miércoles 25  de  enero 2023
EUROZONA

El dólar se consolida frente al euro

El empeoramiento de las perspectivas económicas para la eurozona y la incertidumbre por la situación política en Italia debilitaron más la moneda.

El cambio del euro frente al dólar, que el miércoles llegó a situarse brevemente por primera vez desde 2002 por debajo del valor del 'billete verde', continuaba debilitándose este jueves.

El empeoramiento de las perspectivas económicas para la eurozona y la incertidumbre por la situación política en Italia debilitaron más la moneda.

De este modo, el euro llegaba a caer hasta los 0,9952 dólares, un descenso superior al 1% respecto del cierre de la sesión de ayer, lo que amplía a más del 12% la depreciación acumulada por la moneda común europea frente a la estadounidense en lo que va de 2022.

El gestor Robbie Boukhoufane, de Schroders, señala que la economía estadounidense es mucho más autosuficiente (que la eurozona) respecto a los mercados de materias primas clave, en particular el gas natural.

Al mismo tiempo, el aumento de la inflación está lastrando el crecimiento a nivel mundial, lo que está llevando a los inversores a buscar la seguridad del dólar estadounidense.

"La mayoría de los bancos centrales se apresuran a aplicar tipos neutros para contener la inflación. Sin embargo, la Reserva Federal (Fed) se mueve mucho más rápido que el Banco Central Europeo, lo que ha llevado a un diferencial de tipos de interés de alrededor del 3% basado en los tipos de mercado actuales", explica.

La Fed comenzó la normalización de su política monetaria en marzo, con una subida de 25 puntos básicos, a la que siguieron alzas de 0.50 y 0.75 puntos básicos, respectivamente, en las dos reuniones siguientes, mientras que el BCE acometerá su primera subida de tipos en 11 años la semana que viene, cuando elevará la tasa en 25 puntos básicos.

Por otro lado, la Comisión Europea ha publicado este jueves sus nuevas proyecciones macroeconómicas, que contemplan una escalada a niveles "históricos" de la inflación al 7,6% en 2022, mientras que han rebajado una décima el pronóstico de crecimiento del PIB, al 2,6%.

Para 2023, Bruselas espera que la inflación se modere al 4% en la zona euro, lo que supone un aumento respecto al 2,7% de las previsiones de mayo, y que el PIB limitará su expansión al 1,4%, frente al 2,3% previsto anteriormente.

"El mercado de divisas ya está descontando un escenario de crecimiento pesimista para Europa, pero si el racionamiento de gas se convierte en una realidad, la tendencia del euro frente al dólar será aún más negativa", apunta Boukhoufane.

No obstante, el experto anticipa que a medida que los datos económicos se debilitan y la inflación se modere, cualquier señal de que la Fed está cerca de alcanzar el punto máximo de ajuste monetario aliviará parte de la presión alcista sobre el dólar. "Sin embargo, todavía no hemos llegado a ese punto", advierte.

FUENTE: EUROPA PRESS

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar