viernes 23  de  febrero 2024
BÉISBOL

Ozzie Guillén sobre su despido en Miami: "Me botaron por malo, no por lo que supuestamente dije" sobre Fidel

El dirigente venezolano no está ansioso por volver a dirigir en las Grandes Ligas, pero siempre deja la puerta abierta; incluso a los Marlins de Miami

Diario las Américas | REYES UREÑA
Por REYES UREÑA

Miami puede ser una ciudad muy cambiante, su clima da da fe de ello y los fanáticos de béisbol de la ciudad del sol también. El venezolano Oswaldo "Ozzie" Guillén ha vivido un mar de emociones en la capital de Florida y no se cierra a seguir en este vaivén de sensaciones.

El primer mánager latino en ganar una Serie Mundial salió de Miami por la puerta de atrás en 2012, luego de que el dirigente indicara que "que admiraba a Fidel Castro". Sin embargo, Ozzie considera que no fue despedido por su "supuesto" comentario, sino por el mal resultado de los Marlins de Miami el año en el que inauguraron el LoanDepot Park.

"La vida da muchas vueltas, no tengo nada personal contra los Marlins, (Jeffrey) Loria ni nadie. Mucha gente dice que me botaron por un comentario que supuestamente dije, a mí me botaron por malo. Por mal mánager", indicó el estratega durante la Serie del Caribe que se celebra en Miami y le dio la oportunidad de volver a Miami a dirigir un equipo, sus amados Tiburones de La Guaira. Al que los sacó campeones en Venezuela tras una espera de 37 años.

El año que los peces solo pudieron ganar 69 de los 162 compromisos de ronda regular y quedaron últimos en la División Este de la Liga Nacional.

"El equipo grande los Marlins en ese momento era un equipo malo, cambiaron a todos en junio-julio", recordó Guillén. "Ya yo sabía lo que venía, a mi me botaron por malo, no por el comentario que supuestamente hice y que lo mantengo. Aquí yo juego con un poco de cubiches jugando golf, no tengo nada en contra de ninguno. Lo malos recuerdos fue que me botaron y salí por la puerta de atrás".

Pero Miami no siempre fue hiriente para Guillén, el dirigente vivió momentos de ensueño cuando era coach de tercera y los Marlins conquistaron la Serie Mundial de 2003. Y luego la alegría colmó a la ciudad cuando volvió como mánager.

"Recuerdo que cuando me trajeron eran bombos y platillos y cuando me fui se olvidaron hasta de mi nombre", siguió. "Pero es parte del juego, aprendes de las cosas malas y las buenas. Es parte del juego. No tengo nada que despreciar de eso, eso te enseña a crecer".

Ozzie no se niega a regresar con los Marlins

Ozzie Guillén ha dirigido en su natal Venezuela y -en dos etapas- a sus Tiburones de La Guaira, pero su nombre siempre se ha visto involucrado en rumores sobre que podría tomar las riendas de un equipo. El propio estratega indica que no le quita el sueño, pero que de presentarse una buena oferta la tomaría. Incluso de los Marlins.

"Yo no estoy pendiente de dirigir en las Grandes Ligas, no me quita el sueño eso", explicó, "Tienen que poner un poco de millones al frente mío y no se puede decir que no, y a lo mejor si me invitan a ser dirigente de los Marlins vamos a meter mucha gente, porque hay más venezolanos que en muchos países".

Las 104.252 entradas vendidas para los siete juegos de Venezuela (Tiburones de La Guaira) en la Serie del Caribe, sin contar la final, llevó a Ozzie a realizar este comentario. Los Marlins son uno de los equipos de Grandes Ligas que menos gente lleva a los estadios, en la temporada pasada se registraron para los peces 1.162.819 entradas vendidas para los 81 juegos de locales.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar