sábado 13  de  julio 2024
LETRAS

Miami: lanzan el libro "La crisis de la cultura occidental"

El libro, escrito por Ariel Pérez Lazo y publicado por Ediciones Exodus, se lanzará el 2 de diciembre a las 7 pm en la iglesia Wesley United Methodist
Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

Según expone la nota editorial, “se escucha a menudo hablar de la crisis de las relaciones internacionales, de la democracia, de los valores, de las relaciones económicas, o de la educación. Desde el comienzo del siglo XX el mundo parece vivir en una permanente época de tránsito”. El trabajo de Pérez Lazo propone una profunda aproximación al tema, además de resaltar otros ángulos del pensamiento de Ortega y Gasset.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el autor, que por estas fechas termina un doctorado en Literatura.

¿Cuándo comienza a gestar la idea de este libro, y cuánto tiempo le tomó concebirlo?

Primeramente, gracias por esta entrevista y más para un periódico como DLA que conocía y leía desde que estaba en Cuba, hace ya más de quince años.

Esta idea es resultado de mis lecturas juveniles de Ortega, sobre todo al releer La rebelión de las masas con 21 años. Casi siempre se ha visto este como un libro político sin repararse en que se trata de uno con un tema filosófico: el de la vida como autenticidad y el de la crisis y destino de Occidente.

Allí había una declaración de Ortega que me sorprendió particularmente: la que la misma ciencia y técnica estaba en peligro en una sociedad sometida a la masificación. Salvo un breve comentario de Julián Marías nunca vi nada parecido a esto a pesar de que mientras estudiaba filosofía en la Universidad de La Habana tuve profesores interesados en y cursos sobre Bioética, es decir de los efectos de la ciencia en el área de los valores, pero nunca en sentido inverso: cómo afectan o benefician los valores a la ciencia. En esto haber leído en la universidad a Karl Mannheim o a Alexander Koyré no fue suficiente.

Me propuse entonces investigar que entendía Ortega por cultura, su relación con la idea de que estaba en crisis -en este caso la occidental- y ver por qué su profecía de la crisis de la ciencia en una sociedad de masas no tuvo los efectos apocalípticos que temiera en 1930, cuando publica esta obra. Parte de este esfuerzo fue convertido en tesis de licenciatura, pero lo fundamental, en este caso, el contraste entre la teoría orteguiana de la crisis de la cultura y los discursos contemporáneos quedó pospuesto durante varios años.

En Estados Unidos tomé varios cursos de posgrado de filosofía, entre ellos sobre Filosofía de la Psicología (Philosophy of Mind) que me hicieron conocer un autor como Colin Mc Guinn cuya idea sobre la imposibilidad de que la ciencia pudiera revelar el misterio de la conciencia me hizo ver su paralelo con las ideas de Oswald Spengler, autor a cuyo libro La decadencia de Occidente, responde Ortega con La rebelión de las masas. Pensé entonces en la utilidad de traer de vuelta aquel viejo debate sobre el significado de la cultura y la crisis de una en particular, la occidental. Esto fue ya en 2013, diez años después de concluida aquella tesis.

Había también trabado contacto con las tentativas de resolver problemas filosóficos desde la biología por obra de Dennet y Dawkings, este último un autor de best sellers como El relojero ciego. Escribí en el 2014 un par de ensayos sobre este intento que ejemplificaba lo que Ortega llamara "terrorismo de los laboratorios", un caso especial de la "barbarie del especialismo" que analizo en mi libro. Esto es un nombre original para algo que los filósofos llaman reduccionismo o el intento por explicar cosas tan complejas como la moral, la religión o cualquier fenómeno cultural similar por mecanismos biológicos.

Sin embargo, dejé reposar estos ensayos más el núcleo de la tesis durante ocho años hasta que en este decidí darlo a conocer una vez que había recopilado bastante información sobre lo publicado en Estados Unidos sobre este tema y que se pierde en medio de tantos títulos.

¿Qué hay en la obra de José Ortega y Gasset que le hizo apoyarse en ella para su investigación?

Vi en Ortega el filósofo que invierte esta ecuación ciencia y valores sin haber sido el único en hacerlo. También Spengler pensaba que los descubrimientos científicos y la técnica sería olvidada como pasó en la Edad Media por varios siglos pero Ortega parte de una visión de la historia que no es cíclica pero tampoco lineal.

Me identifico mucho con su historicismo y su existencialismo que significa para este tema que podemos cambiar el futuro y no somos presa de ninguna necesidad como si lo asume el discurso actual de que la técnica de mañana (y la ciencia) será mejor.

Por otra parte, la filosofía contemporánea, salvo las excepciones que abordo en el libro y alguna que otra no incluida, mantiene esta idea del progreso indetenible pese a asumirse como posmoderna. Recién ahora termino de leer el libro de Agustín Laje La batalla cultural donde se fundamentan las guerras culturales de hoy en el predominio tecnológico. Tanto la izquierda como la "derecha" se mantienen en la idea de un mundo colonizado por la tecnología, una maquinaria que funciona por sí misma y donde los valores son puros agentes pasivos.

Todo eso hacía más atractivo a Ortega para hacer de él un objeto de estudio, aunque repito, no es un libro sobre Ortega, es un libro donde Ortega va a ser leído para opinar sobre un debate que ni abre -pues lo remonto a Comte, fundador de la sociología- ni tampoco cierra.

¿Por qué la presentación estará a cargo del escritor Armando de Armas?

Al pensar en un presentador vinieron a mi mente tres ensayistas: Alexis Jardines, Alfredo Triff y Armando de Armas. El primero dirigió tutorialmente la tesis de la que se inspira el libro aunque él no la compartía según llegó a decir cuando fue discutida y que a pesar de esto, recomendó para recibir la máxima calificación. Alexis es un filósofo, cosa muy rara en Cuba pero a pesar de conocer bien a Ortega y otros pensadores de su tiempo que forman el entorno de discusión del libro sus temas son realmente otros: el conocimiento -mientras que el libro es sobre su sociología- y la antropología filosófica. Igual sucede con Triff, buen conocedor de la filosofía analítica. De Armas pese a no ser filósofo, es un ensayista -aunque también ha escrito ficción- muy interesado en visiones de la crisis occidental como la de Spengler en La decadencia de Occidente. Su más reciente libro El regreso de los imperios es justamente sobre el cambio de ciclo al que ve abocado Occidente.

No conozco otro cubano con semejante visión cíclica de la historia y la cultura y pensé que esta presentación puede convertirse en un diálogo entre dos visiones sobre lo que pasa en Occidente: ¿es una crisis por la incapacidad de la ciencia de convertirse en cultura -como pensaba Ortega- o se trata de un nuevo ciclo vital donde el ethos colectivista inaugurado por la Revolución Francesa -tesis de De Armas- es abandonado? Veremos cómo se produce este intercambio el 2 de diciembre.

Aquí puede encontrar el libro.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar