REDACCIÓN. En el béisbol de las Grandes Ligas, el Juego de Estrellas determina que el ecuador de la temporada fue superado, pero también es un punto de quiebre para analizar cómo han estado los peloteros esta campaña.

Los latinos han destacado y en Diario Las Américas le mostraremos quiénes fueron los mejores y por qué.

Te puede interesar

Iniciamos esta lista con el venezolano Ronald Acuña Jr. El jardinero de los Bravos de Atlanta deja claro que su premio como Novato del Año en 2018 no fue producto de casualidad, sino de talento y constancia.

Acuña Jr, de tan solo 21 de edad, es apenas uno de los seis peloteros que esta temporada ha logrado más de veinte (21) jonrones y mantener su promedio por encima de .290.

Embed

El venezolano, que cuenta con 53 impulsadas y 68 anotadas, consiguió el apoyo de los fanáticos para participar en el Juego de Estrellas de mañana, como titular, y también dirá presente esta noche en el Derby de Jonrones.

El dominicano Franmil Reyes, de los Padres de San Diego, ha demostrado más poder. Con 25 cuadrangulares, marcha cuarto en el viejo circuito. Su promedio, a diferencia del de Acuña Jr, no es muy elevado (.253), pero es “bueno” para este béisbol moderno que busca batazos de largometraje.

Mientras que el ya experimentado Domingo Santana, también dominicano, supo sacarle provecho al inicio de la campaña y con 18 cuadrangulares y 63 remolcadas (cuarto en este departamento en toda MLB en 2019) completa los jardineros latinos de élite en esta primera mitad de campaña.

El infield

Con tanto talento en defensa y poder entre los latinos que juegan en el cuadro interior, el cubano José Abreu, de los Medias Blancas de Chicago, se lleva los honores en la primera base.

El inicialista de los patiblancos ha demostrado poder y bateo oportuno. Sus 21 cuadrangulares y 66 impulsadas en la primera mitad lo hacen merecedor de la distinción.

Mientras que en la intermedia los honores se los lleva el curazaleñoOzzie Albies. El camarero de los Bravos sacó 14 pelotas, remolcó 49 carreras y promedió para .290 antes del clásico de luminarias.

Eduardo Escobar, venezolano a servicio de los Diamondbacks de Arizona, se soltó a batear este año y sus 18 cuadrangulares, 67 impulsadas y promedio de .296 lo dejó como el mejor antesalista latino de la primera mitad.

Los latinos, por años, han demostrado ser buenos en el campocorto. Esta zafra no es la excepción. Pero si analizamos poder, bateo oportuno y las carreras anotadas, el puertorriqueño Javy Báez, de los Cachorros de Chicago, se lleva los honores.

Embed

“El Mago”, que además aporta seguridad defensiva, llevó la bola al otro lado de la verja en 22 ocasiones, fletó 62 rayitas y pisó el home en 59 ocasiones.

Caretas de lujo

Y si los latinos han demostrado ser campocortos con manos seguras y precisión en el bateo, detrás del home sí que tiene talento. Los tres máscaras con mejor ofensiva en la primera mitad hablan español.

El dominicano Gary Sánchez, de los Yankees de Nueva York, fue el más destacado gracias a sus 24 cuadrangulares y 57 remolques. Números que le permiten ser el titular de la Americana en el Juego de Estrellas a celebrarse mañana en Cleveland.

Embed

Con los mismoshonores de Sánchez, pero con el sello de la Nacional, el venezolano Willson Contreras también verá acción en el clásico de luminarias gracias al apoyo de los fanáticos, pero también por su desempeño en lo que va de torneo.

El receptor de los Cachorros de Chicago cruzó el ecuador de la campaña con average de .286, 18 jonrones y 52 fletadas.

Por muy poca distancia. El cubano Yasmani Grandal es tercero en esta lista. El careta de los Cerveceros de Milwaukee sacó 19 pelotas y llevó hasta al home a 49 compañeros.

Mientrtas que el dominicano Edwin Encarnación, ahora con los Yankees luego de haber iniciado la campaña con los Marineros de Seattle, destaca como designado gracias a su 25 vuelacercas.

Brillo monticular

Y como hay talento para todo, el pitcheo no podía quedarse atrás. El mejor exponente latino, como abridor, en lo que va de campeonato, no es otro que el dominicano Luis Castillo, de los Rojos de Cincinnati.

El derecho, que suma 8 triunfos en 18 presentaciones, tiene una efectividad de 2.29. La segunda mejor, solo por detrás de Hyun-Jin Ryu (1.73). El quisqueyano, que además suma 124 ponches en 106 episodios de labor, podría terminar la campaña en otro equipo.

Y si Castillo ha demostrado que sabe cómo ir largo en los juegos, el aplomo de Aroldis Chapman lo ubica nuevamente como uno de los mejores cerradores de todas las Grandes Ligas y el mejor entre los latinos.

El zurdo, a servicio de los Yankees de Nueva York, ha rescatado 24 de 27 juegos posibles y en dos de los tres en los que perdió la oportunidad de poner el candado se quedó con la victoria.

Embed

Sus bolas rápidas, mezcladas ahora con más frecuencia con envíos quebrados, le han permitido recetar 50 ponches en 34.2 entradas de labor. Solo ha permitido un cuadrangular y tolerado siete carreras, para exhibir una efectividad de 1.82.

El jueves se da inicio a la segunda mitad de temporada y lo primordial será buscar un boleto a postemporada, pero mantener este ritmo ayudará a muchos de estos latinos a ir por mejoras salariales o ¿por qué no? Por algunos premios.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas