20 años después del estreno de Chicken Run: Evasión en la granja, Netflix ha anunciado que está trabajando en una secuela de la aclamada película de animación. Sin embargo, en la nueva cinta no participará Mel Gibson, quien puso voz al personaje de Rocky.

Según Newsweek, la secuela no contará con el polémico actor, que era uno de los intérpretes más populares del panorama hollywodiense cuando se estrenó la película original. Todo cambió en 2006 cuando fue detenido por conducir ebrio, momento en que pronunció varios comentarios racistas y antisemitas frente a los agentes.

Te puede interesar

Su reputación ha sido de nuevo cuestionada, en este caso por su compañera de profesión Winona Ryder. En una entrevista concedida a The Sunday Times, la actriz de Stranger Things recordó de nuevo un desagradable encuentro con Gibson en 1995.

"Estábamos en una fiesta con un montón de gente, había buenos amigos míos y estaba Mel Gibson. Estaba fumando un cigarrillo. Todos estábamos hablando, cuando le dijo a uno de mis amigos, que es gay: '¡Oh! Un momento, ¿voy a pillar el SIDA?'", relató.

La artista también afirma que Gibson se refirió a ella como 'oven dodger', término despectivo que hace referencia a los prisioneros judíos que se libraron de ser incinerados en los campos de exterminio nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Pese a esta reciente controversia, Netflix no ha aclarado si la decisión de excluir a Gibson de Chicken Run tiene que ver con el testimonio de Ryder.

FUENTE: Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas