Esta semana, luego de que participara en un evento, a la salida del mismo, el encuentro entre la artista y los representantes de los medios de comunicación estuvo más que accidentado.

Te puede interesar

El intento de varios periodistas de entrevistar a la actriz a su llegada a un evento en Ciudad de México terminó en un altercado a gritos, y hasta con sangre, la noche del miércoles.

Embed

El incidente ocurrió cuando los reporteros y las cámaras asediaron a De Sousa con la intención de preguntarle por las declaraciones de su excuñada Patricia Ramosco, quien la acusó recientemente de “cínica y mentirosa” por supuestamente negarle a Gil la posibilidad de ver a su hijo Matías, reportaron varios portales de noticias.

Se reseña que la actriz negó a hacer declaraciones a la entrada, pero prometió que cuando saliera las daría.

En el momento que salió, personal de seguridad comenzó a empujar a la prensa. De Sousa aseguró que ella siempre los atendía, pero que los hombres de seguridad estaban haciendo su trabajo.

El forcejeo fue tan fuerte que uno de los fotógrafos terminó con sangre en la cara.

Al ser preguntada por las críticas de su excuñada, la protagonista de Hasta el fin del mundo dijo que no tenía nada que comentar y que todo estaba en manos de un juez.

“Nadie le está impidiendo nada a nadie. El juez tiene todas las pruebas”, agregó en referencia a las acusaciones de que le ha negado a Gil ver a su propio hijo.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas