En el mundo del negocio inmobiliario la compañía Keller Williams Realty presume de ser la compañía que mejor entrena a sus agentes. Para ello ha desarrollado su propio sistema para dotar a sus asociados con el conocimiento necesario para enfrentar con éxito los posibles escenarios y facetas del negocio.

Ese estilo de trabajo les ha permitido resultados notables. Keller Williams Realty, a los 35 años de fundada, asegura estar posicionada como la número uno a nivel global en el negocio de los bienes raíces.

DIARIO DE LAS AMÉRICAS se desplazó a la primera oficina de Keller Williams abierta en Miami para hablar con Dagoberto Castillo, líder de equipo y consultor de estrategias de negocio.

¿Por qué tanta algarabía, qué celebran aquí?

Hay muchas razones para celebrar. Esta compañía fue fundada en el 1983 por Gary Keller en Austin, Texas, con 32 agentes y hoy estamos celebrando nuestro 35 aniversario. Pero coincidiendo con esta importante fecha se nos informó que hemos alcanzado el más ambicioso objetivo de cualquier compañía. En 2017, nuestros 155,000 agentes de EEUU cerraron más de 1 millón de unidades, generaron más de $300.000 millones en ingresos por ventas.

Lo que significa que hemos alcanzado la trifecta.

¿Qué es la trifecta?

Trifecta es un término utilizado en las carreras de caballos, cuando un apostante logra adivinar el orden de los tres primeros caballos. Pues nuestra compañía, que ya era la número uno en el mundo por cantidad de agentes asociados, se había propuesto alcanzar dos metas: el primer lugar en volumen de negocio y el primer lugar en número de unidades tramitadas. Con las cifras logradas durante el pasado año nos hemos convertido en los número uno en agentes asociados, en volumen de negocio y en cantidades de unidades vendidas. Cuando una empresa alcanza la trifecta solo existe una lectura y es lo que festejamos hoy. Somos la primera compañía de la industria a nivel mundial.

¿Cómo se logra alcanzar cada una de esas metas?

Esta empresa ha tenido las ideas claras desde el principio. Lo principal era crear un ambiente de productividad para nuestros asociados y una cultura donde prevalezca la figura del agente. En esa filosofía el equipo de liderazgo sólo constituye un soporte para catalizar sin interferir en los negocios de los asociados. Esa es la forma de garantizar el máximo potencial de los agentes.

Por otra parte, Keller Williams provee la mejor educación del mercado. Recientemente hemos sido reconocidos como la compañía número uno a nivel mundial en entrenamiento, más allá del marco de nuestra industria. Cuando un asociado logra el entrenamiento adecuado y tiene el mejor soporte de su empresa solo cabe esperar el éxito.

¿Qué esperamos para el futuro de la compañía?

Llegar a esta posición ha sido muy importante. Ahora que todos los ojos están sobre nosotros, es vital seguir enfocándonos en la iniciativa de crecimiento que comenzamos en 2011. A partir de ahora, seremos pioneros y la meta será redefinir con nuestra experiencia esta industria. El futuro está muy ligado a la tecnología. Y estamos seguros de que su dominio e incorporación nos permitirá elevar la calidad de los servicios que dispensamos a nuestros clientes.

Aprovecho su condición de consultor para que explique cuál es la situación actual del mercado de bienes raíces en Miami-Dade.

Cuando hablamos del mercado inmobiliario es importante entender que es un fenómeno con una implicación muy local y dentro de un mismo condado la situación puede variar en dependencia de la ubicación de la propiedad y del tipo de producto que estemos analizando.

En este momento se aprecia un exceso de inventario en los condominios de nueva construcción. Con el agravante de que, a pesar de la acumulación existente, siguen anunciando nuevos proyectos. Todos los indicadores señalan que en un futuro próximo este mercado comenzará a deprimirse. Y se producirá una desaceleración que se mantendrá mientras sigan entrando nuevas construcciones bajo las actuales condiciones.

Pero no debemos alarmarnos, existe una gran diferencia entre lo que está sucediendo hoy día y lo que vivimos en el año 2008. Actualmente los compradores de los condominios de lujo depositaron, al menos, la mitad del coste de la propiedad. Por ello no esperamos ver el flujo de foreclosure y short sale que se registró durante la pasada crisis. La realidad es que existe un gran dinero respaldando estos productos.

Por otra parte, en esta ocasión los bancos han sido más inteligentes y precavidos en la forma de financiar los nuevos proyectos. Además, los constructores han previsto ciertas contingencias para vender de manera responsable. Se aseguraron con la exigencia de un depósito importante a la hora de separar las unidades en venta y han creado un mecanismo restrictivo para evitar que un intermediario revenda uno de estos apartamentos con solamente tener un contrato firmado, sin haber concluido la compra. Estas medidas están protegiendo la estabilidad de la industria.

Aunque el futuro siempre es incierto, pienso que el mercado de las casas unifamiliares en el condado de Miami-Dade goza de buena salud. El precio promedio de estas propiedades se encuentra por debajo de los 600.000 dólares.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario