CHICAGO.- El alma del equipo. Así calificó a José Abreu su compatriota cubano Yoan Moncada. Esta definición parece ser un acuerdo no escrito dentro de los Medias Blancas de Chicago.

En medio de una reconstrucción, los patiblancos parecen tener claro que Abreu pudiera ser parte vital del equipo en un futuro cercano, tal como lo ha sido desde que llegó a las Grandes Ligas en 2014.

“Él sabe cómo nos sentimos con respecto a él. Él lo tiene claro”, reconoció el gerente general de la organización Rick Hahn.

Abreu ha sido mencionado por varias publicaciones como un posible elemento para ser transferido antes del 31 de julio de este año, fecha límite para hacer cambios directos en las Grandes Ligas. Se ha hablado de los Astros de Houston, así como de los Medias Rojas de Boston y Rockies de Colorado.

“No se sabe cuándo llega una oferta que cambie las cosas, pero por ahora todo parece indicar que se va a quedar. El equipo lo quiere y él también quiere quedarse acá”, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS una fuente cercana a la organización. “Más allá de todo lo que ha hecho en el terreno, Abreu ofrece también una serie de intangibles que no se pueden cuantificar”.

Aporte invalorable

Desde que llegó a los Medias Blancas, Abreu ha sido vital no sólo con el madero, sino también con el liderazgo y una actitud que ha calado muy bien en la organización.

“Es alguien muy humilde y muy agradecido, que está contento por el hecho de que los Medias Blancas le dieron la oportunidad de cumplirle un sueño que siempre tuvo su mamá, verlo vestido de grandeliga”, aseguró la fuente.

Para Rick Renteria, mánager de Chicago, Abreu es uno de esos peloteros que nunca da problemas, y que por el contrario aporta soluciones más allá de lo que ha hecho con el madero.

Un ejemplo de ello: Cuando Abreu recibió la notificación de que no sólo participaría en el Juego de las Estrellas del 2018, sino de que había sido nombrado como titular tras recibir el apoyo masivo de los aficionados, el nativo de Cienfuegos en lugar de celebrar públicamente lo que hizo fue pedir disculpas a los Medias Blancas, por considerar que no había hecho lo suficiente, o que no había ayudado al equipo lo suficiente para recibir ese homenaje.

Ofensiva legendaria

El año 2018 no ha sido el más destacado para Abreu desde que llegó a las Grandes Ligas. Su porcentaje de bateo llegó a caer en 60 puntos en un lapso de 40 partidos, período en el que por cierto disparó apenas dos jonrones. Es, hasta ahora, el peor letargo del toletero derecho.

En 2017, por ejemplo, llegó a conectar tres hits en 38 turnos en un momento de la campaña, pero luego se recuperó y mantuvo la consistencia que lo ha convertido en apenas uno de los tres jugadores en la historia de la gran carpa en conectar al menos 25 jonrones y fletar 100 carreras o más en sus primeras cuatro campañas, uniéndose a Joe DiMaggio y Albert Pujols. Además es uno de un grupo de cinco que han remolcado 100 en sus primeras cuatro contiendas junto a los mismos DiMaggio, Pujols y Ted Williams y Al Simmons.

De ahí que Renteria no esté preocupado por el slump que atraviesa su estelar figura.

“Lo que sé es que va a salir de este letargo. Va a brillar tal como siempre lo ha hecho. Todo el mundo sabe que en momentos como este, un bateador debe pensar un poco más las cosas y tomarlas con más calma”, aseveró Renteria.

Vientos de cambio

Es este slump, sumado al hecho de que los Medias Blancas parecen haber tirado la toalla en 2018 y estar pensando más en la reconstrucción del equipo, han alimentado los rumores de la posibilidad de que Abreu recale en otra ciudad. Tampoco ayuda el hecho de que su contrato expirará al concluir la contienda de 2019.

Pero los Medias Blancas parecen no haberle puesto un valor a Abreu en el mercado, al menos de forma pública.

“Es un líder. Y la gente así lo reconoce, los fanáticos lo apoyan y lo ven como alguien especial en el equipo”, aseguró la fuente.

La presencia del veterano con buena ética de trabajo, y que además tiene un gran impacto con el madero, es una combinación que Chicago pareciera desear para venideras contiendas, especialmente ante el talento juvenil en ascenso dentro del club, como el mismo Moncada.

“Su meta y su sueño, y esto no es un ningún secreto porque lo ha dicho varias veces, es quedarse en Chicago”, apuntó la fuente. “Y hará todo lo posible para hacerlo”.

En una ciudad que parece mirar a los Medias Blancas por el espejo retrovisor y donde lo común es encontrarse una marea azul de camisas de los Cachorros, Abreu es el líder con más jerarquía entre los patiblancos. Y esto, al menos para el equipo, tiene tanto valor como los jonrones, promedio de bateo y remolcadas.

Aporte apreciado

José Abreu inició la Fundación Amigos de Abreu en 2015, una iniciativa que se enfoca en el atención para niños con necesidades especiales, sobre todo, en el caso del autismo.

Además de hacer donaciones, Abreu hace visita a hospitales, lo que permite crear una conexión especial con los niños.

“Estos niños sienten que él es su amigo personal”, aseguró a MLB.com Christine O´Reilly-Riordan, vicepresidente de relaciones con la comunidad de los Medias Blancas. “Este es José, su amigo, el amigo que viene a pasar tiempo con ellos”.

La idea de esta iniciativa fue una semilla que sembró en Abreu su mamá.

“Fue ella la que me enseñó a cuidar a personas que lo necesitan. Con esta fundación sencillamente quiero expandir el mensaje que ella me dio”, manifestó el pelotero.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas