MIAMI.-Yuyi Morales tenía 25 años cuando arribó a los Estados Unidos desde su natal Xalapa, México. Acompañada de Kelly, su entonces bebé de dos meses, enfrentó la difícil barrera del idioma para adaptarse a su nuevo hogar, encontrando refugio y apoyo en lugares que muchas veces obviamos, pero que están al alcance de todos: las librerías públicas.

“Llegar a San Francisco sin tener ninguna voz fue una manera de volver a ser niña. Fue una etapa difícil, pero fui acogida por una familia que, aún dentro de mis limitaciones, me recibió con amor. Además, mi esposo hablaba por mí, así que de cierta forma me sentía representada, pero de todos modos fue un proceso muy duro y que afectó mi autoestima porque no me sentía validada”, recordó la autora en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

En Soñadores, un texto infantil que ilustra el testimonio de su trayecto junto a Kelly, tanto físico como metafórico, la autora nos invita a sumergirnos en un mágico mundo que fue el mismo que le ayudó a descubrir una nueva cultura y a aprender inglés rodeada de aventuras.

“Yo pude hablar inglés leyendo libros infantiles e ilustrados. Historias pequeñas, concisas y precisas. Y debo reconocer que, aunque inicialmente fue difícil entender muchas de las palabras, la magia de las ilustraciones me ayudó a reconocer lo que los textos querían expresar. Eso fue mágico”, confesó sobre la razón de ser de su conexión y amor por este tipo de literatura.

Abrazando sueños

En su libro Soñadores, Yuyi Morales comparte versos libres y líricos, llenos de vibrantes ilustraciones con las que busca crear imágenes que inspiren a los niños a despertar su propia creatividad para que puedan verse proyectados en sus dibujos, promoviendo y celebrando, al mismo tiempo, la riqueza y la diversidad de su propia cultura y arte.

“Lo que traemos es nuestro legado, tesoro e identidad, y transmitirlo a nuestros hijos es un regalo para que tengan el beneficio y privilegio de poseer dos culturas”, dijo Morales, quien además de autora y narradora, es bailarina, coreógrafa y titiritera.

“Pienso que cuando uno encuentra algo que entiende y se ve reflejado en ello, ahí es cuando se produce el amor. Y eso me pasó con la literatura para niños. Me sentía acogida, fue una conexión y me enamoré. Me di cuenta de que era algo que yo quería hacer en mi vida”, agregó sobre las razones que la impulsaron a escribir Soñadores.

Su misión

Ganadora cinco veces del Premio Pura Belpré de Ilustración por los libros de niños más populares y vendidos en la actualidad como Just a Minute, Los Gatos Black on Halloween, Just in Case, Niño Wrestles the World y Viva Frida, Yuyi Morales confiesa que busca inspirar a los soñadores, a sus padres, y a todos quienes anhelan vivir en un mundo mejor.

“Escribo para inspirar a los niños inmigrantes, pero también a los nacidos en EEUU, a esos niños que están cruzando México junto a sus familias para buscar un mejor futuro. Escribo porque quisiera que todos tengan la oportunidad que yo tuve”, dijo la autora, quien además invita a todos los padres a escuchar y abrazar los sueños de sus hijos.

“Nosotros tenemos que soñar para que nuestros hijos sueñen. Tenemos que mostrarnos como seres con esperanza, voluntad y ánimo, para que los niños sean testigos de nuestra lucha por seguir nuestras metas. Hay que escuchar los sueños de ellos, abrazar sus anhelos y acompañarlos a cada lugar donde encuentren información de cómo realizarse”, finalizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas