MIAMI.- Tras una década alejados de los estudios de grabación, los cubanos de Orishas tienen mucho que celebrar por estos días: una nominación al prestigioso premio Grammy por el álbum Gourmet, que marca el regreso del grupo luego de entregar Cosita buena (2008).

“Para nosotros es una bendición más, es la tercera vez que nos nominan a los Grammy. Es un placer que la academia americana reconozca nuestro trabajo, que lo hacemos, sobre todo, por amor a la música”, expresó a DIARIO LAS AMÉRICAS el líder de la banda, Yotuel Romero.

Te puede interesar

“Creo que es importante que los Grammy americanos consideren fundamental que Orishas esté entre los nominados en la categoría de música latina, en el sonido urbano o alternativo. Y para nosotros es un privilegio que ellos nos tengan en cuenta”, agregó.

Con el material que les valió la tercera candidatura al máximo galardón que otorga la industria de la música, la banda continúa siendo fiel a su esencia y defendiendo el legado que pretenden dejar.

“Hoy en día se ha perdido la exquisitez, mientras que todos latinos que están pegados se visten de Gucci y Versace, porque son marcas que han dejado su huella, ellos no hacen eso en la música”, señaló.

“Al final la calidad se impone. Y ese es el legado que quiere dejar Orishas a las nuevas generaciones, que piensen también en hacer música con calidad, en dejar una huella imborrable como lo hicieron los grandes de mi época”, añadió.

Para Yotuel hacer música de manera responsable implica tomar en cuenta que se está enviando un mensaje a la sociedad a través de las letras. Por tanto, los compositores contribuyen a validar los estereotipos que se crean y luego viven en la memoria colectiva.

“Yo no quiero que los americanos vean a los latinos como traficantes, ladrones, y todo lo que intentamos vender en los videos. Y después nosotros mismos queremos decirles a EEUU que no se metan con nosotros, pero lo que estamos vendiendo en la música es todo lo contrario”, declaró.

“Quiero vender lo mejor de Orishas y representar a Latinoamérica con orgullo. Así que vamos a seguir haciendo música de la buena, responsable, gourmet”, agregó.

Sobre Gourmet, el disco que competirá por el premio Grammy el domingo 10 de febrero, en Los Angeles, comentó que es especial precisamente porque los “ingredientes” que le han puesto van de la mano con la filosofía de la agrupación.

“Hemos intentado seguir haciendo esta música atemporal, y no dejarnos llevar por las nuevas vertientes, no solamente por lo musical, sino por las letras banales, sencillas, facilonas. Preferimos seguir fiel al legado de Orishas, que ya cumple 20 años”, manifestó.

Recordando La Habana

Además de conmemorar dos décadas de vida artísticas desde distintas ciudades, el grupo celebra que HBO transmitirá el 15 de marzo su primer concierto en La Habana, tras varios intentos fallidos de tocar en Cuba.

El especial recoge imágenes de ese emocionante reencuentro que Orishas vivió ante el público de la isla en marzo de 2017, 18 años después de haber lanzado A lo cubano.

“Luego de tanto tiempo, fue la primera vez que el gobierno nos dejó tocar, hicimos un concierto multitudinario en el corazón de La Habana. Aprovechamos la ocasión para grabarlo, fue inolvidable”, contó.

“Cantamos todo, gozamos ese show. No hubo ningún tipo de censura ni limitación, al contrario, la policía nos dejó tocar más, porque el repertorio era muy grande. Ya son más de 180 canciones en 20 años de carrera”, recordó.

Para un grupo que vio nacer sus temas desde la añoranza, ese fue, sin dudas, un momento muy anhelado.

A lo cubano, Represent, 537 Cuba nacieron en París, en la lejanía. Fue increíble cantarlas en La Habana, porque no es lo mismo cantarles a los alemanes que cantarles a los cubanos que saben de lo que hablo. Era demasiada emoción”, dijo.

“Orishas es un grupo urbano que es capaz de meterse en el corazón del cubano y estrujarlo, porque no podemos olvidarnos que el cubano tiene dos cosas muy grandes: idiosincrasia y sentimiento”, añadió.

Asimismo, Yotuel se remontó a los inicios de la agrupación, que también está integrada por Roldán González y Hiram Riverí (Ruzzo).

“No inventamos nada nuevo. A ese sonido urbano que salió en 1999, le inyectamos la cubanía, nuestro folclor, nuestra tradición. Y eso es lo que hemos seguido haciendo a lo largo de la historia de la banda”, contó.

“Recuerdo la locura de tres muchachos que se fueron de Cuba a París a intentar hacer rap cubano. Realmente fuimos unos locos, nos dejamos llevar más por la emoción musical que por cualquier beneficio económico”, agregó.

Desde sus primeros pasos, Orishas no titubeó en indagar, a través del rap, en temas de la sociedad cubana que otros han intentado solapar.

“Fuimos los primeros en defender la identidad racial y en cambiar la música que se escuchaba en Cuba, que era la tradicional y popular. Hicimos que la calle tuviera más voz, que tuviera lírica, empezamos a hablar de cosas que la gente no hablaba”, relató.

“Ahora en Cuba no se respira lo mismo que hace 20 años. No hemos tenido miedo de decir cosas en nuestras canciones. Y eso es lo que ha hecho la banda ser lo que es, sin obscenidades, sin caer en el malandreo, aun viniendo de un barrio malo, aun viviendo situaciones difíciles. La mejor forma de construir no es destruir, sino reconstruir lo que pudo haberse destruido”.

Roldán vive en París, Ruzzo en España y Yotuel en Miami. Y así, desde distintos puntos cardinales, continúan haciendo música cubana.

Este año también se han propuesto una gira y presentarse en Miami.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas