MIAMI.-¡Hay amores… y amores! Y Maria Conchita Alonso lo sabe. Si hay algo que ha movido a esta diva que Cuba vio nacer y Venezuela hizo suya, es el amor, ese motor impulsor que ha guiado sus pasos y que cada día la motiva a ser más humana.

Fue al despedirse de un amor que compuso hace casi una década la canción Lléname de ti , que recientemente sacó a la luz para seguir llegando a sus fans después de haber cancelado presentaciones.

Te puede interesar

“Yo estaba saliendo con un español y él se estaba yendo para España. Me llamó del aeropuerto antes de montarse en el avión y yo le dije que estaba en el estudio componiendo una canción. Eso fue cuando el 9/11. No había pensado en lanzarla, tengo muchas canciones que escribo y ahí están”, contó María Conchita Alonso a DIARIO LAS AMÉRICAS, durante una entrevista que concedió vía telefónica desde su casa en Los Angeles.

“Entonces, ahora como tuve que cancelar algunos conciertos, le mandé algunas canciones a mi representante para que la gente me siga escuchando en medio de esta locura que estamos viviendo. Y esta le encantó”, agregó. Pero más que una historia de amor sin final feliz, el tema hoy le recuerda la pérdida de una de sus mascotas, que falleció el mismo día de mayo que estrenó la canción.

“Hoy escucho la canción y pienso en ella. Tengo la casa llena de fotos de ella. Estoy muy susceptible porque vi una foto de ella riéndose. Quien no sea amante de los animales tal vez crea que estoy loca o que es una tontería, pero los amantes de los animales saben muy bien lo que es esto. Sé que es la vida, todos nos vamos, pero Tequila era perfecta. La perfección no existe, pero en ella sí existió”, dijo sobre su perrita, una chihuahua que había rescatado de un refugio poco después de haber perdido a otra.

“Tequila tiene una historia bellísima. Un día me estaban haciendo un reportaje sobre mi dedicación a los animales y mi ex estaba insoportable porque su mamá se estaba muriendo y él viajaba ese día para Colombia. Y yo decía: no aguanto más a este hombre y abrí una botella de tequila. De ahí nos fuimos para el shelter (refugio). Yo estaba entequilada y quería adoptarlos a todos. La mánager me la trajo y me dijo que tenía un tumor. Entonces le puse Tequila y fue una perra excepcional”, añadió.

La ternura y compasión por los animales es algo que Alonso conoce desde la infancia, pues creció rodeada de ellos. Nunca le faltó alguno que acariciar… o tal vez no tanto.

“Una vez tuvimos hasta un cocodrilo chiquito. Hubo una época en la que vivíamos en un penthouse y uno de mis hermanos hizo una piscinita para meter al cocodrilito. Tuvimos un mono, tuve un caballo, una yegua. Siempre he sido amante de los animales”, dijo.

Entre el amor perruno y felino

Bautizada como la Voz de los Animales por la labor altruista que realiza por ellos a través de su fundación Vee Fauna, Alonso considera que esos seres cumplen un propósito en la vida de los humanos, a quienes se asemejan mucho.

“Siempre he pensado que los animales están aquí, sobre todo el perro, para enseñarnos a amar. Yo estoy consciente de que son como nosotros, porque ellos también sufren, tienen hambre, necesitan cariño. Lo único que les falta hacer es hablar. El amor de los perritos es tan incondicional, que yo sí creo que los pusieron aquí para enseñarnos a amar”, expresó.

“Las personas no saben que los gatos son los que más se asemejan a nosotros, porque se ponen antipáticos para que los dejen solos y, cuando quieren compañía, la buscan. Y el humano es así. Los gatos son mágicos; limpian la energía”, agregó.

Aunque Tequila es insustituible y Alonso no está lista para volver a adoptar, aún le quedan la Cuqui, otra chihuahua, de color champaña con matices mostaza, y sus dos gatas. Bella, de pelaje negro, es la pantera que siempre quiso. Un día la mordió cuando intentó retenerla. Chiqui, de ojos azules, llegó a su vida sin querer, con la misma irreverencia que caracteriza a los felinos.

“Hace unos seis años, teníamos cita en el veterinario. Bella se me iba a escapar y yo la agarré fuerte por la cola. A ellos no les gusta eso; se volteó y me traspasó la pesuña por el dedo. Esa es la pantera, y ahora es la más cariñosa. Aquel mismo ex quería llevarme a emergencias, porque estaba sangrando, pero yo no quería perder la cita”, recordó.

“Chiqui se me apareció un día en el jardín hace como 15 años y más nunca se fue. Es una belleza, se me monta en las piernas cuando estoy en el baño. Y esa es la que me recibe cuando llego a la casa. Yo los amo”, agregó.

Por su vida también pasó Sabana, una gatita que había sido abandonada recién nacida.

“Hace unos 20 años cuando estaba filmando en Venezuela mi última telenovela, Alejandra, nos fuimos a la Gran Sabana. Escuchamos una maullidos, nos acercamos a la zanja y ahí estaban cinco gaticos recién nacidos que los habían dejado ahí a morir. Yo los rescaté a todos, los llevamos al veterinario y me quedé con Sabana. Me enamoré porque me protegía cuando alguien desconocido se me acercaba”, contó.

La pareja que anhela

Pero, entre el amor por sus mascotas y la dedicación a rescatar animales desamparados, ¿qué lugar ocupa en la vida de Alonso el amor de pareja? Para quien siempre ha contado con la compañía del sexo opuesto, permanecer soltera durante tres años resulta difícil de creer.

“Ahora no tengo pareja. Si me hubieran dicho que iba a estar tres años sin estar con nadie, me hubiera reído, pero así es. Ya estoy lista para conocer a alguien a ver qué pasa, pero no tengo prisa, no estoy buscando, no hay desesperación”, expuso.

“Me he enamorado tres veces. Hay quien solo se enamora una vez, no hay una regla. Yo de verdad admiro a esas personas que llevan toda una vida con alguien, porque es muy difícil convivir y uno va cambiando con el paso de los años”, agregó.

Más que imaginarse a su pareja ideal, Alonso sabe lo que busca en un hombre. El candidato que podría enamorarla debe ser aventurero, inteligente, divertido y tener una mezcla entre la madurez y lo jovial, sin importar la apariencia. Y que, además de ser exitoso, comparta el mismo amor por los animales.

“Lo físico no me importa. Ya los he tenido casi todos así como estampitas de belleza. También los he tenido que no han sido estampitas, pero con una sabiduría tan atractiva que hipnotiza. Me encanta la inteligencia de un hombre, me encanta el aventurero, porque yo soy aventurera, alguien que sea loco como yo y que se lance”, detalló.

“Alguien que me haga reír, trabajador, pero que ya esté estabilizado, que ya haya triunfado en lo que se haya propuesto; alguien limpio, que sepa comer bien y que le gusten los animales”, agregó.

Asimismo, tiene la experiencia necesaria para saber lo que no desea en una relación de pareja.

“Ya estoy muy clara en cuanto a lo que no quiero, porque siempre he tenido una tendencia a recibir a personas que necesitan protección, a ser como una mamá. Y ya estoy consciente de que eso no me funciona. Prefiero estar sola a volver a repetir errores pasados”, afirmó.

“Quiero alguien que me respete ante todo, que respete mis ideas y creencias, aunque no las compartamos todas. Que me respete como mujer, que me trate como a una reina, que me diga: tú tranquila, descansa que aquí estoy yo. Creo que eso lo habré tenido una sola vez en mi vida, siempre ha sido al revés”, añadió.

Algo de lo que también está segura es de no querer repetir el mismo patrón de relacionarse con hombres mucho menores que ella.

“Puede ser alto, bajito, no me importa. Pero sí estoy consciente y muy clara de que no quiero a nadie que sea mucho más menor que yo. Diría que hasta cinco años menor, porque el hombre madura mas tarde que nosotras, o puede ser de mi edad o mayor, pero con el espíritu joven como el mío. Eso sería lo perfecto, no me importa que luzca mayor, pero que su corazón sea joven”, consideró.

“Mas de 10 años de diferencia, no. Los he tenido de 15 años menores que yo, de 13 menores. Solo he tenido tres que han sido de mi edad o unos añitos mayores. Y yo necesito alguien que sea niño cuando tenga que serlo, pero no todo el tiempo”.

Para conocer más acerca de los proyectos de María Conchita Alonso, visite sus perfiles en Twitter o Instagram @mariaconchita_a.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.22%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 21.81%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 33.98%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 16.99%
518 votos

Las Más Leídas