TOKIO.- La realidad de las Olimpíadas de Tokio, aplazadas de este año al próximo, podría ser la de unos juegos con los deportistas en cuarentena, menos espectadores y con costo para los contribuyentes de miles de millones de dólares.

En las últimas semanas, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha insinuado en diversas entrevistas fuera de Japón la posibilidad de los estadios vacíos, las cuarentenas y los tests para COVID-19.

Te puede interesar

John Coates, el miembro del COI que supervisa los preparativos de Tokio, dijo hace pocas semanas en Australia que las Olimpíadas de Tokio enfrentan “problemas reales” debidos en parte a las cifras: a los 15.400 deportistas olímpicos y paralímpicos se suman el personal, las autoridades, la prensa y unos 80.000 voluntarios.

Políticos japoneses, e informes noticiosos sin fuentes, transmiten en Japón el mensaje sombrío de unos Juegos con muy pocos espectadores —o ningunos_, exámenes para los deportistas, aficionados y el personal y una situación de cuasi-cuarentena en la Villa Olímpica.

Horas antes de una conferencia de prensa online el jueves con el vocero de los juegos de Tokio, Masa Takaya, la prensa japonesa publicó distintas versiones de la misma historia, que cita fuentes anónimas: las Olimpíadas del año próximo serán “reducidas”, “simplificadas” o “muy distintas”.

El gerente general Toshiro Muto ha hablado claramente de recortar los costos y “reducir los niveles de servicios”.

Algo similar dijo la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, a los noticiarios del jueves.

“Seguiremos adelante con los elementos que se deben simplificar”, dijo. No entró en detalles sobre las reducciones, pero dijo que se consultará al público.

“Lo primero que debemos hacer es ganar la comprensión de los habitantes de Tokio y el pueblo japonés”, dijo.

Pero en la conferencia de prensa, Takaya no ratificó la información filtrada que, dijo, no provino de él.

Un informe mencionó la reducción del aforo, lo que dejó en el limbo la situación de millones de entradas ya vendidas.

“Queremos despejar estas preocupaciones”, dijo Takaya a los angustiados tenedores de boletos.

Pero no dijo nada en concreto aparte de que las “contramedidas” al COVID-19 se decidirán en los próximos meses. Estas incluirían los planes para aficionados, cuarentenas y demás.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas