VIENA.-Tras su divorcio de Antonio Banderas, la actriz estadounidense Melanie Griffith tiene claro que no quiere volver a pasar por el altar, aunque no cierra las puertas a una nueva aventura amorosa.

Así lo afirmó hoy en Viena durante la rueda de prensa previa al Baile de la Ópera, la cita social del año en la capital austríaca y a la que acude como invitada del magnate Richard Lugner. Antes de su matrimonio con el actor español, la ganadora de un Globo de Oro por "Working Girl" estuvo casada con el actor cubano Steven Bauer y el estadounidense Don Johnson.

Griffith reveló que vestirá de negro en el baile y contó que su predecesora y amiga Goldie Hawn le aconsejó aceptar la invitación de Lugner. Además, durante la relajada charla con los medios, también hizo alusión al movimiento #MeToo, que ha sacudido Hollywood en los últimos meses, divulgó dpa.

Según contó, debido a las experiencias sufridas por su madre, la actriz Tippi Hedren, ella creció con una conciencia sobre cómo no dejarse amedrentar por los hombres. Hedren denunció haber sido constantemente acosada por el director Alfred Hitchcok, pero pese a que según Griffith éste destrozó su carrera, ella no cedió.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas