WASHINGTON. -Este iba a ser un buen año para el turismo mundial: las tensiones comerciales bajaban gradualmente, ciertas economías crecen y habrá importantes eventos internacionales, como las Olimpiadas en Tokio.

Pero el brote de un nuevo virus en China ha puesto de cabeza la industria de los viajes, amenaza con causar pérdidas multimillonarias y hacer que los excursionistas se queden en casa.

Te puede interesar

Gabrielle Autry, una estadounidense que vive en China, esperaba viajar a Hong Kong esta semana junto con su novio chino para comprometerse. Pero esos planes ahora están en pausa porque la pareja está en cuarentena en su departamento en Hangzhou, a ocho horas en coche de la ciudad de Wuhan, donde se detectó por primera vez el coronavirus.

Hasta este miércoles, China tenía 28,018 casos reportados y 563 fallecidos.

Al menos 30 aerolíneas, entre ellas American Airlines, han suspendido su servicio a China y 25,000 vuelos fueron cancelados solo esta semana, de acuerdo con OAG, una empresa de datos de viajes. Los hoteles en el país asiático están prácticamente vacíos y la ocupación cayó 75% en las últimas dos semanas de enero, de acuerdo con la firma hotelera STR. Hay más de 7,000 pasajeros en cuarentena en dos cruceros en Japón y Hong Kong.

Esta semana, Disney dijo que perderá 175 millones de dólares ya que sus parques en Hong Kong y Shanghai permanecerán cerrados durante dos meses.

Antes del coronavirus, la Organización Mundial del Turismo (OMT), una agencia de la ONU, pronosticaba un crecimiento de entre un 3% y 4% en el turismo mundial para este año, respecto a los 1,500 millones de turistas que viajaron en el 2019. Esto pese a algunos riesgos asociados con la incertidumbre por el Brexit y las disputas comerciales entre Estados Unidos y China. Sin embargo, es muy probable que esas estadísticas sufran cambios, tras la aparición del coronavirus.

En este panorama, los turistas chinos tienen un peso importante. En el 2018, este segmento hizo 150 millones de visitas al extranjero y gastó 277,000 millones de dólares, de acuerdo con la firma IHS Markit. En el 2002, los turistas chinos gastaron 15,400 millones de dólares.

Carnival y Royal Caribbean han cancelado unos 20 cruceros por China entre las dos, y muchas líneas de cruceros no permiten que los pasajeros aborden si han estado en China o Hong Kong en los 14 días anteriores a la navegación.

Los turistas de otras partes también están cancelando sus viajes a Asia. Otros están esperando a ver qué sucede y aguardan a que las cosas mejoren en uno o dos meses.

En tanto, se acumulan las cancelaciones para las aerolíneas. Tourism Economics, una firma de datos y consultoría, estima que las líneas aéreas estadounidenses perderán 1,600 millones de dólares este año debido a la pérdida de negocios hacia y desde China. La empresa no tiene estimaciones para las aerolíneas chinas.

Destinos más alejados del brote también se están viendo afectados. Australia, ya afectada por los incendios forestales, acaba de imponer una prohibición de viaje a los visitantes de China continental.

China fue la mayor fuente de visitantes internacionales a Australia el año pasado, con 1.4 millones de turistas que gastaron 13,400 millones de dólares, según IHS Markit.

Aunque los especialistas creen que el turismo se recuperará como lo ha hecho anteriormente, están divididos sobre el tiempo que tardará. Citando el brote de SARS en el 2003, Tourism Economics espera que pasen cuatro años, mientras que el Consejo Mundial de Viajes y Turismo dice que generalmente toma 19 meses.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas