican artistas consagradas como Rihanna, o emergentes como Rosalía, quienes ven en ella una fuente de inspiración.

Una de ellas en concreto, la estadounidense de raíces dominicanas Cardi B, llegó incluso a arrebatarle recientemente el hito de haber sido la única rapera en conseguir el primer puesto de la lista Billboard en Estados Unidos.

Como homenaje, Cardi B utilizó parte de la canción "ex Factor" de Hill en su sencillo "Be Careful", lo que levantó las críticas de varios sectores del mundo el Hip Hop, ya que destacaron que los mensajes de amor, conciencia y levantamiento popular de Hill han dado paso a la sexualidad y la rabia contra las que lucha "Miseducation".

Porque si algo dejó claro Lauryn Hill durante su paso por Chile es que su estilo reivindicativo bebe de su talento para bailar entre el rap y el canto, un enfoque que revolucionó la música urbana y la dotó de la profundidad social y artística que necesitaba para trascender las barreras de la clase y la raza y convertirse en el ritmo de muchas generaciones venideras.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas