VENECIA.- La nueva película de acción de Mel Gibson y Vince Vaughn "Dragged Across Concrete" generó hoy controversia en el Festival de Venecia, donde se presentó fuera de concurso.

Este drama de acción policial se centra en dos policías que son suspendidos tras una brutal acción policial e intentan arreglar la situación al margen de la ley. En la cinta casi todos los mexicanos y los afroamericanos son expuestos como delincuentes mientras que los blancos, como los protagonistas, son los que luchan contra el mal y pasan por apuros que económicos, tanto ellos como sus familias.

El realizador S. Craig Zahler muestra cómo una mujer blanca es agredida por un negro e igual arremente contra los medios de comunicación que contra los homosexuales e incluso hasta contra las tiendas de comida ecológica. Tras una primera función para la prensa los abucheos fueron notorios.

Embed

Gibson, que comienza poco a poco a recuperar su carrera delante de la pantalla, no acudió a Venecia a defender la cinta, pero sí lo hicieron Vaughn y el propio director. "Yo escribo lo que me apetece", aseguró Zahler, que también es el guionista.

Poco le importan las reacciones. "Un 20 por ciento pensará que es insultante... y está bien", señaló el realizador que admitió que algunos chistes no son políticamente correctos y que seguramente más de uno tal vez le odie por ello. No obstante, dijo, espero que la película sea exitosa y pueda hacer otra.

La carrera de Gibson (de 62 años) se ha visto marcada por la polémica, sobre todo por sus exabruptos contra homosexuales y extranjeros. También sus películas han sido fuente de controversia, como "La pasión de Cristo" (2004), que fue considerada por muchos como una obra antisemita.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario