Especial

@luisfsanchez6

Con un Kelly Olynyk notable, el Heat se cobró la revancha y venció 117-88 a los Nets de Brooklyn, la noche del sábado en la American Airlines Arena, en un resultado que puede tener implicaciones en el futuro en la batalla por meterse en los playoffs.

Era el cuarto partido consecutivo que el Heat (28-34) pasaba la barrera de los 100 puntos, y aquello tiene mérito porque la escuadra de Miami se ufana de su poder defensivo para salir airosa, pero ahora el ataque funciona y aquello es muy promisor cuando entramos en la parte decisiva de la temporada.

Te puede interesar

Pese a estar con molestias en ambos tobillos, el canadiense se convirtió en el mejor anotador de la jornada con 25 puntos, tres triples y seis rebotes.

Al Heat no le hicieron falta dos de sus mejores figuras Goran Dragic (pantorrilla) y Hassan Whiteside (cadera), ambos lesionados, para saborear el dulce de la venganza.

El 20 de noviembre pasado, los Nets (32-33) habían vencido 104-92 al Heat en la propia AAA.

El Heat venía de jugar grandes partidos contra los campeones reinantes, Warriors de Golden State, y los Rockets de Houston, con triunfo y derrota, respectivamente a día seguido, y dos noches después estaban frescos para derrotar a los Nets y mantenerse vivos en la pelea por un de los ocho puestos de la Conferencia Este para la postemporada.

Acompañaron de manera destacada a Olynyk en el equipo de Erik Spoelstra, Derrick Jones Jr., con 18 unidades; Rodney McGruder, con 17; Justise Winslow, con 13; Josh Richardson, con 12; y Bam Adebayo, con nueve. Además, este último estuvo muy potente en los rebotes y acumuló 16, el mejor de la noche en ese departamento.

Mientras, con los Nets destacaron Joe Harris con 15 puntos; Rodions Kurucs con 11; D'Angello Russell y Spencer Dinwiddle con 10 cada uno; y luego Caris LeVert, Treveon Graham y DeMarre Carroll, con ocho cada uno.

Al final del encuentro, el ídolo Dwyane Wade, quien aportó nueve puntos para la causa del Heat, intercambió camisetas con Russell, a quien se considera una promesa de la NBA.

Desde el arranque, el Heat tomó la iniciativa. Con el dominio en los rebotes de Adebayo, los aciertos de de Olynyk y la notable actuación de Jones Jr. poco a poco fueron ablandando al rival, hasta que al final lo hicieron desaparecer. Y el Heat terminó jugando con su segunda unidad.

En un buen momento a falta de 20 partidos para el fin de la campaña regular y con la confianza a tope, el Heat quedó listo para recibir a los Hawks de Atlanta, el lunes (7:30 p.m.) en una gran oportunidad para seguir escalando posiciones y colarse, por ahora, entre los ocho grandes de su conferencia, pues se encuentra en el décimo lugar.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas