Cuando Natalia Lorenzo aceptó su cuerpo terminaron el sufrimiento, la depresión y la ansiedad. Tuvo el coraje de mostrar sus fotos y contar su experiencia en las redes sociales. Y, de pronto, como en un estallido, se ha convertido en una sensación en el exigente y competitivo mundo del modelaje en Estados Unidos.

Para celebrar su cumpleaños número 19, el 6 de agosto pasado, Natalia, entonces estudiante de Medicina en FIU, se regaló un viaje a California, y de paso concedió una entrevista con la Sunday Morning View, una revista que pone énfasis en estimular una actitud positiva en las personas que sienten que su cuerpo las traiciona.

Te puede interesar

El fotografo Karlo Gomes animó a la muchacha, nacida en Cartagena, Colombia, a realizar unas tomas en ropa interior. Esas fotos fueron ampliadas hasta convertirlas en posters y fueron exhibidas en la última edición de Art Basel en Miami, en diciembre pasado.

Natalia tuvo la idea de tomarse una foto al lado de su imagen en ropa interior y envió un tuit, que se transformó en el detonante que cambió su vida.

"Puedo decir que todo empezó con el tuit que envié con la foto en la que yo estaba al lado de mi imagen en ropa interior", comentó Natalia en una entrevista en Miami Beach. "De inmediato, el tuit fue compartido más de 47,000 veces y hasta ahora supera los 250,000".

No solo los curiosos se interesaron por Natalia. La agencia DAS Model Management a través de su división Curve vio su potencial y la invitó a sus oficinas en Miami Beach.

"Yo estaba nerviosa, sin saber qué podría pasar", confesó Natalia. "La manera cómo me atendieron, la amabilidad y el profesionalismo me hicieron sentir cómoda".

Natalia es una muchacha exhuberante, con una risa sonora y cautivante y una seducción natural caribeña que durante mucho tiempo había estado escondida tras la timidez, la inseguridad y los complejos generados por la percepción de tener un cuerpo poco atractivo.

La agencia DAS, sin embargo, no parpadeó y supo que había encontrado una joya.

"Tan pronto como vimos sus fotos en las redes sociales saltamos ante la oportunidad de firmar a Natalia", comentó Jennifer Gregory, directora de servicio al cliente de DAS. "Ella representa la verdadera esencia de la bellleza natural y ha encontrado una nueva confianza que le permite convertirse en una figura emergente en el mundo del modelaje".

Apenas dos semanas después de haber firmado su contrato con DAS, una gran tienda por departamentos de Nueva York la pidió para promover tallas plus.

Desde entones las solicitudes no han parado. Y su agenda se encuentra completamente topada con entrevistas para medios de gran prestigio como la agencia Española de noticias EFE, el periódico El Tiempo de Bogotá y el Daily Mail londinense.

Además, una de las empresas líderes en el mundo de implementos deportivos la invitó en días pasados a unas pruebas, y Natalia se siente sorprendida de que todo haya ocurrido tan rápido.

El súbito éxito dio un vuelco a su vida. El sueño de convertirse en médico para ayudar a los demás tendrá que esperar. Ahora ha encontrado otra manera de apoyar a la gente que lo necesita como le ocurrió a ella entre los 10 y 18 años.

"Llegué a Estados Unidos cuando tenia apenas siete años de edad y quizás el cambio de alimentación o del estilo de vida me hicieron engordar", comentó Natalia. "Entonces me volví tímida, insegura, temerosa. Me encerraba en el baño. Cuando iba a la piscina no quería salir del agua para que no me vieran, me tapaba con la toalla y cuando me hice adolescente y me gustaba un chico que era espigado, tenía la impresión de que iba a rechazarme por mi cuerpo".

En la escuela, fue víctima del bullying. Los chicos le tiraban libros y la llamaban gorda.

La salvación llegó cuando se involucró en las redes sociales, empezó a poner sus fotos y a hacer comentarios. Se encontró con otras muchachas que también padecían por algún "defecto" físico y gracias al apoyo de su madre fue modificando la percepción que tenia de sí misma.

"Nada ha sido fácil, sin embargo", comentó Natalia. "En mi país de origen, Colombia, recibí críticas porque ahí está más enraizada la idea de que una mujer debe ser delgada. En Estados Unidos, en cambio, nunca recibí críticas personales, solo las que llegan por las redes sociales y en las que me acusan de promover la obesidad y la mala alimentación".

Natalia rechaza estas acusaciones. Afirma que lo suyo es natural. Se confiesa muy cuidadosa con su dieta y asegura que es vegetariana.

"Mi objetivo es convertirme en una modelo que sirva de ejemplo e inspirar así a otras mujeres", expresó. "Quiero ser exitosa e impactar de una manera positiva".

Como en las obras del artista colombiano Fernando Botero, donde coexisten el volumen, la exhuberancia y el humor, también Natalia encierra una armonía única, fuera de los convencionalismos, y que puede ser exhibida en toda su magnitud sin impostaciones y renuncias ante lo que impone la moda.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas