Por Orian Brito

Florida, el Estado del Sol esconde entre sus joyas históricas la ciudad más antigua de Estados Unidos, San Agustín, donde convergen la riqueza histórica, el valor arquitectónico y una insuperable variedad gastronómica.

Te puede interesar

Fundada en 1565, esta ciudad ubicada a cinco horas de Miami, aún cuenta con elementos que forman parte de una historia marcada por el dominio británico, español y, por último, estadounidense. A pesar del tiempo preserva sus calles empedradas, las casas y museos históricos, así como cada nombre que dio inicio a una era importante en el desarrollo de la Costa Este de EEUU.

Para visitar San Agustín no es necesario planificar mucho, con tres o cuatro días se puede disfrutar a plenitud de las alternativas que la ciudad ofrece a turistas, residentes y curiosos. Hay un sinfín de hoteles para quienes deseen pernoctar, desde lo más modestos, hasta castillos, con amplias ofertas culinarias para los paladares más exigentes.

Uno de los aspectos resaltantes de San Agustín, es que se puede recorrer cómodamente a pie, aunque existe la posibilidad de tomar los llamados tour que se realizan en trolley. Así que si desea conocer a su ritmo, no hay quien lo detenga.

El Castillo de San Marcos es el sitio más visitado y no es para menos. Esta fortaleza, conservada desde la época de 1965, se impone en la Bahía de Matanzas como eje principal de una historia que se mantiene viva. Todos los días se realizan paseos internos por un módico costo de 10 dólares por persona. Si visita San Agustín y no se toma una foto en este sitio, no podrá decir que ha visitado la ciudad.

En el casco viejo se respira la tranquilidad y un ambiente puro, no sólo por su cercanía con el mar Atlántico, sino por sus jardines y bosques que rodean cada plaza, cada calle empedrada.

La gastronomía también tiene un espacio importante en esta ciudad. Los sabores ibéricos se imponen en los principales restaurantes. Uno de los más emblemáticos es el restaurante Columbia que combina el toque español con el cubano. Este sitio se ha hecho tan emblemático que lo recomendable es hacer reservación con suficiente antelación, ya sea para almorzar o cenar. Los precios son bastantes asequibles tomando en cuenta que es uno de los restaurante icónicos de San Agustín.

Otros tipos de menús como el griego, francés e italiano también tienen su espacio. Por fortuna todos están cerca, así que será fácil para cualquier visitante encontrar la opción de su preferencia.

Si el plan es beber y escuchar música en vivo, encontrará un sinfín de opciones que se adaptan a su presupuesto y estilo. Hay terrazas, bares abiertos o tabernas con excelente ambiente; se percibe que cada local se esmera por hacer más cálida la visita del turista.

Para su construcción, el Lightner Museum, uno de los más aclamados por turistas, contó con el aporte de Henry Flagler, el creador de toda la línea ferroviaria del Estado. Esta estructura fue un hotel y primera estación de tren de San Agustín. Actualmente, la edificación está conservada y ofrece guías especiales para los amantes de la fotografía, no sólo por su arquitectura, sino también por su riqueza artística victoriana.

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Después de los resultados del Supermartes, ¿cuál cree Ud. que será el demócrata que pueda enfrentar a Donald Trump en noviembre por la Presidencia de EEUU?

Bernie Sanders
Joe Biden
ver resultados

Las Más Leídas