MIAMI.- La Feria del Libro de Miami arrancó este domingo con la presentación del Diccionario cultural dominicano, escrito por Jimmy Sierra y un grupo de colaboradores.

La obra, publicada este año por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), es parte de las acciones a favor de la cultura que iniciara el expresidente de R. Dominicana Leonel Fernández, quien formó parte del panel.

El diccionario refleja el deseo de sus autores por llenar un vacío bibliográfico y ofrecer al lector una obra de consulta necesaria para entender la historia cultural de la isla. Integran este compendio 1164 entradas, entre 851 personalidades, 101 grupos, 90 instituciones, 57 conceptos, 33 eventos y 29 publicaciones.

Un hombre de letras y activismo

Jimmy Sierra se considera un amante del conocimiento y eterno apasionado de la literatura. El periodista y escritor está consciente de que cuando una idea llega, la magia está en encontrarle una vía de expresión adecuada.

“Cuando surge una idea para cualquier tipo de creación, el resultado puede ser un cuento, una novela, una obra de teatro. Y eso sale de manera natural. Busco cuál es el género que se acomoda a la idea que tuve”, comentó el Sierra a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Aquel impulso creador le dio también una lucidez política temprana, pues siendo un adolescente combinó su amor por el arte con su labor en contra del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

“La inquietud por escribir surgió de las luchas políticas que sostuve desde la edad de 14 años y, sobre todo, en la década de los 60 y 70, cuando estuve bien involucrado en los procesos políticos y sociales del país. La visión que tenía entonces era buscar una sociedad diferente donde no existieran desigualdades y se equilibrara la distribución de las riquezas”, afirmó el autor.

“En el Movimiento Cultural Universitario querían una obra para la sección de teatro. Recuerdo que les mandé dos o tres y me pidieron que les escribiera una más específica. Entonces les dije: ‘vuelvan mañana’. Les preparé El hombre que nació sin cabeza, y la presentaron por mucho tiempo”, recordó el también dramaturgo.

Junto al teatro, la necesidad de abordar momentos culturales notables de su país lo llevó a incursionar en el cine.

“Cuando llego al cine, siento la necesidad de reflejar la vida de los haitianos que estaban en el país atravesando por muchos problemas, viviendo en los bateyes dominicanos. Algunos sectores, aún en la actualidad, no entienden que los pueblos haitiano y dominicano son hermanos. No podrán unirse, pero la fraternidad será una bandera que levantaremos siempre”, puntualizó.

En defensa de la cultura

Una amistad de casi medio siglo entre Jimmy Sierra y Leonel Fernández ampara la creación de este diccionario. En su querido barrio de Villa Juana, en Santo Domingo, comenzó a gestarse una inquietud por entender su cultura, interés que este año cierra un ciclo determinante en sus vidas.

“La idea original fue de Leonel Fernández. Somos amigos desde hace 49 años. De jóvenes compartimos muchas actividades, y por eso me dijo que preparara un diccionario que recogiera esas experiencias culturales y sirviera para los estudiantes”, dijo Jimmy Sierra, quien se apoyó en varias personas para repartir las tareas de investigación.

Héctor Martínez, Reynaldo Disla, Carlos José Peña y León Félix Batista fueron parte del equipo de colaboradores del trabajo de investigación que, como señaló Sierra, “fue un proceso de siete años en los que intentamos evitar las omisiones”.

Dominicanos en la diáspora

El diccionario no solo se concentra en la cultura dominicana en la isla.

portada diccionario cultural dominicano by a mata.jpg
<i>Diccionario cultural dominicano, </i>de Jimmy Sierra.
Diccionario cultural dominicano, de Jimmy Sierra.

“Los creadores de la diáspora, sobre todo en la literatura, como Junot Díaz, Julia Álvarez, Miguel Ángel Perdomo y Luis Manuel Ledesma, están presentes en el diccionario”, enfatizó Sierra.

Durante la presentación, Sierra cedió la palabra al poeta René Rodríguez Soriano, quien residió en Miami por muchos años y ahora vive en Houston, Texas, y quien destacó que “hay una literatura dominicana que vibra de este lado y que se escribe sin obviar nuestra sangre y nuestro origen”.

“He viajado por muchas ciudades donde hay comunidades dominicanas y siempre intento difundir la literatura de mi país. Me llena de orgullo y alegría que se tome en cuenta el trabajo que desde este lado del mar realizan varios dominicanos, que no dejan de serlo por no estar sobre los 48.000 kilómetros cuadrados de la isla”, señaló Rodríguez Soriano.

Además, Leonel Fernández compartió la sorpresa de encontrar una literatura dominicana escrita en inglés.

“Hay dominicanos como Junot Díaz y Julia Álvarez que ya escriben y publican en inglés. En el caso de Junot me sorprendí con su libro de cuentos titulado Drown. Cuando empiezo a leer, veo que está hablando de Villa Juana, que es nuestro barrio, donde nos criamos nosotros. Eso me pareció algo formidable, ya Villa Juana está llegando lejos, están hablando de ella en inglés”, dijo el expresidente.

Pedro Mir y José Martí, voces poéticas esenciales del Caribe

De manera especial se recordó al poeta Pedro Mir y su poema Hay un país en el mundo, que es prácticamente un himno nacional.

Jimmy Sierra recalcó la trayectoria de este poeta y catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

“En 1963, Pedro Mir, quien había sido un luchador antitrujillista de la generación del 40 en San Pedro Macorís, regresó del exilio a Santo Domingo y nos sorprendió con ese gran poema. Ahí relata verdaderamente lo que somos, y el poema se convirtió en la clave de que muchos teóricos en el Congreso lo presentaran como el Poeta Nacional”, dijo Sierra.

En ese sentido, Leonel Fernández recordó las conexiones entre intelectuales dominicanos y cubanos durante los siglos XIX y XX, en particular las similitudes entre poetas de ambas naciones.

“Como generación hemos sido tremendamente privilegiados, porque coexistimos en el tiempo con una intelectualidad dominicana que ha sido la más prolífica y de mayor estatura universal”, apuntó.

“Cuando Pedro Mir daba una cátedra, el aula siempre estaba llena, parecía que estaba declamando una poesía. Era un maestro de la palabra, tenía un dominio perfecto de la lengua española. Escucharlo era una delicia. Cuando lo veía pensaba que así tenía que ser José Martí. Eran eruditos, hombres de una cultura enciclopédica”, agregó Fernández.

Versión multimedia

A la hora de hacer un compendio de una importante cantidad de hechos culturales, se corre el riesgo de omitir determinada personalidad o grupo. Es por eso que la travesía del diccionario cultural dominicano no se quedará en el ámbito impreso y se apoyará en los recursos tecnológicos para su edición digital.

Jimmy Sierra se refirió a la versión multimedia del libro, que estará disponible próximamente.

“Va a permitir incorporar entradas que se hayan omitido, va a ser un diccionario vivo, que se estará enriqueciendo con nuevos aportes. Y además tendrá la ventaja de que cuando se busque, por ejemplo, a un cineasta, y se mencione sobre una obra suya, se podrá entrar y ver un fragmento”, explicó.

También destacó la importancia de que las nuevas generaciones tengan acceso al libro y conozcan las bases culturales de su patria.

La obra se ha presentado en Santo Domingo y en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Posteriormente, se lanzó en New Jersey, ahora en Miami y le seguirán una presentación este martes 14 de noviembre en la Universidad de Georgetown, Washington, y en la Feria de Guadalajara, México, el 24 de noviembre.

Diccionario cultural dominicano está disponible durante la Feria del Libro de Miami, cita literaria que se extiende hasta el 19 de noviembre. También se puede encontrar en la librería Books and Books, en Coral Gables, y en línea a través del sitio de la Funglode, y próximamente estará a la venta en Amazon.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario