BRISBANE.- La estrella pop Pink interrumpió uno de sus conciertos en la ciudad australiana de Brisbane para consolar a una fan, informan hoy los medios.

La cantante, de 38 años, vio mientras estaba en el escenario el martes un cartel de una joven de 14 años en el que ponía que su madre había muerto hace poco y que le vendría bien un abrazo.

Pink interrumpió el show, se bajó del escenario y abrazó y consoló a la joven. La artista había cancelado poco antes varios conciertos en Australia por un virus estomacal.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas