Entre los significados más relevantes que se la atribuyen a la simbología del color amarillo a menudo se citan la creatividad, la energía, el optimismo y la alegría. Cualidades que, sin duda, no solo intentan trasmitir los colores oficiales que portan los aviones de Spirit Airlines, sino también porque coinciden plenamente con la cultura de trabajo que se respira en todos los niveles de la empresa, desde sus empleados en el servicio directo con los pasajeros hasta el ejecutivo de más alto rango.

Te puede interesar

Camilo Martelo, actual director de aeropuertos internacionales, es una muestra fehaciente de lo anterior. Precisamente, porque Martelo es uno de esos hombres que saben tomar sus decisiones con anticipación, este joven ejecutivo de origen colombiano, antes de abordar la nave laboral de Spirit Airlines, tenía sus metas personales muy bien trazadas y también muy claro el sentido por donde anhelaba orientar sus mayores esfuerzos.

Trabajo y espíritu

“Siempre quise tener el trabajo que tengo. Llegué a la compañía en un momento en que ya esta se encontraba en una etapa de crecimiento, y me ofreció la oportunidad de desarrollarme profesionalmente”, asegura el directivo, quien, al momento de vincularse formalmente con Spirit en 2007, acumulaba una larga experiencia en la industria.

Camilo valora muy en alto la posibilidad que recibió para aprender, perfeccionar y elevar sus conocimientos, además de integrarse en un modelo de trabajo que reconoce y retribuye la constancia del empeño individual. “El negocio en la industria de aerolíneas no es solamente hacer volar un avión. Es también lo que puedes hacer tú para que esos aviones se llenen y que tu cliente crea en tu producto, repita y siga volviendo”, enfatiza.

Añade que su presencia en Spirit, del mismo modo, le ha permitido colaborar y comprometerse en otros proyectos de gran impacto social. “Voy a ser partícipe del «Honor Flight South Florida 2020», donde trasportaremos a veteranos de las fuerzas armadas de EEUU a Washington” y explica que, de hecho, son la aerolínea oficial del Honor Flight, que es una organización que atiende, ayuda y ofrece apoyo a los veteranos de guerra. También revela lo significativo que resultan este tipo de eventos para los empleados, pues han llegado a compartir junto a ex combatientes de la II Guerra Mundial con casi de 100 años de edad.

No obstante, explica Martelo que, ésta, es apenas una de las muchas iniciativas que la compañía desarrolla de forma directa con la comunidad. La aerolínea cuenta con su propia organización de ayuda humanitaria (Spirit Airlines Charitable Foundation) a través de la cual también se auspician actividades en los países allí donde operan. Esto les ha permitido establecer un contacto mucho más cercano y directo con las personas y, al mismo tiempo, les ha posibilitado sensibilizarse de cerca con los problemas que los afectan.

Es, además, una oportunidad para corresponder y retribuir “a nuestra comunidad, que nos ha apoyado tanto”, apunta Camilo. “Es muy lindo”, subraya emocionado, y agrega que, “una de las cosas que nosotros hacemos cuando llegamos a un mercado, y que es parte de nuestra visión como compañía, es agradecerles su apoyo”.

Ejemplo de esto ocurrió recientemente en Zipaquirá, una población cercana a Bogotá, donde Spirit Airlines donó los fondos necesarios para la construcción de seis salones de clases al Colegio Mano Amiga, los cuales, precisa Marcelo, se revertirán en la enseñanza de los niños y “van a contribuir a dar más educación a familias de bajos recursos en Zipaquirá”.

El cliente primero

Empero, justo es esa misma comunidad, cuando se transforma en cliente, la que también sigue siendo una prioridad. Por tal razón, manifiesta el director de aeropuertos internacionales, que Spirit Airlines ha mostrado mucho en interés en mejorar sus servicios de un modo continuo y permanente durante los últimos años.

“Nuestro negocio es conectividad, y no solamente conectamos a nuestros clientes con sus destinos, sino con sus familiares y amigos, pero de igual forma tenemos una conexión directa con ellos, tan es así que los escuchamos activamente en todas sus sugerencias”, apostilla.

En tal sentido, detalla el trabajo que realizan para el rediseño de la cabina con sillas de mayor acolchonamiento y mejor confort, donde el pasajero podrá reclinarse hasta un ángulo de 24 grados, y donde, además, el asiento del centro tendrá una pulgada más de ancho, lo que posibilitará que la persona pueda adoptar una postura mucho más cómoda.

Tampoco se han descuidado otros incentivos. “Empezando por unas tarifas asequibles -resalta Martelo-, pero también aviones nuevos o tecnología que le permite al cliente interactuar con nosotros en cualquier momento”. Y, del mismo modo, refiere los esfuerzos desplegados para que los pasajeros vivan una experiencia más fluida cuando se encuentren en los aeropuertos, así como la labor de empoderamiento realizado para facilitar la disponibilidad de muchos servicios por medio de aplicaciones tecnológicas, el empleo de WhatsApp, u otras iniciativas.

Volar a menos costo

Aunque comenzó como una empresa de vuelos charter en Detroit, Michigan, hoy Spirit Airlines ejecuta alrededor de 600 vuelos diarios hacia 75 destinos, de los cuales más de 20 corresponden a Latinoamérica. La flota, cuyas oficinas corporativas se radicaron en Miramar, condado de Broward, hacia el año 2000, administra varios modelos de la familia Airbus A320 y, de acuerdo con Martelo, proyecta aumentar su capacidad con la compra de nuevos aparatos hasta el 2021.

Mas, la razón por la que Spirit se reinventó de modo exitoso desde el 2007 radicó en su visión de presentar una oferta innovadora y personalizada. “El cliente es el que decide realmente cuánto puede gastar, o cuánto quiere gastar”, puntualiza Camilo, y destaca como son los consumidores quienes pueden crear su propio paquete al acceder a una amplia variedad de precios y opciones, de acuerdo con la necesidad y el presupuesto que tengan disponible para realizar el viaje.

Según Martelo fue una propuesta que tuvo mucha aceptación, lo cual les favoreció en gran medida para poder enfrentar un negocio dominado por las aerolíneas tradicionales. “Vimos la necesidad, los precios tan altos en el mercado, y nos dimos cuenta de que la gente estaba buscando esa opción diferente”, acota.

A pesar de que poco después otras aerolíneas comenzaron a introducir medidas similares en sus ofertas, Camilo es de la opinión que Spirit Airlines no se expandió para rivalizar contra los demás sino para emular consigo misma, “porque llegamos con un producto diferente” y porque “eso valida el éxito y lo acertado que fue nuestra propuesta. Hoy en día nos demuestra que fue muy exitosa y sigue siendo exitosa”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas