WASHINGTON - Líderes demócratas del Congreso de la nación presentaron este lunes un plan para suspender el límite de endeudamiento de Estados Unidos, luego de que el Gobierno advirtiera sobre las dramáticas consecuencias que podría acarrear una falta de decisión del poder Legislativo.

Esto implicaría, acorde a informes emitidos por expertos, que los demócratas estarían dispuestos a aumentar los límites de endeudamiento de la nación.

Te puede interesar

El proyecto de ley también proveería fondos para el Gobierno y diferirá el "shutdown", o cierre, como se conoce a la parálisis de servicios públicos que puede ocurrir cuando el Congreso no acuerda sobre el presupuesto antes del 30 de setiembre.

La iniciativa, que permitiría al Gobierno funcionar hasta diciembre, también prevé suspender la limitación de endeudamiento "hasta diciembre de 2022", explicó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en un comunicado.

Advertencias

De esta manera, el Congreso se convierte en escenario de una batalla política en EEUU para subir límite de endeudamiento propuesto por los demócratas. La Casa Blanca, mediante controversiales argumentos, amenaza con una "crisis financiera histórica" si demócratas y republicanos no llegan a un acuerdo en el Congreso sobre el aumento del tope de endeudamiento del país.

La falta de entendimiento impediría a Estados Unidos honrar sus compromisos financieros ya a mediados de octubre.

Sin embargo, hay analistas que estiman que la verdadera crisis financiera la ha agudizado el propio gobierno al entregar billones de los fondos federales para programas sociales y planea incrementarlos aún más en la propuesta de 3,5 billones de dólares de Biden.

La deuda, que superaría los $30 billones (trillions en inglés) si se aprueba el plan de casi $6 billones de presupuesto presentado por el presidente Joe Biden, es una de las causas de la desaceleración económica, junto a la inflación.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, describió un preocupante panorama en una columna publicada en el influyente The Wall Street Journal, sobre las consecuencias que derivarían de una ausencia de acuerdo en el Legislativo: las tasas de interés de la deuda estadounidense se dispararían, la bolsa caería, y decenas de millones de soldados y jubilados no tendrían ingresos. Además, podría ocurrir una nueva recesión con millones de empleos perdidos.

Economistas tildan este tipo de "chantaje" como el ardid común para ampliar el margen de endeudamiento del país que en los últimos 15 años ha superado todas las expectativas, acercándose cada vez más a un abismo del que sería casi imposible salir.

Desde las últimas tres décadas se ha subido el límite de la deuda como un juego de barajas. Ahora la administración Biden pide lo mismo con un plan sobre la mesa con gastos del dinero de los contribuyentes en sectores totalmente improductivos, lo que proseguiría el alarmante camino de la deuda de EEUU sin vislumbrar algún punto final.

A pesar de todo lo anterior, la secretaria del Tesoro advierte que "si no se aumenta el límite de endeudamiento del Estado federal, podría haber graves consecuencias para la economía estadounidense y también para la economía mundial, que trata de levantarse del golpe de la pandemia de coronavirus". Según ella, es lo más importante.

En agosto del 2019, el tope de deuda estadounidense fue suspendido gracias a un acuerdo entre el entonces presidente Donald Trump y los demócratas del Congreso. Pero una cota está nuevamente en vigor desde el primero de agosto, en 28,4 billones de dólares.

Ya el 8 de septiembre Yellen alertó que Estados Unidos podría quedarse corto de fondos "durante el mes de octubre"

Actualmente, el gasto federal no tiene precedentes

Aunque el Congreso tiene la prerrogativa de aumentar este límite de emisión de deuda, los demócratas podrían por sí solos aprobar un nuevo techo con sus votos.

Desde los años 1960 el problema es recurrente: este tope de endeudamiento fue aumentado o suspendido unas 80 veces. Solo durante el mandato de Trump (2017-2021) fue suspendido tres veces por el Congreso.

Pero los republicanos rechazan aprobar un nuevo aumento, disgustados con los gigantescos planes de inversión que impulsa el presidente Joe Biden, calificados por muchos republicanos de "innecesarios y contraproducentes" frente a la recesión que atraviesa el país generada por la pandemia de COVID-19.

Los demócratas "quieren que les ayudemos a abrir el camino a su programa destructor de empleos, a lo cual nos oponemos", declaró el jefe de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell.

El fantasma del "default"

"El país no debe entrar en default. El techo de la deuda deberá subir. Pero hacerlo es responsabilidad de aquellos a quienes el pueblo estadounidense eligió", argumentó la semana pasada el propio McConnell en el sitio de actualidad política Punchbowl News, dando a entender que los demócratas deberán arreglárselas solos para conformar mayoría.

Los demócratas desean contar con los votos republicanos, pero están listos a votar el aumento del límite de la deuda mediante un procedimiento que les permite pasar sus proyectos de ley con su estrecha mayoría en el Congreso.

"Tardar demasiado" en aumentar la capacidad de endeudamiento de Estados Unidos "no es aceptable", añadió Yellen. "Recién salimos de la crisis. Evitemos recaer en una situación totalmente evitable", concluyó la funcionaria.

Estados Unidos no había entrado en una moratoria hasta el 2011, durante la presidencia Barack Obama, cuando el estancamiento en el Congreso llevó entonces a la agencia calificadora Standard and Poor's a retirar la nota "AAA" a la deuda estadounidense.

La subida del límite de la deuda es un problema al que se le echa combustible cada vez que el Congreso agranda el margen de operaciones con un monto ya catastrófico. EEUU paga anualmente más de 660,000 millones en intereses.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.02%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.37%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
54002 votos

Las Más Leídas