LONDRES.- Mohamed Salah recuperó el instinto goleador de la campaña pasada y doblegó, con un hat trick, al Bournemouth (0-4), para sostener la invencibilidad del Liverpool y seguir metiendo presión al Manchester City.

El egipcio anotó su primer hat trick de la temporada en la Premier League -solo había conseguido un doblete en Liga de Campeones ante el Estrella Roja- para sacar los tres puntos del Vitality Stadium y aupar, de manera provisional, al Liverpool al liderato de la liga.

Embed

Después de dos partidos comprometidos, salvados sufriendo, como ante el Everton con un gol en el último minuto y ante el Burnley, remontando un tanto en contra, los Reds se reencontraron con la tranquilidad en casa de la revelación de la liga.

Los chicos de Eddie Howe se postularon como el Burnley de esta temporada, con el sueño de pelear por ser el equipo detrás de los seis grandes. Sin embargo, cinco derrotas en los últimos seis encuentros les han bajado los humos.

La última de ellas, en casa y con polémica, porque el gol que abrió el marcador, obra de Salah, llegó en fuera de juego. El egipcio y Roberto Firmino combinaron en tres cuartos de cancha, el brasileño sacó un latigazo y Asmir Begovic solo acertó a despejar al centro. Ahí apareció Salah, que venía de fuera de juego, para empujar la pelota.

Embed

Al no haber VAR en la Premier el gol subió al marcador, pese a las airadas protestas de los Cherries.

Gareth Southgate, seleccionador inglés, estuvo presenciando el partido, quizás interesado en conocer la evolución de Callum Wilson, autor de ocho goles esta temporada, después de convocarle para los pasados compromisos de Inglaterra.

Pero no fue el día para ningún jugador del Bournemouth. En cuanto arrancó la segunda mitad, Salah se encargó de hacer el segundo.

Recibió fuera del área, fue aguantando las tarascadas por detrás y mientras Nathan Aké reculaba, encontró el hueco para el disparo y la cruzó pegadita al palo.

Embed

El tercero sentenció el encuentro cuando Andy Robertson centró desde la banda izquierda y Steve Cook, central local, introdujo la pelota en su portería.

Aún quedaba tiempo por delante y Salah, convertido en el jugador que menos partidos ha necesitado para llegar a los cuarenta goles en el Liverpool, hizo su segundo hat trick con la camiseta Red.

Le mandaron un pase en profundidad, ganó la carrera al central y se marchó del portero. El cuero se le fue un poco largo y le dio tiempo a Begovic de recomponerse. El egipcio le tiró un amago que lo dejó en el suelo y con dos jugadores del Bournemouth bajo los palos la acomodó a un lado dejando la firma de que cada vez está más cerca de volver a ser el de la temporada pasada.

Además, los tres goles le permiten igualar a Pierre-Emerick Aubameyang como máximo goleador de la Premier.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas