jueves 19  de  enero 2023
MÚSICA

Santa Rosa: "Siempre hay un halo de esperanza en lo que canto" 

Gilberto Santa Rosa conversa sobre la edición de lujo de "Debut y segunda tanda", álbum en el que colabora con Carlos Vives y Yolandita Monge 

Diario las Américas | WILMA HERNÁNDEZ
Por WILMA HERNÁNDEZ

MIAMI.- Gilberto Santa Rosa afirma que volvería a llevar su carrera por el mismo camino si tuviera que empezar de nuevo, aunque tal vez se hubiera dado a conocer más temprano fuera de Puerto Rico.

El Caballero de la Salsa, que presenta una edición deluxe (de lujo) de su más reciente disco, Debut y segunda tanda, repasó sus inicios en la música y recordó que dejó pasar una que otra oportunidad por preferir seguir aprendiendo.

“Haría salsa otra vez, poco a poco, cantaría en una orquesta, seria cantante de fila por un tiempo para después aspirar a ser solista. Haría todo ese proceso. Quizás lo único que cambiaría un poco sería salir al espectro internacional más temprano, porque me tardé un poco en salir de Puerto Rico”, dijo Gilberto Santa Rosa en entrevista a DIARIO LAS AMÉRICAS.

“Eran otros tiempos. En la época que yo salí, uno pegaba en Puerto Rico y casi instantáneamente pegaba en Nueva York. En mi caso no fue así. Yo tuve que ir a Nueva York y tocar puertas, porque no tuve esa suerte que tuvieron mis compañeros. Tuve que ir poco a poco, hasta que me tocó. No me arrepiento, pero fue intenso”, añadió.

El músico, que cuenta con una trayectoria artística de más de cuatro décadas, confesó que pudo haber despegado antes, pero quiso esperar.

“Mi carrera ha sido paso a paso, pero muy enriquecedora. A los 15 años tuve un par de oportunidades de hacerme solista, pero tenía la idea de que había que hacer taller primero para aspirar a ser solista. Y rechacé dos ofertas, porque mi papá siempre estuvo, pero no se metía a tomar decisiones, me acompañaba porque yo era menor; me decía adónde vayas, voy detrás de ti, siempre me dejaba a mí la última palabra”, contó el ganador del Grammy.

“Y tuve la madurez de decir: déjame hacer taller y aprender poco a poco, en vez de ponerme a soñar, a volar en cañones, como dicen. Pienso que esa es la mejor manera de desarrollar una carrera como esta, sobre todo, si empiezas joven”.

Asimismo, considera que la música hoy en día dejó de ser pura porque los tiempos actuales imponen la fusión. Y eso, precisamente, es la nueva edición de Debut y segunda tanda, una exquisita mezcla de matices.

“Yo digo que hoy en día no existe un género puro, todos se mezclan, matices, influencias, colores. Y eso lo hace muy rico. Eso es Debut y segunda tanda, una base de salsa, pero con un montón de matices e influencias de otra música e intenciones, que es una cosa muy importante”.

Aunque no compone, en las canciones que interpreta suele haber una intencionalidad, que reconoce, entre risas, que ocurre con “premeditación y alevosía”.

Con Vives y Monge

Por eso existe un halo de reconciliación en su interpretación de For Sale, tema que grabó con Carlos Vives y cuya versión original el cantautor colombiano incluyó en su nuevo disco, acompañado de Alejandro Sanz.

“Yo siempre he digo que cuando uno va a versionar algo, debe aportar algo. Es un poco riesgoso, porque puedes añadir a la canción o puedes dañarla. Entonces, como salsero se le añadió todas esas improvisaciones que es algo que la balada no tiene. Y luego, en el video que hicimos, yo sentía que dentro de esa historia había un halo de esperanza, que había algo abierto para una reconciliación. Así que en la historia de mi For Sale, ellos se reconcilian”.

“Encontré la canción en una emisora de radio una mañana aquí en Miami y dije: wow, que manera tan ingeniosa de hablar del tema”, contó sobre cómo escogió la composición de Vives.

Sin embargo, su hijo Yoel fue el encargado de contactar al Rey del Vallenato.

“Lo de Carlos fue idea de él [Yoel], porque yo no me atrevía a hablar con Carlos. Ya lo conocía y siempre ha sido muy amable conmigo, pero no tenía el valor. Entonces mi hijo le enseñó la versión que había hecho solo y después lo invitó a cantar”, dijo.

La idea de relanzar el álbum en edición de lujo también fue de su retoño, luego de que apareciera un tema que llamó la atención de Santa Rosa.

“Cuando estaba terminando el disco Debut y segunda tanda, encontré la canción que canté con Yolandita Monge y quise incluirla. Entonces mi hijo, que es mi disquero, me dijo: ‘se me ocurre que hagamos un relanzamiento con esa canción’”.

Si te cansaste de mí, del cubano Mauricio Figueiral, es el tema que entrega a dúo con Monge. Y la escuchó una noche viendo la televisión en República Dominicana.

“Empecé a cambiar canales y de momento él [Figueiral] está en una entrevista con su guitarra y empieza a cantar esa canción. Y me pareció espectacular. Entonces dije: esto lo quiero cantar con una mujer, pero debe tener un estilo muy particular, de carácter escénico, y quien más si no Yolanda. Fui a hablar con ella, y ella de mil amores”, contó.

“Lo hicimos en tiempo récord, porque llegó muy preparada y ella sabe cantar eso. Y yo me di un banquete musical cantando con ella, es una canción muy histriónica”.

Un canto de esperanza al desamor

A la hora de escoger su repertorio, tarea que no deja en manos de nadie, Santa Rosa dijo en encontrar la musa en la narrativa. Y destacó que el desamor suele repetirse más en el cancionero latinoamericano porque el público se identifica con ese tema.

“No escribo mis canciones, pero diría que la inspiración está en la historia que cuenta la canción. Por alguna razón, si hacemos un recuento de la música latinoamericana, nos damos cuenta de que el desamor siempre le lleva ventaja al amor. Es más interesante contar el desamor que el amor”, resaltó.

“La mayoría de esas canciones tienen un tema atractivo y por eso quizás me incline un poco hacia el desamor, con la posible reconciliación. Lo digo en broma, pero es en serio: la gente prefiere sufrir por amor que celebrar el amor. Vienen a pedirme canciones, ves que están contentos y quieren la canción más triste que hay en el repertorio”.

Además de contar una buena historia, para ser escogida la canción tendría que haber sido hecha para su voz.

“Yo puedo tener una canción que sienta que es un éxito increíble, pero si no la puedo cantar, si no tengo el recurso vocal necesario para hacer una buena interpretación, pues la descarto. Y he dejado pasar canciones de otros intérpretes, consciente de que son buenas, pero que yo sé que no las podría hacer un éxito”.

Embed

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar