Si el Heat ha logrado armar un equipo potente esta temporada mucho se debe a la "misión" que cumple su capitán, Udonis Haslem, quien se encarga de pasar la cultura vencedora del club a la nueva generación.

Durante sus 17 temporadas en el quinteto de Miami, Haslem bebió de la fuente del conocimiento que le brindaron gigantes como Alonzo Mourning, Shaquille O'Neal, LeBron James y del mismo Dwyane Wade, con quien llegó al Heat en el 2003.

Te puede interesar

"Lo primero que me dijo el entonces entrenador Pat Riley, cuando pisé la AmericanAirlines Arena, fue: 'Si trabajas duro eso no te garantiza que triunfes en la NBA, pero si no trabajas duro jamás vas a imponerte en la liga'", recordó Haslem. "Entonces me puse a trabajar con todo porque yo estaba desesperado por impactar con el Heat y en la NBA".

Y de seguro Haslem, quien el 9 de junio pasado cumplió 40 años, ha impactado de una manera formidable en la NBA. Conquistó tres títulos con el Heat. Es el jugador que más tiempo está en la franquicia y también es el único jugador en la historia de la liga no escogido en el draft que ha permanecido 17 años en un mismo club.

Haslem es quien se encarga de decir a los nuevos jugadores del Heat que hay que luchar hasta el último aliento. No hay otra opción.

"Lo que más me gusta de Ud. es que está totalmente comprometido a ayudar a pasar nuestra cultura a la nueva generación", le dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "El trabajo intenso y en equipo, la responsabilidad dentro y fuera de la cancha, el compromiso con nuestra comunidad, y todo lo que identifica al Heat".

Ese estilo del Heat, interpretado ahora por nuevos jugadores y guiados por el viejo capitán, es el que cumplía una muy buena temporada 2019-2020, hasta que el 11 de marzo pasado la NBA paralizó el campeonato porque un jugador había dado positivo de coronavirus.

Hasta entonces, el conjunto miamense había disputado 65 partidos con 41 triunfos y 24 derrotas y se ubicaba en el cuarto lugar en la Conferencia Este con muchas posibilidades de hacerle frente a cualquiera.

A partir que se desató la pandemia nadie sabe lo que ocurrirá al día siguiente. Lo que todos los aficionados del Heat quieren es volver a ver en acción a su quinteto: intuyen que se ha juntado una generación capaz de repetir las hazañas del 2006, 2012 y 2013.

Ahí están las nuevas figuras como Bam Adebayo, quien cumple su mejor campaña desde que la primera elección del Heat en el draft del 2017 llegó a Miami. Adebayo promedia por partido 16.2 puntos, 10.5 rebotes y 5.1 asistencias y en febrero pasado ganó la competencia de habilidades en el Juego de Estrellas de la NBA en Chicago.

También se lucen Tyler Herro, Kendrick Num, Chris Silva, Duncan Robinson y Derrick Jones, apoyados por los veteranos Goran Dragic, Jimmy Buttler y Kelley Olynyk, y por supuesto Haslem.

Spoestra posee todas las cartas para coronar de nuevo al Heat, pero hay mucha incertidumbre sobre el futuro.

Es cierto que la NBA tiene un plan y la idea de reanudar el campeonato en una sola sede, en el Walt Disney World, parecía la más viable, pero hay cabos sueltos y temor a que no pueda alcanzarse un acuerdo con los jugadores.

El comisionado de la NBA Adam Silver asegura que la liga se compromete a cumplir con todos los protocolos de salud, pero los jugadores no están conformes con algunos detalles, como por ejemplo que el personal del Disney Campus se somete a las reglas de su empresa y no a las de la liga; también aspiran a un seguro para el caso de lesiones y algunos consideran que si se reanuda la temporada 2019-2020 distraerá las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd luego que un policía blanco le presionara el cuello con su rodilla, el 25 de mayo pasado en Minneapolis.

Adebayo tiene la opción de renovar su contrato de novato en octubre próximo y es uno de los jugadores que pide una póliza de seguro, pues de acuerdo con su rendimiento, aspira a un contrato de nueve cifras.

Dragic, en cambio, quiere jugar, aunque por supuesto con todas las garantías para la salud de los jugadores.

"Somos jugadores de basquetbol y por lo tanto queremos competir", dijo el esloveno a WLPG Sports Local 10. "En la medida que sea seguro para todos los que vamos a estar en la burbuja [el Disney Campus], es bueno para mí. Yo quiero jugar".

Los fans del Heat de seguro se encuentran ansiosos porque su equipo vuelva a la acción y haga realidad todo el potencial que ha mostrado.

Y quizás uno de los jugadores más interesados en el retorno de la NBA sea Haslem, quien aspira a cerrar su carrera en la cancha.

"Uno quiere despedirse a su manera, y esto no va a ser posible", comentó el gran capitán. "Uno quiere estar con la gente que te ha apoyado, pero eso no lo tendré, pero siempre he sentido esa misión de pasar a la nueva generación lo que he aprendido de grandes mentes del basquetbol como Shaq, Zo, LeBron y el propio D-Wade".

Ese es el consuelo que le queda a Haslem.

Especial
@luisfsanchez6

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas