martes 24  de  enero 2023
Motores

La familia devuelve a piloto cubanoamericano a las pistas de NASCAR

Luego de anunciar su retiro por razones familiares, Aric Almirola aprende a compartir su pasión por la velocidad y el NASCAR

Por Luis F. Sánchez

Una decisión familiar determinó que Aric Almirola anunciara, el 10 de enero pasado, su retiro de NASCAR, y también un acuerdo familiar fue clave para que el piloto cubanoamericano diera a conocer, el 26 de agosto anterior, que en el 2023 volverá a correr a tiempo completo en la máxima categoría de coches estándar.

Almirola contó que días atrás su auspiciador desde hace 11 temporadas Smithfield Foods le ofreció un contrato multianual que se extenderá a partir del próximo año.

Inmediatamente, el piloto tuvo su “consejo de estado” con su esposa Janice y sus hijos Alex y Abby. Era fundamental el consentimiento de ellos, porque Aric les había prometido que con 38 años y 17 años de ellos entregados a las tres series mayores de NASCAR era tiempo de compartir juntos. Y la nueva vida iba comenzar al término de la temporada del 2022.

“Aprendí mucho este año y lo principal es nunca decir nunca”, afirmó Almirola. “Sé que tengo el trabajo que más quiero, pero eso no puede ir a costa de mi familia. Felizmente encontramos una manera de equilibrar ambas cosas y nunca me he sentido más feliz que ahora”.

En efecto, Almirola tuvo la fortuna de conciliar durante la presente campaña en NASCAR su pasión por las carreras y la dedicación a su familia.

“La decisión original de retirarme como piloto a tiempo completo la tomamos en familia, y también la decisión de volver la tomamos todos juntos”, explicó el piloto. “Janice, Alex y Abby se muestran tan entusiasmados como yo de continuar corriendo con el coche # 10 de Smithfield Ford Mustang”.

La fórmula que encontraron los Almirola para que el conductor siguiera en carrera fue muy simple. Todos los fines de semana de competencia, Janice, Alex y Abby, viajaban con él; así recorrieron y conocieron el país juntos y se sintieron muy cómodos de estar cerca y más unidos que nunca.

Además, florecía la química de Aric con el jefe de equipo de la escudería Stewart-Haas Racing, Drew Blickensderfer. Lo que antes era una enorme presión en las semanas de carrera se convirtió simplemente en un placer de hacer un trabajo al lado de personas entrañables.

Por eso no fue muy complicado para todos en la familia dar el sí cuando Smithfield Foods hizo la propuesta para que Almirola volviera.

“Aric es parte de la familia Smithfield desde hace más de una década y nos sentimos muy felices de tenerlo de regreso en el coche # 10 Smithfield Ford Mustang”, expresó Shabe Smith, ejecutiva principal de Smithfield Foods. “Así como Aric descubre nuevas maneras para disfrutar el deporte, Smithfield lo hace también. Este año estuve con Aric en la Daytona 500 y fue algo electrizante. NASCAR es exactamente donde necesitamos estar. Ahí están nuestros clientes y nadie llega a ellos mejor que Aric. ‘Él es un increíble y talentoso piloto y un hombre devoto por su familia quien encarna los valores de Smithfield”.

En el automovilismo no se puede ir a ninguna parte sin el apoyo de un patrocinador. Almirola lo tiene, pero lo admirable es que devuelve con creces la confianza y la inversión que han puesto en él.

“Todos en el equipo SHR estamos muy entusiasmados con el retorno de Aric a Smithfield Ford Mustang”, dijo Tony Stewart, copropietario de SHR junto con Gene Haas. “Siempre admiré a Aric porque es una persona que no deja de trabajar para mejorar, para buscar una vía más eficiente y la campaña del presente año es una prueba de ello”.

Debido a que esta temporada 16 pilotos diferentes ganaron carreras y obtuvieron de manera automática el derecho a disputar los playoffs, solo uno avanzó sin un triunfo debido al retiro de Kurt Busch, por razones médicas tras sufrir una conmoción cerebral en un choque en la carrera en el autódromo de Pocono que le impidió estar en las última seis pruebas.

“NASCAR es un desafío muy duro en términos de competición y compromiso”, agregó Stewart. “Aún con todo eso, Aric econtró la manera de competir y disfrutar la vida con su familia. Parece simple, pero lograrlo es difícil, pero Aric lo hizo. Es uno de sus muchos atributos y es una de las tantas razones por las que es el piloto ideal para Smithfield y para nosotros”.

Almirola finalizó en el puesto 19 en la campaña regular 2022 y quedó fuera de los playoffs por primera vez en las cuatro últimas temporadas de manera consecutiva.

En 15 años en la categoría principal de NASCAR, la Cup Series, Almirola estuvo en la línea de partida 414 veces, logró tres victorias, 28 ubicaciones ente los cinco mejores, 91 veces entre los Top-10, tres veces obtuvo la primera posición de largada y lideró 899 vueltas durante su trayectoria.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar