CANNES.- "Moonage Daydream", documental sobre la estrella del rock David Bowie, presentado en el Festival de Cannes, es una creación del director Brett Morgen, un producto que vuelve a romper las barreras del género.

Basado en archivos inéditos, sin orden cronológico sino temático, el documental es una especie de ensayo musical, sin otra voz que la del propio Bowie, el genial Ziggy Stardust que venía del espacio y que alteró el panorama del rock en los años 1970.

Te puede interesar

Hay imágenes de síntesis, creadas especialmente para abrir y cerrar capítulos, que juegan en torno al espacio y las estrellas.

Y 48 canciones especialmente remasterizadas, que le ofrecen al espectador una "experiencia inmersiva, como en un planetario", explicó Brett Morgen en entrevista con la AFP.

Presentado fuera de competición, este documental tiene un tono mucho más exaltado que el anterior de Morgen, sobre el cantante de Nirvana, Kurt Cobain.

El cineasta necesitó cinco años para este trabajo, el primero que autorizaron los herederos legales de Bowie desde la muerte del artista en 2016.

Archivos preservados

Ziggy Stardust, o Halloween Jack, otra de las identidades que se inventó David Bowie al inicio de su carrera, fue un artista que "contó enormemente en varios periodos de mi vida", explica Morgen.

"Primero a los 11-12 años, en la pubertad, cuando lo descubrí. Era algo poderoso, en un momento en el que me buscaba a mí mismo", explica.

Morgen conoció finalmente a su ídolo en los años 2000 durante la elaboración de otro proyecto. "No era aún el momento adecuado, gracias a Dios, porque yo aún no estaba donde tenía que estar para una película sobre Bowie", dice entre risas.

Tras el fallecimiento de Bowie, uno de los responsables de su herencia le confió a Morgen que el artista había preservado un vasto archivo. "No para un trabajo tradicional, sino más bien para algo inmersivo, como lo que yo planeaba".

Morgen sufrió sin embargo un ataque cardíaco y estuvo en coma. Una vez restablecido, comprendió que "la filosofía, las palabras, el arte de Bowie" tenían más significado que nunca para él.

"La muerte, la reencarnación, eran temas de los que Bowie hablaba desde el principio, como en su canción 'Silly Boy Blue'", insiste este documentalista estadounidense de 53 años.

Y para probarlo, saca su teléfono móvil y pone "Silly Boy Blue", que compara con "Blackstar", el último éxito de Bowie, sacado del álbum que grabó a las puertas de la muerte.

Contradicciones

"Moonage Daydream" es también el título de una canción del famoso álbum de Bowie "The Rise And Fall Of Ziggy Stardust".

El documental muestra a Bowie cortando frases y juntándolas aleatoriamente, un proceso creativo que podría recordar al dadaísmo o al surrealismo.

Y también curiosidades como a un joven Jeff Beck, guitarrista del grupo británico Yardbirds, en escena junto a Bowie.

La película no es una hagiografía: se pueden intuir los problemas de drogadicción, o con la alimentación, de Bowie. O sus contradicciones en torno al dinero y el arte, durante la grabación de un anuncio publicitario junto a Tina Turner.

Y también sus dotes como pintor, una de sus facetas ocultas.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.95%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
17410 votos

Las Más Leídas