viernes 2  de  diciembre 2022
EEUU/RECESIÓN

Inflación baja en agosto, pero continúa bastante alta

Los precios al consumidor aumentaron 8,3% en agosto en comparación con el año anterior y cayeron desde la cifra de 8,5%

Por REDACCIÓN 13 de septiembre de 2022 - 11:22

WASHINGTON — Una caída en los precios de la gasolina por el bajo consumo y los autos usados desaceleraron la inflación de Estados Unidos en agosto por segundo mes consecutivo. Sin embargo, los analistas esperaban un descenso mayor.

Los precios al consumidor aumentaron 8,3% en agosto en comparación con el año anterior. Aunque siguen siendo muy altos, fue inferior al salto de 8,5% en julio y al máximo de casi cinco décadas de 9,1% en junio. Sobre una base mensual, los precios subieron 0,1%.

La inflación subyacente, es decir, la que excluye los rubros volátiles de alimentos y energía, fue de 0,6% entre julio y agosto, más de lo que vaticinaban muchos expertos y prueba de que perduran las presiones inflacionarias.

La inflación sigue siendo mucho más alta de lo que han visto los estadounidenses, lo que presiona aún más a la Reserva Federal para más subidas de tasas de interés. Se prevé que la próxima semana el banco central anuncie otro aumento de las tasas de interés de 0.75% y sería el quinto incremento y el tercero de 0.75%, lo que redundará en préstamos más costosos para individuos, inversionistas y empresas.

Tras conocer el anuncio, las acciones en Wall Street abrieron en baja debido a que los mercados esperaban una mayor caída en la inflación.

El índice S&P 500 retrocedía 2,3% en las primeras operaciones, tras subir durante cuatro días consecutivos. Los precios de los bonos también cayeron bruscamente, elevando sus rendimientos.

La inflación ha provocado un aumento en todos los precios de enseres básicos, en los alquileres y las tarifas energéticas, agobiando a millones de familias y generando un pesimismo generalizado hacia la economía, pese a un desempleo bajo.

Respecto a julio, los precios de la gasolina cayeron un 10,6%. Los de los alimentos, por el contrario, aumentaron un 0,8% en un mes, e incluso un 11,4% interanual, la mayor subida desde 1979.

Aún si la inflación ha llegado a su cúspide, los economistas vaticinan que tardará unos dos años o más para que descienda a la meta de la Fed de 2% anual. Lo más probable es que en los meses próximos sigan aumentando los precios de productos, alquileres y servicios como la atención médica.

Los republicanos y economistas culpan de la inflación al paquete de estímulo económico de 1,9 billones de dólares aprobado por el presidente Joe Biden el año pasado y su ataque directo contra la industria del petróleo estadounidense con su política de cambio climático, junto a 11.2 millones de puestos de trabajo vacantes en el país.

La escasez de trabajadores sigue siendo una preocupación, ya que podría alimentar una peligrosa espiral salarial.

En un análisis, Rubeela Farooqi de High Frequency Economics estima que los últimos datos confirman que "la inflación sigue siendo inaceptablemente alta" y predice "otro aumento agresivo de tasas" la próxima semana.

FUENTE: Con información de AFP y AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Las más leídas

Una madre y su hija miran los precios de productos cárnicos en un supermercado.

Te puede interesar