El entrenador Brian Flores atraviesa sus días más difíciles desde que tomó las riendas de los Dolphins en el 2019. Con cinco derrotas consecutivas en la prensente temporada hay enorme desilusión en todos los segmentos. El estratega de origen hondureño, sin embargo, piensa que el equipo de Miami se encuentra muy cerca de pasar esa línea finita que separa el éxito del fracaso en la NFL.

Todos en el sur de la Florida esperaban que 2021 fuera el año de los Dolphins.

Te puede interesar

En su tercera campaña como líder de la escuadra, ya se puede decir que este es el equipo de Flores.

En su primer año empezó con siete derrotas consecutivas y terminó con un récord de 5-11. Todos entendieron que fue un año de reconstrucción. Y también era el año de novato del coach nacido en Brooklyn, NY.

Al año siguiente, los Dolphins recién en la última fecha vieron quebradas sus esperanzas de llegar a los playoffs y cerraron la campaña con marca 11-5.

En julio pasado, cuando los Dolphins estrenaron su complejo de entrenamiento, construido con una inversión de $135 millones, el dueño del club Stephen Ross dejó en claro sus objetivos.

“Cuando compré el club dije que nuestras metas son dar lo máximo posible a nuestra comunidad, tener las mejores instalaciones en la NFL y ganar el Super Bowl”, expresó Ross. “Ya hemos avanzado dos terceras partes”.

Ross se refería que solo les falta ganar el título máximo de la liga, pero al paso que van en esta temporada esa meta parece imposible de cumplir, al menos por ahora.

“Obviamente, Ross se encuentra decepcionado, él quiere que nuestro equipo tenga éxito”, afirmó Flores. “Todos los jugadores, entrenadores y aficionados también están decepcionados. Colectivamente Steve [Ross], Tom Garfinkel [ejecutivo principal], Chris Grier [gerente general], Brandon Shore [vicepresidente] y toda la organización esperan algo mejor”.

Pese a la dureza de sus propias palabras, Flores estima que el equipo trabaja muy fuerte y que se encuentra cerca de dar el paso necesario para enmendar rumbos.

“Hay situaciones en cada partido, pequeños detalles, que hacen la diferencia en el resultado”, explicó el estratega. “El margen de error en la NFL es muy delgado. Debemos limitar las fallas. Por ahora nos encontramos en el lado equivocado, pero si evitamos las penalidades y cuidamos las pequeñas cosas todo será distinto”.

Es cierto que el conjunto surfloridano mejoró un poco luego de haber sido arrasado por las derrotas y las lesiones.

tualesionmiami.jpg
Tua Tagovailoa fue capturado dos veces en la primera serie de Miami Dolphins, luego recibió el gran golpe de A.J. Epenesa en la siguiente serie

Tua Tagovailoa fue capturado dos veces en la primera serie de Miami Dolphins, luego recibió el gran golpe de A.J. Epenesa en la siguiente serie

La vuelta del quarterback Tua Tagovailoa en el caída 23-20 contra los Jaguars de Jacksonville en Londres, el 17 de octubre pasado, ayudó a la superación en la ofensiva, pero no bastó. Todos esperan que los triunfos lleguen para recuperar el enorme terreno perdido.

Mientras, la fe en Flores se mantiene intacta entre los jugadores y una prueba de ello la dio el linebacker Jerome Baker.

“Todos los días llegamos a los entrenamientos, nos encerramos, trabajamos muy duro y confiamos plenamente en el entrenador Flo”, confesó Baker. “Es desafortunado que nos encontremos con un récord 1-5, pero no podemos enfocarnos en el pasado. Solo debemos mirar el próximo desafío y tratar de ganarlo”.

Flores se ganó el cariño de sus jugadores y el respeto de todos en los Dolphins por su manera de actuar franca y directa con su personal. Además su enfoque de dar prioridad a la labor didáctica, de tomar su tiempo para enseñar a los jugadores, hacer las correcciones necesarias con el objetivo que cada uno de ellos evolucione y sea mejor es algo sumamente apreciado.

Claro que cuando los resultados no llegan la situación de derrota no resiste mucho tiempo. En el deporte profesional no existe el largo plazo. Hay que ganar ahora.

“Pienso que siempre hay frustración cuando uno tiene que lidear con la adversidad, van de la mano”, manifestó Flores. “Solo puedo decir que nos favorece que como organización somos un grupo que nos apoyamos mutuamente. Los jugadores se apoyan entre ellos, los entrenadores respaldan a los jugadores y estos últimos son recíprocos con los primeros. Todos estamos frustrados al no obtener los resultados que queremos, pero al mismo tiempo creemos en lo que estamos haciendo y en nuestro proceso”.

¿Podrán los Dolphins remontar este mal momento? ¿Tienen los elementos para ser un equipo competitivo? ¿Le darán la satisfacción al dueño del club de ganar el Super Bowl, luego que Ross mete sin miedo la mano al bolsillo para que los Dolphins sean un ejemplo de apoyo a nuestra comunidad y construya el mejor complejo deportivo de la NFL?

“Necesitamos hacer las cosas un poquito mejor realmente en todas las áreas”, sentenció Flores. “Si lo hacemos estamos todos confiados que las cosas cambiarán a nuestro favor”.

FUENTE: Luis F. Sánchez

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.7%
61486 votos

Las Más Leídas