sábado 25  de  mayo 2024
MÚSICA

The Beatles Experience: Miami celebra a la banda con un emotivo tributo

A 60 años del concierto de The Beatles en Miami, un homenaje de The Jukebox Beatles Tribute y la Royal Symphony Orchestra desempolva nostalgias sesenteras

Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

MIAMI.- Comencé a pensar en este texto cuando leí que en Miami habría un concierto sinfónico en honor a The Beatles. No solo por mí, que crecí escuchándolos en forma de nanas, sino por mi padre, quien me cantaba, en las noches calurosas y sin electricidad de Cuba, melodías tan dulces como Michelle y Yesterday.

Mi padre tiene 73 años y se pasa los días escuchando “la música de ayer”, porque de ese modo viaja en el tiempo y quizás recupera historias perdidas. Cuando le dije que lo llevaría a ver el concierto que este 13 de abril llenó el James L. Knight Center, se le aguaron los ojos y abrió el armario para buscar cuál de sus camisetas de la banda británica se pondría esta noche.

A 60 años de los Beatles en Miami

1964: 16 de febrero. Los Beatles se presentan en Miami. Este concierto es parte de su primera gira por los Estados Unidos y ocurre durante el punto más alto de la Beatlemanía en el país. La actuación tiene lugar en el Deauville Hotel y es transmitida en vivo por televisión (en The Ed Sullivan Show), alcanzando una audiencia masiva de 70 millones de televidentes.

2024: 13 de abril. Royal Symphony Orchestra y The Jukebox Beatles Tribute actúan en la ciudad del sol. Una larga fila de autos rodea el James L. Knight Center para The Beatles Experience, un espectáculo con canciones de los cuatro fantásticos y orquesta.

Entre el público hay personas de diversas edades, y ocurre algo especial, ese ambiente de comunidad natural que nos lleva a saludarnos e incluso abrazarnos o celebrar nuestras ropas, todos hermanados por canciones que no pasan de moda.

Inicia el concierto. No podía ser otra canción que She Loves You. Muchos gritan y se ponen de pie. Y "parecen los Beatles", como dicen por atrás, la banda canta I Want to Hold Your Hand y dos señoras a mi lado se levantan, echan a un lado la timidez y bailan poseídas por la nostalgia.

Le siguen Roll Over Beethoven, Help!, A Day in the Life, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, With a Little Help from My Friends, I Am the Walrus, Strawberry Fields Forever, Yesterday

Armando Luis Ramírez, director de la Royal Symphony Orchestra, logra hacer viajar al público por esas melodías inolvidables. Arlemar Méndez, Juan Carlos del Valle, Francisco Cairol y Alejandro Rodríguez, integrantes de The Jukebox Beatles Tribute, actúan por primera vez en Miami y las ovaciones los arropan.

El público está feliz. Algunos lloran de alegría, los que peinan canas regresan a su adolescencia. Muchos pueden decir, a su manera, “ya fui a un concierto de los Beatles”.

Una canción, mil historias

Para muchos, The Beatles representan lo mejor de su adolescencia, ese momento en que se atrevieron a soñar, el primer beso en una azotea, la canción que escuchaban en el auto el día en que escaparon de una ciudad, las letras de aquel tema que parecía escrito para ti y solamente para ti, o el refugio en medio de una sociedad extraña.

Ana, junto a sus amigas, viene a encontrarse con la música. "Desde que tenía 5 añitos me encantó la música de los Beatles", confesó. Una de sus canciones favoritas es I Want to Hold Your Hand, que tocaron esta noche.

Héctor tiene el orgullo de ser padre de Arlemar Méndez, quien asume el papel de Lennon en la banda The Jukebox Beatles Tribute. “Era el verano del 63 cuando los oí por primera vez. Desde ese día, dije no me interesó otro grupo", apuntó. "La primera canción que escuché fue Please Please Me. Los Beatles son unos genios, es poesía lo que ellos escribían; por eso son un clásico", recordó.

Como relató Diego, "la primera vez que escuché a los Beatles debía tener 6 años. Yo vivía en Colombia. Hay una anécdota que recuerdo y es que mi mamá me llevó a cortar el pelo, y le dijo al peluquero: 'córtale el pelo cómo a los Beatles'. Era la época en que ellos usaban el cabello corto", señaló entre risas.

Mi padre conoció por primera vez a los Beatles a los 13 años, en un terrible 1963 en La Habana, donde la música en inglés era prohibida. Junto a varios amigos, vieron cómo de un estuche de la Orquesta Aragón salía el disco de acetato de los Beatles, y la música hizo magia en un apartamento frente al hoy Parque John Lennon, en el Vedado.

La censura cubana fue parecida a la de la antigua URSS. Como recuerda Heberto Padilla en La mala memoria, en los años 60, en Moscú, los soviéticos escuchaban a los Beatles “en los discos más raros que he visto en mi vida: placas plásticas que se usan para radiografías”.

Antes de ser conocidos como The Beatles (en 1960), la banda tuvo nombres como The Quarrymen y Johnny and the Moondogs. El nombre definitivo llegó gracias a una idea de un exintegrante del grupo, Stuart Sutcliffe, y juega con las palabras beetle (escarabajo) y beat (ritmo).

Su éxito se debió no solo a la calidad de sus canciones, sino a que fueron pioneros en la experimentación musical, y añadieron a sus temas música electrónica y clásica, además de incluir la psicodelia.

Pero regresemos a Miami, a una noche inolvidable para muchos. Los asistentes salieron complacidos del teatro, pues The Jukebox Beatles Tribute y la Royal Symphony Orchestra pusieron voces y melodías a la banda de sonora de sus propias vidas.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar