CLEVELAND.- El alero LeBron James mantuvo su condición de verdugo de los Raptors de Toronto y con una canasta antes de la bocina dio a los Cavaliers de Cleveland la victoria por 105-103 en el tercer partido de la eliminatoria de las semifinales de la Conferencia Este, que dominan 3-0 al mejor de siete.

Ahora los Cavaliers pueden barrer la serie mañana cuando se enfrenten de nuevo en el cuarto partido que se jugará en el mismo escenario del Quicken Loans Arena.

Mientras que los Raptors, en tal caso, habrán sufrido de nuevo una decepción en la competición de los playoffs a manos de los Cavaliers, que por tres años consecutivo habrán sido sus verdugos.

Las estadísticas no favorecen a los Raptors después que 129 equipos que han estado 0-3 en una serie de playoffs han podido remontarla.

Aunque los Raptors se presentaban al inicio de la competición de playoffs como favoritos a luchar por el título después de haber concluido la temporada regular con la mejor marca de la Conferencia Este y la ventaja de campo.

Pero James ha brillado de manera especial en la eliminatoria al ser protagonista en el primer partido, que el mismo "robó" a los Raptors en la prórroga, tuvo 43 puntos en el segundo y en el tercero volvió a ser decisivo.

James acabó el partido con 38 puntos, tras anotar 14 de 26 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, dio siete asistencias, capturó seis rebotes, recuperó dos balones y puso un tapón.

La estrella de los Cavaliers (227) superó al base francés Tony Parker (226) en el quinto puesto de más partidos disputados en los playoffs.

Dereck Fisher con 259 es el líder de todos los tiempos, seguido por Tim Duncan (251), Robert Horry (244) y Kareem Abdul-Jabbar (237).

Después que los Raptors habían empatado el marcador con un triple conseguido por el alero novato inglés OG Anunoby, que salió por primera vez de titular en los playoffs en el puesto del ala-pívot congoleño español, Serge Ibaka, James recibió el saque de banda, corrió a través de la pista e hizo el tiro en suspensión decisivo ante la frustración de los jugadores de los Raptors.

Embed

Mientras los compañeros de James fueron a abrazarlo y luego la estrella de los Cavaliers se subió a la mesa de anotadores para celebrar otro triunfo milagroso, como lo había hecho también en la eliminatoria ante los Pacers de Indiana.

"Mi responsabilidad es acabar los partidos y eso es lo que ha sucedido en lo que va de competición", subrayó James al concluir el encuentro. "Ahora estamos más cerca de las finales de la Conferencia Este, pero aun nos falta un triunfo más".

No pueden superar el fenómeno "James" en los playoffs y tienen marca perdedora de 2-11 en los enfrentamientos que han tenido con la estrella de los Cavaliers.

El ala-pívot Kevin Love, que ha recuperado su mejor forma, también fue decisivo en la victoria de los Cavaliers al conseguir un doble-doble de 21 puntos y 16 rebotes, incluidos 15 que fueron defensivos.

El escolta Kyle Korver hizo su labor al ser la primera opción ofensiva de los Cavaliers desde fuera del perímetro con 18 puntos al anotar 4 de 6 triples.

Mientras que el base Kyle Lowry logró 27 puntos y fue el líder de los Raptors, que podrían quedar eliminados en la semifinales por segundo año consecutivo ante los Cavaliers.

Con el escolta estrella de los Raptors, DeMar DeRozan, en el banquillo durante el cuarto periodo, sin que fuese factor ganador, Lowry fue el líder del equipo que los metió en el partido.

La derrota dejó de nuevo en el punto de mira al entrenador de los Raptors, Dwane Casey, por la manera como ha hecho los movimientos dentro del equipo, pero negó que su equipo esté bloqueado cuando se enfrenta a James y no pueda superar su presencia en el campo.

"No estamos ante el fenómeno Michael Jordan, simplemente el equipo no pudo ejecutar bien y perdimos", comentó Casey.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas