WASHINGTON — La economía estadounidense entró en recesión en febrero al tiempo que la pandemia del nuevo coronavirus azotaba al país, declaró un grupo de economistas el lunes.

Los economistas afirman que el empleo, los ingresos y los gastos alcanzaron un punto máximo en febrero para desplomarse poco después mientras la propagación viral causaba el cierre de negocios por todo el país, marcando el inicio de una recesión después de casi 11 años completos de crecimiento económico.

Te puede interesar

Un comité dentro del Buró Nacional de Investigación Económica, un grupo investigación comercial, determina cuándo inician y terminan las recesiones. En términos generales, define una recesión como “un declive en la actividad económica que dura más de unos pocos meses”.

Por esa razón, el Buró generalmente espera más tiempo antes de decidir si la economía se encuentra en recesión. En la recesión anterior, el comité no declaró que la economía estuviera viviendo una hasta diciembre de 2008, un año después de que inició. Pero en este caso, el Buró indicó que el colapso en el empleo y los ingresos fue tan marcado que permitió que se tomara una determinación más rápidamente.

“La magnitud sin precedentes del declive en el empleo y la producción, y su alcance hacia toda la economía entera, justifica la designación de este episodio como una recesión, pese a que resultó ser más breve que las contracciones anteriores”, explicó el panel del Buró.

De acuerdo con la manera como el Buró define las recesiones, inician en el mismo mes que termina la expansión previa. Dado que la economía tuvo un auge en febrero, ese fue el mes en que la recesión inició oficialmente, y no en marzo, cuando el desempleo comenzó a dispararse.

Los mercados bursátiles reaccionaron poco el lunes a la declaración del Buró. Febrero fue cuando el mercado fijó sus propios máximos históricos antes de desplomarse en una severa recesión de la cual se ha recuperado casi por completo, gracias a un extraordinario estímulo y medidas de respaldo de la Reserva Federal y del Congreso, al igual que las expectativas de que la peor parte del sufrimiento económico han quedado atrás.

La tasa de desempleo oficialmente es de 13,3%, inferior al 14,7% de abril. Ambas cifras superan a la de cualquier otro declive económico desde la Segunda Guerra Mundial. Una medida más extensa del subempleo, que incluye a quienes han dejado de buscar trabajo y quienes han sido enviados a un estatus de empleado de tiempo parcial, se encuentra en 21,2%.

El viernes, el gobierno informó que los empleadores agregaron 2,5 millones de empleos en mayo, un incremento inesperado que indica que la pérdida de plazas laborales pudo haber tocado fondo. Una recesión termina cuando el empleo y la producción empiezan a repuntar, no cuando alcanzan sus niveles previos a la recesión. Por lo que es posible que la recesión, técnicamente, llegue pronto a su fin.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas