La salsa sonó este fin de semana en Miami en la voz de Marc Anthony, quien se presentó en la noche del viernes y sábado en el American Airlines Arena.

El boricua trajo a la Capital del Sol la gira Full Circle con la que puso a bailar a su público que lo esperaba con devoción.

El intérprete de Vivir mi vida, tema con el que logró despedirse luego de casi dos horas entregando su repertorio, coqueteó lanzando sus gafas hacia la audiencia al inicio del concierto.

Mientras se disponía a regalar el próximo número, el salsero provocaba a las féminas preguntando: “¿Dónde están las mujeres?”

Y algunas no tardaron en responder sus súplicas con muestras de cariño e incluso de sensualidad. La llegada de un sostén blanco a los brazos del cantante no se hizo esperar.

Y así se paseó por el escenario con la pieza íntima arropando su hombro, incluso, aprovechó para beber algo de cerveza de un vaso que también encontró del otro lado de la tarima.

Embed

Canciones como Valió la pena, con la que abrió la velada; Y hubo alguien, Tu amor me hace bien, Ahora quién, Flor pálida, Mi gente, entre otras que llegaron en popurrí, se impregnaron en las voces de los admiradores del cantante que no dejaban de tararear las letras mientras se dejaban llevar por el contagioso ritmo de la salsa.

Pero la gran ausente fue sin dudas Felices los 4, tema que Marc Anthony versionó en salsa junto a Maluma. Tampoco hubo sorpresas ni artistas invitados como en otras ocasiones cuando el salsero ha compartido escenario con Gente de Zona, entre otros. Ni los cubanos ni el colombiano se hicieron presentes, aunque pudieran haber estado al menos por holograma, práctica muy acorde a los tiempos actuales.

No fue uno de esos conciertos en los que los artistas enarbolan banderas por una causa política o social o hacen alarde de sus raíces. Simplemente fue una noche de buena música, de salsa, en la voz de uno de los grandes exponentes del género, que sobrevive a pesar de las nuevas corrientes musicales.

El show contó con la tecnología necesaria para que se escuchara magistralmente el registro del intérprete y el sonido de los instrumentos que lo acompañaban.

Hay quienes dirían que voces como la de Marc Anthony no requieren de una súper producción para complementarse, ni mucho menos de nuevos temas para reinventarse, porque “el flaco”, como cariñosamente le apodan sus fans, es de esos artistas privilegiados que tan solo con entonar ya han ganado la gloria.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas