WASHINGTON- El presidente del Banco Mundial, David Malpass, acusado en los últimos días de ser un escéptico del cambio climático, aseguró el viernes en una entrevista que no tenía intención de dejar su cargo.

Te puede interesar

"No renunciaré y no lo he considerado", respondió Malpass, interrogado por el medio Político, y agregó que "ninguno" de los estados miembros de la institución internacional había pedido su salida.

El jefe del Banco Mundial dijo estar en contra de la guerra y las campañas de los medios de prensa contra los combustibles fósiles por el supuesto calentamiento global, durante una mesa redonda el martes organizada por el New York Times. Por supuesto, inmediatamente recibió el ataque de la izquierda globalista y de organizaciones que lucran con los fondos de los contribuyentes.

La Casa Blanca, que ha convertido el cambio climático en el eje central de su plataforma de extrema izquierda, condenó las declaraciones del máximo jefe del Banco Mundial en un mundo que se aleja cada vez más de la democracia y si no estás de acuerdo con la corriente de izquierda socialista que se ha puesto de moda ahora, buscan todos los medios para callarte o que renuncies a tu cargo.

Desafortunadamente, pensar contrario a lo que diga la élite globalista se ha convertido en un gran pecado. ¿Democracia? ¿Libre pensamiento y expresión?.

"Condenamos los comentarios del presidente" del Banco Mundial, dijo el viernes la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, aunque advirtió que "reemplazarlo requiere el acuerdo de la mayoría de las partes".

Interrogado en la mesa redonda acerca de una declaración del exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore, que lo acusó de ser un negacionista del cambio climático, Malpass se negó en varias oportunidades a decir si creía que las emisiones provocadas por la actividad humana estaban calentando el planeta.

"No soy un científico", afirmó.

Pero, bajo críticas crecientes, Malpass aclaró su posición el jueves y lo hizo nuevamente el viernes.

"Está claro que las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la actividad humana se están sumando, están causando el cambio climático", declaró a Político. "Entonces, la tarea para nosotros, para el mundo, es reunir los proyectos y la financiación que realmente tengan un impacto".

En una entrevista con CNN un día antes, Malpass también había reconocido que el cambio climático procedía de "fuentes artificiales, incluidos los combustibles fósiles, el metano, los usos agrícolas y los usos industriales".

"No soy un negacionista", aseguró.

A pesar de sus esfuerzos por controlar la polémica, la espuma no ha bajado y la Unión de Científicos Preocupados fue el grupo más reciente en pedir que el jefe del organismo sea reemplazado.

"Las personas que viven en el Sur Global merecen que el Banco Mundial sea liderado por un defensor acérrimo del ambiente, no por alguien que no ha dedicado tiempo suficiente con el profundo equipo de científicos y expertos del banco para entender los hechos más básicos sobre las causas del cambio climático", reclamó la presidenta del grupo, Johanna Chao Kreilick, en un comunicado.

"Malpass debe ser reemplazado inmediatamente", añadió.

Así de intransigentes y antidemocráticos son todos los grupos ambientalistas y gobierno que financian a estas organizaciones con fondos de los impuestos que pagan los contribuyentes.

El jefe del Banco Mundial es tradicionalmente un estadounidense, mientras que el líder del otro gran prestamista internacional, el FMI, tiende a ser europeo.

Malpass es un veterano de las administraciones republicanas y fue designado en 2019 bajo la presidencia de Donald Trump, así que de ahí llega el acoso que recibe desde hace años. La cacería no es solo contra el expresidente Trump, sino contra todo lo que huela a republicano y aliado del predecesor de Joe Biden. Por supuesto, con el total apoyo de la prensa izquierdista en todo el planeta, la vocera de los planes globalistas de la extrema izquierda estadounidense.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
27335 votos

Las Más Leídas