SITGES.- La actriz madrileña Maribel Verdú bromeó hoy en el 52 Sitges Film Festival - Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, antes de recibir por la noche el premio Màquina del Temps: "No me llaman para hacer cine de ciencia ficción y yo soy un poco de otro planeta".

En rueda de prensa, enumeró sus papeles en 'Blancanieves', 'El niño de barro' y 'El laberinto del fauno', y dijo que "por algo se empieza", confesando que es la primera vez que visita el festival.

Te puede interesar

Sobre el premio que recibirá por la noche relató que a medida que va cumpliendo años le da miedo que su trayectoria termine y que no la llamen más; recordó que en 2008 recibió numerosos premios, así que el de Sitges "es como un refresquito".

En su nueva película proyectada en Sitges este lunes, 'El asesino de los caprichos', encarna a la inspectora Carmen Cobos que investiga en el barrio de Salamanca de Madrid varios crímenes con algo en común: sus víctimas coleccionan grabados de Goya, llevando a cabo una investigación en un entorno elitista en búsqueda de un asesino que reproduce con sus víctimas las escenas de los Caprichos de Goya.

Preguntada sobre los estereotipos policiales masculinos en su papel -como fumar y beber mucho-, dijo no haber compuesto el personaje basándose en nada en concreto, sino en los clásicos del cine negro: "En mi personaje, he trabajado la manera de andar. Lo de beber y fumar es una cosa que sé hacer muy bien y no me ha costado tanto".

Verdú describió su papel como el de "una mujer en mundo de hombres: antipática, cortante y con el sarcasmo siempre al lado", y celebró especialmente este personaje porque siempre le han tocado papeles de sufridora y empática, mientras que en este puede putear a los demás, ha bromeado.

GOYA: "RETRATO SOCIAL"

El director, Gerardo Herrero, relató que eligió la obra de Francisco de Goya como hilo conductor de la historia porque "hace un retrato de la sociedad española muy duro" y el pintor es uno de los personajes más fascinantes de la historia española.

"Ha reflejado en sus grabados la representación de una sociedad brutal", agregó el director, que ha criticado la situación actual del cine desde un punto de vista industrial, no creativo, mostrándose preocupado por la falta de posibilidades para los nuevos directores.

Para dar vida a esta historia, Herrero contó con la interpretación también de Aura Garrido, que ensalzó que es un placer trabajar con Maribel Verdú porque genera buen rollo y sentimiento de familia en el set: "Hemos jugado muchísimo", dijo la actriz.

El actor Daniel Grao dijo al director que la decisión de aceptar el papel, pese a estar rodando una serie en Túnez, fue rápida y fácil porque éste le dijo: "Vas a ser el amante de Maribel Verdú".

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas