NUEVA YORK.- Una fórmula convencional de béisbol sacó adelante a los Yanquis del juego de comodines de la Liga Americana. Una audaz apuesta con su bullpen no pudo evitar otra decepción de postemporada para los Atléticos.

Un temprano jonrón de dos carreras de Aaron Judge y cuatro bravos innings del as dominicano Luis Severino señalaron el camino para que Nueva York derrotase el miércoles 7-2 a Oakland.

Embed
Embed

Luke Voit remolcó un par de anotaciones con un triple dentro del racimo de cuatro carreras en la sexta entrada que fue el golpe de gracia en el duelo de vida o muerte.

Embed

Para ese momento de la noche en el Yankee Stadium, los aficionados de casa inflaron el pecho para un desafiante cántico: "¡Queremos a Boston!"

Es lo que tendrán a partir del viernes, al tocarle a Nueva York enfrentar a los Medias Rojas, sus eternos rivales, en una serie divisional entre dos de los tres equipos que este año alcanzaron las 100 victorias -- las 108 de Boston representaron un récord de la franquicia.

Boston y Nueva York no se enfrentaban en playoffs desde 2004, cuando los Medias Rojas revirtieron por primera vez en la historia una desventaja de 3-0 en una serie y eliminaron a los Yanquis, en camino a conquistar el Clásico de Octubre.

Nueva York emergió victorioso del juego de wildcards por segunda campaña seguida, esta vez liderando de punta a punta.

"Severino marcó la tónica y salió con determinación", dijo el manager de los Yanquis Aaron Boone.

Hace un año, Severino solo pudo sacar un out en el primer inning y dejó a los Yanquis en un hoyo 3-0 abajo. Pero los bates salieron en auxilio del derecho al conseguir el triunfo 8-4. Fue el inicio de una marcha que llevó a Nueva York hasta un séptimo juego de la serie de campeonato de la liga, que perdieron ante los Astros de Houston.

Esencialmente, bajo la dirección del entonces manager Joe Girardi, los Yanquis ganaron con su bullpen.

Oakland descontó en el octavo mediante un jonrón de dos carreras de Davis hacia el derecho ante Zack Britton, pero Giancarlo Stanton respondió en la parte baja con un monumental cuadrangular por el izquierdo. David Robertson sacó 1-2-3 el séptimiento, mientras que Aroldis Chapman completó la faena de cinco hits.

Embed

FUENTE: LAS MAYORES

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario