miércoles 15  de  mayo 2024
MODA

Yas González lleva la obra de Mariano Rodríguez a Miami Fashion Week

La diseñadora Yas González habla sobre la colección inspirada en la obra del pintor cubano y con la que llegó por primera vez a la pasarela de Miami Fashion Week

Diario las Américas | WILMA HERNÁNDEZ
Por WILMA HERNÁNDEZ
Embed

MIAMI.- Yas González trasladó la obra de Mariano Rodríguez a la pasarela de Miami Fashion Week. Tras haber exhibido sus piezas en Dubái y Nueva York, la diseñadora mostró sus creaciones por primera vez en la Semana de la Moda de la ciudad donde nacen sus colecciones.

Con Óleo sobre lienzo, la cubanoamericana abrió la edición 2024 de Miami Fashion Week, que se celebró del 24 al 27 de enero en la galería Gary Nader Art Centre.

Se trata de una propuesta resort (crucero) que la modista plasmó en tejidos como el yoryet, la organza, el satín o el chifón. Piezas ideales para vestir en el clima de Miami en cualquier temporada, con las que González repasa la moda valiéndose de lo colorido de la obra de arte del pintor cubano.

“La primera vez que vi su obra fue en un catálogo que me trajeron, me gustaron mucho los colores y lo que cuenta en su obra. Pero cuando vi la obra de Mariano en persona, me transmitió una energía, una emoción que fue una delicia estar frente a su obra y mirarla. Y en ese momento sentí que entraba en la obra y estaba dentro de lo que estaba mirando. La paleta de color en la obra de Mariano es una cosa impresionante, que me ha costado mucho llevarlo a la tela porque son unos colores tan perfectos, tan llamativos, pero que no molestan a la vista. Y lograr eso es bien difícil. Esa es una de las tantas cosas que me enamoró de su obra”, expuso Yas González en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS, mientras del otro lado del teléfono se escuchaba la máquina de coser en la que sus diseños cobraban forma sobre la tela.

Luego de apartarse de la labor que la atareaba, continuó explicando cómo dio vida a la colección, que fue hilvanando entre el arte de Mariano Rodríguez (La Habana, 1912- 1990) y la moda en las diferentes décadas correspondientes al quehacer del artista sobre el lienzo.

“Está inspirada en la obra de uno de los más grandes. Llevo cuatro años estudiándolo y trabajando una colección cápsula que se ha convertido en una colección completa. He usado la obra suya como línea del tiempo desde los años 30, que fue cuando él empezó, hasta su última obra. Escogí las que más me gustaban para hacer como una cápsula de cada década de su vida como artista. Entonces capté en algunas piezas inspiraciones de sus obras, algunos detalles actuales que fueron llevados de las obras a la tela”, dijo González.

“Me identifico muchísimo con su obra, sus colores, con la pasión que ponía en cada pincelada, con lo mucho que tiene que ver con lo latino, no solo con lo cubano, porque pasó mucho tiempo en México y Venezuela, también viajó a la India”, agregó.

La propuesta

La colección se pasea por décadas que fueron clave en la trayectoria del artista y que, a la vez, han marcado estilo en la moda. Aunque la diseñadora resaltó la época de los años 50 su favorita.

“Fue un recorrido a través de la obra de Mariano por las diferentes décadas en las que surgieron sus piezas. También tomé esas épocas como inspiración para algunos cortes, así que hay cosas de los años 30 y 40. Hay cortes de los 50 bien a la cintura, de los 50 fue de donde más tomé, porque es mi época preferida. Hay cortes de mangas, algunos de cintura, siempre con un toque de algo de la época de la cual fue esa obra. Hay algo inspirado en un traje mexicano por una obra de gallos que él hizo en los años 40, que fue cuando él había viajado a México y regresado a Cuba. Entonces llevé al diseño lo vivido por Mariano a través de su obra”, dijo.

En cuanto a las siluetas, la colección incluye pantalones, vestidos, trajes de baño, trajes de hombre, piezas que destacan, algunas por la versatilidad y otras por los detalles de lentejuelas, encajes o transparencias. Una propuesta que conjuga la esencia del arte de Mariano Rodríguez con la identidad de una colección resort, ideada para vestir en una ciudad como Miami.

“Entre la obra de Mariano, lo que es Miami, lo que es el resort wear y todo lo que tengo en la cabeza, pues sale una mezcla de todo. Quise viajar a través de los años con los diseños. También hay pantalones campanas de los años 60, que están de moda otra vez, vestidos de encaja y transparencias. Pintamos encima de la lentejuela, que le da un toque de glamour”, detalló.

“Y son piezas que se pueden usar en cualquier momento, son atemporales, sobre todo, que las puedes combinar según la ocasión, puedes elevar o no un atuendo, por ejemplo, unas sandalias para la playa con una pieza y luego si te pones esa misma pieza en la noche, con tacones ya estás de gala. Eso es lo bueno que tiene este tipo de ropa de resort wear, que la puedes usar de día para una ocasión y después para una fiesta”, añadió.

Asimismo, resaltó que le seduce la idea de arriesgarse al combinar tejidos.

“Me gusta mucho jugar con esa mezcla de tejidos que normalmente no se mezclan, por ejemplo, una licra con un encaje súper elaborado. Sabes que no vas a usar tela de licra con algo fino porque la licra la usas para el gimnasio, pero encontré una línea donde se puede convertir en algo elegante, cómodo y, a la vez, lucir bien. También hay un tejido que me gusta para los trajes de baño porque sales de la playa y se seca rápido. También me gusta la elegancia de un satín o una organza. Y esa es la mezcla de tejidos que he hecho en esta colección”.

Sobre la idea de aterrizar en el armario las piezas que se ven en la pasarela, o sea, de dar un destino práctico a sus creaciones, comentó:

“Yo siempre dije desde que era niña que si algún día llegaba a ser diseñadora no haría esa ridiculez en la pasarela. Cuando estudie moda mi primera pregunta fue esa: ¿por qué lo hacen si nadie se lo va a poner? Entonces lo que he visto es que esas extravagancias son porque la pasarela es el lienzo en blanco del diseñador, donde va a llevar sus sueños, su arte, todas las locuras que tiene en la cabeza. Entonces siempre trato de hacer una mezcla entre lo que se quisiera poner una persona y mi inspiración. Y trato siempre de respetar eso, porque hay quienes ven alguna pieza en un desfile y la quieren comprar. Y yo quiero hacerles ropa a las personas, no solamente por una ilusión. Siempre tomo eso en cuenta cuando estoy diseñando”.

Para González, la moda se traduce en algo que siempre se puede llevar más allá del sentido de arroparnos.

“Arte en movimiento, eso es la moda para mí, el poder llevar algo, una nostalgia, un sentimiento, una obra, llevarla contigo siempre. No puedes andar con un cuadro de Mariano en el cuadro, pero sí puedes ponerte un vestido inspirado en su obra. El único momento en que la moda no es parte de nuestra vida es cuando nacemos”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar