Embed

LAS VEGAS.- El valor deportivo es dudoso, pero la expectación es enorme y la recaudación promete ser récord: Floyd Mayweather y Conor McGregor protagonizarán este sábado en Las Vegas, aunque le pese a sus críticos, uno de los combates del año.

La excéntrica confrontación entre un campeón de boxeo y otro de las artes marciales mixtas despertó numerosos cuestionamientos, pero las críticas solo consiguieron alimentar un "show" que paralizará a Estados Unidos y más allá también.

De un lado estará Mayweather, el campeón invicto que decidió volver del retiro después de haber puesto fin a su carrera en septiembre de 2015 con un impoluto balance de 49-0. Pese a sus 40 años y su inactividad, el estadounidense parte como favorito ante un rival que ni siquiera es boxeador.

Embed

Del otro estará el irlandés McGregor, quien a sus 29 años es el campeón de la Ultimate Fighting Championship -la empresa más importante de artes marciales mixtas- en el peso ligero.

Embed

Solo en Estados Unidos, se espera que más 50 millones de personas vean el combate. Es decir, casi uno de cada seis habitantes. En total, se estima que se venderán más de cinco millones de abonos del Pay-per-View a través de la emisora Showtime, cada uno por un valor de 99,95 dólares.

Hasta ahora, el récord de abonos de televisión pagados correspondía al "combate del siglo" entre Mayweather y el filipino Manny Pacquiao en 2015, con 4,6 millones de ventas para una recaudación de 437 millones de dólares.

Esta vez, los organisadores esperan una facturación de más de 600 millones de dólares. Según medios, "Money" Mayweather recibirá casi 200 millones y McGregor poco más de 100.

Los tickets en el T-Mobile Arena de Las Vegas, con capacidad para 20.000 personas, van desde los 1.500 a los 24.000 dólares. Allí se espera la presencia de figuras del deporte y el espectáculo como LeBron James, Sean Diddy Combs Denzel Washington o Angelina Jolie, entre otros. El evento será transmitido asimismo a unos 200 países en todo el mundo.

Embed

"Es un evento que abarca a todos los sectores y grupos demográficos, sociales y económicos", afirmó el director de la sección de Pay-per-View de HBO Mark Taffet, quien trabaja actualmente en la emisora CNBC.

¿Pero tiene algún valor deportivo la confrontación? Tanto Mayweather como McGregor son superestrellas de sus respectivos deportes, aunque los expertos advierten de que mezclar a ambos en un ring de boxeo no tiene ningún sentido más allá del espectáculo.

"Es buen negocio por el morbo. El deporte (de McGregor) es totalmente diferente, la respiración cambia. En el boxeo este muchacho no tiene ninguna oportunidad", declaró recientemente el ex boxeador mexicano Julio César Chávez.

Las técnicas de las artes marciales mixtas -como las patadas, los codazos y rodillazos- estarán prohibidas en este combate. Sin embargo, el irlandés se muestra confiado en una victoria.

"Creo que puedo terminar el combate ya en el primer asalto. No está a mi nivel", provocó McGregor en la última de las presentaciones de promoción que realizaron ambos deportistas, casi todas ellas marcadas por los escándalos, los insultos mutuos y los gestos obscenos. "Voy a vencerlo en su propio deporte", prometió. Sin embargo, sería realmente una sorpresa que Mayweather perdiera el invicto de toda una vida ante un rival que nunca boxeó profesionalmente.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario