HOUSTON- El factor campo se hizo presente en la jornada de semifinales de conferencia de la NBA con los Sixers de Filadelfia y los Trail Blazers de Portland que lo aprovecharon para conseguir sendas victorias que les permitieron llegar al decisivo séptimo encuentro en sus respectivas series.

El escolta Jimmy Butler con 25 puntos, ocho rebotes, seis asistencias y dos robos de balón le dio nueva vida a los Sixers tras lograr un triunfo cómodo de 112-101 frente a los Raptors de Toronto y empataron a 3-3 la serie que disputan al mejor de siete.

Te puede interesar

El decisivo encuentro se tendrá que jugar el próximo domingo en el Scotiabank Arena de Toronto, donde el ganador de la serie se enfrentará en las finales de la Conferencia Este a los Bucks de Milwaukee que ayer, miércoles, eliminaron a los Celtics de Boston (4-1).

El partido disputado en el Wells Fargo Center de Filadelfia no tuvo más historia que ver al equipo local, los Sixers, que dominaron de principio con su mejor baloncesto de conjunto e individual a un rival, los Raptors, que volvieron a depender exclusivamente de dos jugadores y medio.

Butler, que había sido muy crítico con el rendimiento de sus compañeros en el quinto partido que perdieron en Toronto (125-89), especialmente con el base australiano Ben Simmons, a quien le había dicho que dejase el "miedo" de tirar a canasta y lo hiciese "siempre", vio como la crítica "constructiva" funcionó.

Simmons surgió con su mejor juego en lo que va de la serie y aportó 21 puntos, ocho rebotes y seis asistencias, que lo dejaron como el segundo máximo encestador de los Sixers, que tuvieron una lista de seis jugadores, incluidos los cinco titulares, con números de dos dígitos.

"Hemos respondido con clase y carácter de equipo que puede ganar a cualquier rival", declaró Butler al concluir el partido. "Además nos hemos convencido que tenemos opciones de luchar por el triunfo que necesitamos para estar en las finales, que por lo único que compito, por ganar".

Otro jugador que también respondió a su condición de líder y decisivo, especialmente dentro de la pintura, fue el pívot camerunés, Joel Embiid, quien, aunque comenzó inconsistente y no fue factor ganador en la primera parte, en la segunda todo cambió a su favor.

Embiid superó el marcaje que le hicieron los hombres altos de los Raptors, encabezados por el pívot español Marc Gasol, y acabó el partido con un doble-doble de 17 puntos, 12 rebotes -10 defensivos-, y puso dos tapones.

El alero Tobias Harris se quedó a las puertas de otro doble-doble con 16 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias, siendo el cuarto mejor encestador de los Sixers.

Por su parte, los Raptors, desperdiciaron la oportunidad de haber cerrado el pase a las finales por primera vez desde el 2016 cuando las jugaron frente a los Cavaliers de Cleveland y las perdieron.

Pero ni su juego individual no colectivo fue el mejor para poder superar a unos Sixers, que fueron muy superiores en todas las facetas del juego y solo la clase individual del alero Kawhi Leonard, que aportó un doble-doble de 29 puntos, 12 rebotes -11 defensivos- y cinco asistencias evitó que la derrota fuese peor.

El base Damian Lillard y los Trail Blazers se resistieron a quedar eliminados de las semifinales de la Conferencia Oeste y con su triunfo en el sexto partido por 119-108 ante los Nuggets de Denver, forzaron el séptimo que se jugará el próximo domingo.

Lillard recuperó su inspiración encestadora y con 32 puntos, incluidos 17 en el tercer cuarto, cuando los Trail Blazers rompieron el marcador a su favor, lideró una lista de apenas cuatro jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

El escolta C.J.McCollum también llegó a los 30 puntos, mientras que el reserva Rodney Hood, que se consolida como el sexto jugador de los Trail Blazers, respondió con otros 25.

El ala-pívot Zach Collins, quien también salió del banquillo logró otros 14 con cuatro rebotes y completó la lista de los mejores encestadores de los Trail Blazers, que buscan llegar a las finales de la Conferencia Oeste por primera vez desde la temporada del 2000.

Antes de quedar eliminado por personales, el pívot serbio Nikola Jokic acabó de nuevo como líder de los Nuggets al conseguir un doble-doble de 29 puntos, 12 rebotes y ocho asistencias.

El base canadiense Jamal Murray también hizo una buena labor con otro doble-doble de 24 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias, que al final no pudieron competir con la labor individual de Lillard.

Los Nuggets perdieron la primera oportunidad de conseguir el pase a las finales de la Conferencia Oeste, a las que no llegan desde el 2009 y que han disputado por tres veces en la historia de la franquicia de Denver.

El domingo en su campo del Pepsi Center tendrán una nueva oportunidad, la segunda, en la serie y el ganador se enfrentará al vencedor de la eliminatoria semifinal que disputan los Warriors de Golden State contra los Rockets de Houston y que los bicampeones de liga dominan por 3-2.

Pero han perdido para el sexto partido, que se juega este viernes en el Toyota Center de Houston, al alero estrella Kevin Durant, lesionado.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas